Granada CF-Getafe | La pizarra

Movimientos para la remontada del Granada CF

  • Diego Martínez modifica varias veces el dibujo del conjunto rojiblanco y se agarra a los cinco cambios

Víctor Díaz encara a Cucurella, con Diego Martínez al fondo. Víctor Díaz encara a Cucurella, con Diego Martínez al fondo.

Víctor Díaz encara a Cucurella, con Diego Martínez al fondo. / Antonio L. Juárez (Granada)

El retorno de LaLiga Santander tras los duros momentos vividos por la pandemia del coronavirus llega acompañado de muchas dudas en torno a todo lo relacionado con el fútbol por el hecho de estar los equipos más de tres meses sin disputar un partido oficial, una situación nunca antes vista.

En lo estrictamente relacionado con el Granada, el reestreno no podía llegar más condicionado por las bajas, ya que hasta siete jugadores no pudieron estar disponibles para el esperado choque contra el Getafe. A las ausencias ya conocidas de Antonio Puertas por sanción y de los lesionados Montoro, Quini, Álex Martínez y Neyder Lozano, se unieron las de Vadillo y Koybasi, confirmadas por el club en la misma mañana del viernes.

La pizarra La pizarra

La pizarra

Con siete bajas

De hecho, el técnico Diego Martínez ni siquiera completó la lista de 23 jugadores que cada equipo puede confeccionar en cada choque hasta que acabe la presente temporada y al final sólo contó para la citación con 21 efectivos, entre los que se encontraban los futbolistas del filial Andorinha, uno de los tres porteros convocados junto a los habituales Rui Silva y Aarón, y el atacante Mario Rodríguez.

Dibujo

La gran incógnita antes del partido, como también ocurría en casi cada choque del Granada antes del parón, radicaba en si el preparador rojiblanco iba a optar al final por una defensa de cuatro jugadores, que ha sido lo más repetido durante el curso, o por una de tres centrales y dos carrileros, principal opción elegido en los duelos anteriores.

Carlos Fernández, el héroe del partido ante el Getafe Carlos Fernández, el héroe del partido ante el Getafe

Carlos Fernández, el héroe del partido ante el Getafe / Antonio L. Juárez (Granada)

Pese a que esa zaga de cinco la estrenó con mal pie precisamente en el choque de la primera vuelta ante el Getafe, Diego optó por ella, con Víctor Díaz como tercer central junto a Germán y Domingos, Foulquier y Carlos Neva en los carriles, Gonalons y Yangel Herrera en el doble pivote y un trío arriba formado por Machís, Carlos Fernández y Soldado.

Carlos, falso extremo

Las bajas de Vadillo y Antonio Puertas, unidas a la idea de hacer coincidir en el campo a dos delanteros importantes como Soldado y Carlos Fernández, llevó a Diego a escorar al atacante sevillano a la derecha en el esquema 1-5-2-3 por el que optó. Eso sí, con total libertad de movimientos y apareciendo casi por todos los lados menos.

Machís, tapado

Pese a sus notables problemas de fluidez con el balón, entró el Granada bien por esa banda derecha en el primer tiempo en varias ocasiones, por mediación de Foulquier y también de Víctor Díaz. Por el otro costado fue diferente, ya que el doble lateral de Bordalás con Damián Suárez y Nyom anuló casi por completo a Machís.

Yangel Herrera dificulta la acción de Jorge Molina Yangel Herrera dificulta la acción de Jorge Molina

Yangel Herrera dificulta la acción de Jorge Molina / Antonio L. Juárez (Granada)

Cambio de esquema

Con el 0-1 no dudó Diego Martínez en cambiar en el descanso, de dibujo y de jugadores. Entró Fede Vico por Foulquier pasando al Granada a un claro 1-4-4-2, con los dos delanteros puros arriba y el cordobés, como había hecho Carlos Fernández en el primer tiempo, partiendo desde el extremo diestro pero con total libertad.

Los problemas físicos de Gonalons obligaron a Diego a realizar su segunda sustitución a la hora de juego, sin que cambiara nada ya que Yan Eteki ocupó su posición en la medular.

Muy valiente

Sí que hubo variación con la entrada de Gil Dias y Antoñín por Soldado y Yangel Herrera, que se produjo segundos antes del tanto del empate.

De ahí al final del partido Fede Vico pasó al doble pivote, con el luso, que estuvo providencial en el 2-1, en la derecha y Antoñín con libertad en el frente de ataque junto al vital Carlos Fernández. Se jugó el todo por el todo Diego, con un once muy valiente, y le salió a la perfección logrando otra remontada.

Vuelta a cinco atrás

El tanto de la remontada sirvió para cerrar el círculo desde el punto de vista táctico con la vuelta al 1-5-2-3 del inicio tras reemplazar Vallejo a Machís en el quinto y último cambio. El jugador cedido por el Real Madrid reforzó la zaga y Víctor Díaz pasó por su tercera posición diferente en el partido al colocarse como carrilero en la derecha en la defensa de cinco. Gil Dias y Antoñín ayudaron mucho en el acoso sin ocasiones final del Getafe.

El fortín

No hubo público pero el Nuevo Los Cármenes sigue siendo un fortín. Diego volvió a dirigir a un Granada camaleónico, que agotó las cinco sustituciones posibles y que, pese a contar con múltiples bajas y no ofrecer su mejor versión, remontó ante un Getafe al que nadie le había remontado un encuentro esta campaña. Permanencia más que asegura y el techo aún no se ve.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios