Crisis del coronavirus

La advertencia de las residencias de mayores de Granada: "Test de coronavirus ya o en quince días colapsaremos el sistema sanitario"

  • Denuncian que se han dado casos de residentes enfermos que se infectaron en los hospitales

La queja de las residencias de mayores de Granada: "Test ya o en quince días colapsaremos el sistema sanitario" La queja de las residencias de mayores de Granada: "Test ya o en quince días colapsaremos el sistema sanitario"

La queja de las residencias de mayores de Granada: "Test ya o en quince días colapsaremos el sistema sanitario" / R. G.

"Lo tenemos claro: test ya". Álvaro Morales, responsable del Grupo Alfaguara, que gestiona tres residencias en Granada, reivindica en nombre de todo un sector que sufre como pocos la incidencia del coronavirus. Alerta de que la situación se agrava día a día y exige que la Administración dé respuesta a sus reclamaciones. La primera, facilitar pruebas diagnósticas tanto para personal como para residentes, "Test, pero ya. Si no, en quince o veinte días colapsaremos el sistema sanitario".

Una treintena de residencias de mayores de la provincia comparten sus reivindicaciones y situación a través de un grupo de Whastsapp. Entre ellos, preocupación, indignación y también palabras de aliento para sus trabajadores. "Son héroes", reivindica Morales. En los centros de su grupo se organizan en turnos de trabajo de 72 horas para atender a los residentes. 

Morales se muestra indignado con cómo se gestionan algunos aspectos de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Alega que hay cuestiones de "sentido común" que no se han hecho. "Este es un caso real. Un residente que tiene una patología, nada que ver con el coronavirus. Se le lleva al hospital para su tratamiento y cuando sale no se le hace la prueba, pese a que los hospitales son focos de infección".

El gerente de Grupo Alfaguara añade que desde el centro hospitalario en cuestión se les dijo que no se les hacían pruebas a los que no tuvieran síntomas "porque no están obligados" a hacerlas. La conclusión es que las residencias deben trasladar a sus centros -con otras personas especialmente sensibles por edad y patologías que puedan sufrir- a una persona que puede haberse contagiado.

En su caso, Morales añade que, cuando se le presentó esta situación "lo entendimos como si fuera un positivo" y se decidió establecer una cuarentena. Indica que tienen constancia de que en algunos casos de residentes enfermos por coronavirus éstos se infectaron, precisamente, en estancias hospitalarias. Una vez dados de alta, su regreso a las residencias supuso activar una bomba de relojería. Los hechos están ahí, y cada día se registran fallecimientos de personas con Covid-19 que residen en estos alojamientos.

A esta situación se suma lo afirmado por la ministra de Defensa, Margarita Robles, sobre el hallazgo de residentes fallecidos en las residencias. "Vamos a exigir una disculpa pública", avanza Morales, que aclara que en Granada no se ha producido ningún hecho similar. "Que dé nombres, nos íbamos a sorprender".

Efectivos de la UME en la residencia Balcón de La Zubia. Efectivos de la UME en la residencia Balcón de La Zubia.

Efectivos de la UME en la residencia Balcón de La Zubia. / Efe

Las críticas no sólo van a la titular de Defensa. "Queremos un mando único y directrices claras" exige. Hasta ahora, según Morales, únicamente han recibido instrucciones y más instrucciones, "muchísimos decretos" y la posibilidad de remitir por correo electrónico las necesidades de material que tienen las residencias, 78 en Granada. "¿Es el momento de mandar un mail?", se pregunta. Cree que ese tipo de medidas se tenían que haber tomado antes, para contener la propagación de la pandemia.

La realidad que afrontan los centros de mayores es muy dura. A los casos de enfermos, la falta de medios y preparación o el daño a su imagen -"Conocemos muchísimas residencias y el trato es excelente"- se une que el propio personal tiene que guardar cuarentenas en casa. "Hay residencias con diez y quince personas de baja". El trabajo de atención "se hace con un esfurzo mucho más grande", añade Morales.

Los contagios han llegado a las residencias y el goteo de fallecimientos copa las informaciones, las residencias exigen que se aclare "por qué" los recursos han llegado tarde. "El problema -apunta Morales- es que es un sector totalmente desatendido". Como ejemplo de esa falta de diligencia, indica que la Administración andaluza no comenzó a mandar instrucciones "hasta cuatro o cinco días después de que se declarara el estado de alarma".

La respuesta dada por la Junta -recientemente la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, aseguró que "no hay una situación de emergencia en estos momentos en las residencias andaluzas" y que antes del estado de alarma ya se suspendieron las visitas de familiares y se cerraron los centros de participación activa- no va en la línea de las demandas del sector: "Ahora se les llena la boca, cuando somos víctimas" y "nos han dejado abandonados", critica Morales. 

Desde las residencias se incide en que son hogares, con capacitación y personal para determinadas demencias o cuidados en periodos de convalecencia, pero ahora "quieren que de la noche a la maañana seamos un hospital". A esto se une la falta de formación y recursos. "Hay quien ha ido a comprar mascarillas y guantes" y no han podido surtirse.

"Queremos que si hay un positivo lo lleven al hospital. Y eso no se está haciendo. Y test. Test ya".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios