granada cf | rayo majadahondaMARTÍNEZHHH

Contundente y eficaz en las dos áreas

  • Martínez debutó como titular en un partido en el que fue de menos a más hasta encontrar el premio del gol

El central sevillano del Granada CF anima a sus compañeros en una acción del encuentro de ayer. El central sevillano del Granada CF anima a sus compañeros en una acción del encuentro de ayer.

El central sevillano del Granada CF anima a sus compañeros en una acción del encuentro de ayer. / álex cámara

Si algo destacaron a su llegada el pasado mes de agosto fue su determinación en las dos áreas y ayer, en su debut como titular en Liga 1|2|3 con la camiseta del Granada CF, José Antonio Martínez lo demostró. El central sevillano, ex del Barça y cedido a Los Cármenes por el Eibar, fue un muro en defensa, donde no permitió que la delantera del Rayo Majadahonda inquietara en prácticamente ninguna acción a Rui Silva, tan solo cometió un fallo que supo arreglar en una salida del equipo desde atrás y, además, se mostró acertado en el área contraria al rematar en área pequeña el segundo tanto de los rojiblancos al filo del descanso.

Cierto es que en los primeros minutos mostró algo de nerviosismo, también por el buen inicio de los madrileños, quienes llevaron el control del juego e inquietaron con un ataque móvil que hizo perder el sitio en algunos momentos a Germán, guía ayer de Martínez en el eje de la zaga nazarí. Un error propio en la salida del balón (10') casi le costó un disgusto ante la presión de Ruibal, pero recuperó la bola y poco a poco fue asentándose sobre el césped.

Pasada la media hora tuvo su mejor acción defensiva, al cortarle a Enzo Zidane una buena conducción del majadariego, que estuvo a punto de pisar línea de área para intentar fusilar la meta rojiblanca.

El premio a su crecimiento durante la primera parte llegó en el área madrileña. Como si de una referencia en ataque fuera, supo estar en el área pequeña y, pese al agarrón de su marcador, remató de cabeza con fuerza la dejada desde el segundo palo de Germán. Todo el equipo celebró con José Antonio su máximo premio en la primera oportunidad que pisó el área rival.

En la segunda parte, con un Rayo Majadahonda más tímido en ataque y con una referencia más clara ante la entrada de Toni Martínez, el eje de la zaga estuvo aún más solvente; dejando sin posibilidades a sus rivales. Otro dato positivo fue la buena salida de balón que ofreció al equipo. Ante las continuas dudas mostradas en ese ámbito por Germán en muchos partidos, el sevillano solo cometió tres fallos en el pase por un acierto de 28, aunque muchos fueran horizontales o hacia su portero

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios