Constitución del Ayuntamiento de Granada

El segundo paso atrás de Sebastián Pérez

  • En 2016 también tuvo que aparcar sus aspiraciones a la Alcaldía depués de una llamada de Fernando Martínez Maíllo, que le instó a dimitir como teniente de alcalde cuando tenía serias posibilidades de alcanzar la Alcaldía tras el caso Nazarí

El segundo paso atrás de Sebastián Pérez El segundo paso atrás de Sebastián Pérez

El segundo paso atrás de Sebastián Pérez / Álex Cámara

Luis Salvador ha ganado la partida a Sebastián Pérez en una de las negociaciones políticas más duras y complicadas que se recuerdan en esta ciudad.

Al final el candidato del PP ha tenido que dar su brazo a torcer por las presiones de la dirección de su partido, aunque la noche antes casi había dado por hecho que su nombre sería el del octavo alcalde democrático de la ciudad.

Es el segundo paso atrás del presidente provincial del PP. En 2015, Cs permitió el cuarto mandato de Torres Hurtado con la premisa de que, al año, debería dimitir. Sebastián Pérez estaba preparado para tomar el testigo, pero explotó la operación Nazarí y de nuevo una llamada de Madrid, en este caso de Fernando Martínez Maíllo, por entonces número 2 del partido, le hizo dimitir como teniente de alcalde y ‘heredero’ de la Alcaldía.

Y ahora, otra llamada desde la capital de España de Teodoro García Egea ha vuelto a desviar su camino hacia plaza del Carmen.

Sebastián Pérez estuvo ayer jovial durante el pleno de investidura, con risas continuas. Detrás, Luis Salvador con expresión circunspecta.

Pero el que ha reído el último ha sido Luis Salvador, nuevo alcalde de Granada con la suma de los 4 concejales de Cs, los 7 del PP y 3 de Vox.

La gran pregunta que flotaba en el aire después de desvelarse el nombre del alcalde en la misma votación es si este mandato tendrá dos alcaldes y Sebastián Pérez tomará el testigo en 2021, aunque este punto no está confirmado ni firmado y tendrá que negociarse en los próximos días.

Las negociaciones se desarrollaron hasta los minutos antes del pleno en el Hotel Melia y es aquí donde Pérez, finalmente, ha tenido que ceder en sus aspiraciones, un duro golpe para el presidente provincial del PP que, en este escenario, afrontará en julio la resolución del recurso presentado contra la suspensión del Congreso Provincial del PP en el que renovó como presidente del partido.

Después de días de calma chicha, sin movimientos ostensibles en los partidos, todo saltó por los aires cuando se conoció que PP y Cs negociaban a nivel regional la investidura como alcalde del candidato naranja, Luis Salvador, en el marco de las negociaciones a nivel global que mantenían.

Con esta salida en principio se superaba el poco deseo de Vox de apoyar al candidato popular Sebastián Pérez, aunque al final este partido terminó por no poner ese veto. Llegado ese momento, Sebastián Pérez, el candidato del PP, se enrocó en su postura de que o era alcalde o pasaba directamente a la oposición.

Con esta tensión se llegó al decisivo viernes, donde Luis Salvador siguió jugando sus cartas de cara a sus aspiraciones de ser el octavo alcalde de Granada.

Por la tarde se reunió con el candidato de Vox, Onofre Miralles, en el piso de un amigo común, donde el representante del partido de Santiago Abascal comprometió los tres concejales de Vox para apoyar la candidatura de Luis Salvador.

Después se reunió con Sebastián Pérez en el hotel Meliá en una tensa reunión en la que ambos se aferraron a sus aspiraciones a la Alcaldía y de la que salieron por separado a altas horas de la noche.

Entremedias, Vox dio a conocer un decálogo de medidas que en la práctica suponía aceptar un pacto a la andaluza dejando la decisión del nombre del próximo alcalde a PP y Cs, sin vetos.

Con este balón de oxígeno, Pérez declaró a los medios que “presumiblemente” sería el próximo alcalde de Granada. Después emplazó a una reunión el mismo sábado para rubricar el documento, reunión en la que al final no estuvo presente Vox y que ha sido un tira y afloja entre Pérez y Salvador.

Pero en paralelo, la negociación más crucial se desarrollaba la noche del viernes en Madrid, entre los líderes nacionales. A primera hora del sábado Teodoro García Egea trataba de localizar por teléfono a Sebastián Pérez para indicarle el nombre que tenía que poner en su papeleta. Así conocieron los miembros del grupo del PP local la noticia de quién sería el próximo alcalde. Y finalmente, Luis Salvador ganó el pulso a Sebastián Pérez, con el impulso de Cs y del PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios