Apertura del año judicial

El presidente del TSJA a los ciudadanos ante la crisis: "Pueden contar con sus jueces como aliados de sus derechos"

  • Lorenzo del Río recuerda el compromiso de la Justicia en otros periodos de crisis, a pesar de poner de relieve la escasez de recursos y la falta de compromiso político para modernizar el sistema

El presidente del TSJA reclama reformas urgentes para subsanar las carencias del sistema judicial que el coronavirus ha dejado al aire El presidente del TSJA reclama reformas urgentes para subsanar las carencias del sistema judicial que el coronavirus ha dejado al aire

El presidente del TSJA reclama reformas urgentes para subsanar las carencias del sistema judicial que el coronavirus ha dejado al aire / Efe

Este año no hay acto solemne de apertura del año judicial en Andalucía. Pero el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, no ha querido renunciar al tradicional discurso en el edificio de la Real Chancillería de Granada en el que también es costumbre que destaque los principales problemas de la justicia, las reivindicaciones al poder ejecutivo y apelaciones directas a la ciudadanía. En el año de la pandemia, el mensaje por escrito ha tenido un poco de todo esto, pero destaca el ofrecimiento a toda la sociedad para que el poder judicial sea útil en estos momentos difíciles: "Pueden contar con sus jueces como aliados de sus derechos". 

El presidente del TSJA ha destacado en su discurso remitido a los medios de comunicación el "empeño" de la judicatura en continuar amparando los derechos y libertades de la ciudadanía, como ya lo hizo "en otras épocas, no muy lejanas, en que la crisis económica nos sumió también en la adversidad". Es una posible alusión a los posicionamientos judiciales que se han sucedido en los últimos años en contra de los intereses de poderes económicos como la banca. 

El ofrecimiento a los ciudadanos para que cuenten con "sus jueces" es una forma de pedir a la sociedad que no pierda la confianza en la justicia, pero advierte Del Río también que han de contar con "la precariedad con que, a menudo, nos vemos abocados a desempeñar nuestra difícil función".

Ante estas dificultades, el máximo responsable de la judicatura en Andalucía apela a un "mayor esfuerzo" de los profesionales que desempeñan su actividad en el ámbito de la justicia. También, y en nombre de toda la judicatura andaluza, se ha unido "al sentimiento de muchos conciudadanos, sometidos a duras experiencias durante la grave crisis sociosanitaria" y a la felicitación y al agradecimiento por "la entrega de tantos colectivos al buen hacer, serio y responsable".

El discurso de Lorenzo del Río ha vuelto a incidir, como en cada ocasión, en las graves carencias de la justicia, pero que este año se han agudizado. La crisis sanitaria, social y económica derivada de la pandemia de coronavirus ha vuelto a poner de relieve "la falta de modernización del poder judicial", así como sus "límites" y su "fragilidad", dada "la gravedad de las deficiencias ya existentes".

Para reconducir esta situación, el presidente del TSJA reitera que son necesarios "significativos cambios legislativos y organizativos".  Las carencias que se acumulan año a año ponen de relieve "falta de compromiso suficiente por parte de quienes ostentan la responsabilidad de dotar" a la justicia de "los medios necesarios y de gestionarlos y organizarlos de manera eficiente".

En esta declaración, Del Río vuelve a pedir que "que no se demoren los proyectos de modernización interrumpidos hace más de diez años". Hay que avanzar también en "el desarrollo y puesta en marcha de una organización de trabajo colegiado, que permita la mejor gestión y un aprovechamiento más eficaz de los recursos personales, todo ello en un entorno de infraestructuras adecuadas en los actuales partidos judiciales".

Serían "inversiones rentables, porque inmediatamente se percibirían los resultados", añade Lorenzo del Río, quien ha aseverado que el actual "puede ser ya el tiempo en que se sienten las bases de esa reforma y mejora de la Justicia que todos ansiamos y tanto se está haciendo de rogar". Para ello, ha pedido "una vez más voluntad política y apoyo ciudadano para este empeño que no es corporativo, sino constitucional".

Del Río ha enumerado también otras peticiones tradicionales como la consolidación el expediente judicial digital, así como la integración de las diferentes plataformas de gestión procesal para preservar la eficacia del sistema en todo el territorio.

"Ojalá podamos ver, por fin, una nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal y consumada la reforma de nuestro proceso penal, que responde a un modelo superado por la realidad y disfuncional. Y, cómo no, confiemos en contar a muy corto con un sistema equilibrado de resolución de conflictos", añadía en su declaración institucional el presidente del TSJA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios