Getafe-Granada | Resultado y crónica Una lección de la que aprender

  • El Granada cae por 3-1 ante el conjunto de Pepe Bordalás tras una mala primera mitad en la que está más pendiente de anular al rival que de hacer su juego y generar peligro

Antonio Puertas trata de rematar de cabeza junto al central del Getafe Etxeita. Antonio Puertas trata de rematar de cabeza junto al central del Getafe Etxeita.

Antonio Puertas trata de rematar de cabeza junto al central del Getafe Etxeita. / Agencia LOF

"El choque en Getafe requiere de una plan muy concreto". Con esas palabras, Diego Martínez aventuraba un duelo en el Coliseum Alfonso Pérez muy trabado, como le gusta a Pepe Bordalás, donde la intensidad se impusiera al fútbol, la pelea a la calidad y en el que los duelos individuales cobraran gran importancia. Así fue gran parte del primer acto hasta que un error condenó a los rojiblancos, que tuvieron que ir a remolque durante el resto del choque, que terminaron por cosechar la tercera derrota de la temporada tras desperdiciar los primeros cuarenta y cinco minutos.

Idea clara

El guión estaba claro. Al Getafe le gusta que en sus partidos pasen pocas cosas. El Granada CF lo sabía y planteó un choque con cinco defensas, entre ellos el turco Köybasi que no la vio, los dos pivotes más defensivos con los que cuenta el técnico gallego como son Gonalons y Eteki, Machís en tierra de nadie y Adrián Ramos y Soldado en ataque. Pero tras una primera media hora en la que lo planteado surtió efecto, el tanto de Ángel, todo un incordio, en el 35', cambió por completo el plan inicial. Es lo que tiene configurar una alineación y un sistema de juego en función del rival, que cuando las cosas no salen como uno prevé, el poder de reacción es más limitado.

Y fue lo que le ocurrió a cuadro nazarí, que tardó 32 minutos en llegar al área de David Soria y 42' en rematar por primera vez a portería, aunque no entre los tres palos. Un bagaje muy escaso para un equipo acostumbrado a pisar campo contrario, a realizar una presión alta pero que se centró en evitar que su rival le creara peligro que en generarlo él. Vamos, lo que le gusta a Bordalás. Pero seis minutos fatídicos, los que van del 35 al 41, provocaron que todo lo inicialmente previsto se fuera al traste. Y todo, con un once con cinco cambios con respecto al equipo que salió ante el Real Betis y sin un jugador en el eje que dominara el partido como suele hacer Ángel Montoro, cuya pausa se echa en falta sobre todo por la claridad que da al juego ante equipos como el Getafe, que tiene la presión como una de sus principales armas. Aunque todo hubiera sido muy distinto si González González llega a expulsar a Ángel a los 18 minutos por una durísima entrada a Víctor Díaz.

Dos mazazos

El error de Eteki en el primer gol, y la pasividad de Köybasi en el segundo tanto, dejando entrar a Arambarri como Pedro por su casa en un saque de esquina, puso muy cuesta arriba el duelo para los rojiblancos, que en el primer acto no dispararon entre los tres palos ni una sola ocasión. Lo más cerca que estuvieron fue por medio de un potente chut de volea de Eteki que salió rozando la madera.

Maksimovic y Eteki pelean por un balón aéreo en el duelo de Getafe. Maksimovic y Eteki pelean por un balón aéreo en el duelo de Getafe.

Maksimovic y Eteki pelean por un balón aéreo en el duelo de Getafe. / Agencia LOF

Con 2-0 en contra, Diego Martínez no se lo pensó y ordenó dos cambios en el descanso. Dejó en el vestuario a un desafortunado Köybasi y a Domingos Duarte, éste último con amarilla, y dio entrada a Quini y Antonio Puertas. También varió el sistema y pasó a línea de cuatro atrás con dos delanteros. Con dicho dibujo, el Granada CF se sintió mucho más cómodo, dominando durante prácticamente todo el segundo acto ante un conjunto como el getafense que se muestra muy cómodo con ventaja en el marcador y esperando a su rival.

El Granada CF encajó dos tantos a balón parado, más de los goles que ha recibido en estrategia en los últimos 51 partidos

Puertas le dio otro aire al juego visitante, que en apenas cinco minutos gozó de más llegadas que en los 45 anteriores. Machís comenzó a penetrar por la izquierda ante los problemas físicos de Damián Suárez y, con ello, a generar ocasiones de gol. Sin embargo, fiel a la filosofía del conjunto madrileño, entre el minuto 50 y el 71 apenas pasó nada. Eso sí, numerosas interrupciones, muchas amarillas y constantes roces. Hasta que llegó el tanto de Antonio Puertas tras un gran centro desde la izquierda de Machís que Adrián Ramos remató en el segundo palo en plancha. David Soria evitó el tanto pero Puertas, en boca de gol, recortó distancias con su cuarto tanto de la temporada.

Sueña con remontar

Era el momento del Granada CF. El recuerdo de la cita de Villarreal y el Santiago Bernabéu se instaló en la mente de los seguidores granadinistas. Se trató de apretar ante un rival que paró todo lo que pudo el choque hasta que Timor, de libre directo, anotó un golazo de falta que terminó por destrozar las ilusiones rojiblancas de sumar un punto.

Aprender

Dicen que de las derrotas se aprenden. Y la de Getafe debe servir para que el juego de los de Diego Martínez no dependa en exceso del rival como así sucedió. Cuando eso pasa, habitualmente los resultados no suelen ser positivos. Se sigue en la tercera plaza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios