Granada CF Un dibujo ganador

  • El Granada usa durante todo el partido su habitual 1-4-2-3-1, con un gran trabajo defensivo de todos en los minutos finales

Fede San Emeterio y Víctor Díaz, en una acción del partido Fede San Emeterio y Víctor Díaz, en una acción del partido

Fede San Emeterio y Víctor Díaz, en una acción del partido / Agencia LOF (Tarragona)

Una de las principales características del Granada en lo que va de temporada ha sido la capacidad para cambiar de sistema, casi siempre con buen resultado, en los partidos. Desde que comenzó la temporada el técnico Diego Martínez ha usado dos o más dibujos diferentes en cada choque. Hasta hoy. Por primera vez en lo que va de curso, el equipo rojiblanco inició el choque con el mismo planteamiento táctico con el que lo terminó.

Esta vez, el 1-4-2-3-1 habitual de inicio no mutó. Y también le fue bien al equipo, ya que consiguió vencer por 0-1 para volver a dormir líder. El técnico parece tocado por la varita. Cuando mueve teclas, continúa la armonía musical; el día que decide no hacerlo, 17 jornadas después, el balance también es positivo. Para encontrar las razones de que el preparador no alterara su dibujo, más allá de que en alguna acción del tramo final del choque Víctor Díaz o alguno de los dos pivotes defensivos se metiera casi como tercer central ante el juego directo de los locales, hay que buscar en la relativa tranquilidad con la que vivieron los rojiblancos con ventaja en el marcador.

Pese a que el Nástic tuvo más la pelota tras el descanso y trató de asediar a los nazaríes, apenas hubo ocasiones claras en contra y la situación estuvo más o menos controlada en todo momento. El limitado número de efectivos en la zaga, tras la lesión de Alex Martínez y la no citación de Pablo, también pudo provocar que no se produjera el habitual cambio de dibujo.

Dos novedades en el once

No hubo sorpresas en la alineación inicial y el preparador utilizó a Quini en el lateral zurdo para reemplazar al citado Alex Martínez, mientras que respecto al pasado encuentro ante el Málaga también fue novedad la inclusión de Antonio Puertas en lugar de Fede Vico, que regresó al banquillo. Montoro y Víctor Díaz pudieron ser de la partido para beneficio del equipo, ya que ambos estuvieron a buen nivel, sobre todo el centrocampista, que fue el canalizador del ataque rojiblanco en el primer acto y que durente todo el partido ayudó mucho en tareas defensivas. cambios de puesto

Como es habitual en cada encuentro, los tres jugadores de la media punta alternaron continuamente sus posiciones durante el partido. Pozo empezó en la izquierda pero apareció por todos lados, igual que Vadillo y Antonio Puertas. De hecho, el joven extremo sevillano marcó el gol entrando por el carril de la derecha en una gran contra y fue en el primer tiempo, con su velocidad y verticalidad, el mejor arma atacante del equipo.

Poco balón

La segunda mitad estuvo marcada por lo poco que tuvo el esférico el Granada. Estuvo a punto de marcar el 0-2 en una acción a balón parado muy bien puesta por Montoro que no acabaron por poco Germán ni Martínez, pero con el paso de los minutos se creció el Nástic. Las ocasiones de los locales, eso sí, no fueron claras y el Granada vivió bien pese a que el choque requirió un gran desgaste físico y un trabajo defensivo continuo y casi perfecto.

Todos los jugadores de ataque tuvieron que echar una importante mano atrás, mientras que Martínez apostó por un doble pivote de mucha contención con Fede San Emeterio, que firma una vez más una inmensa actuación, y Alberto Martín. Este último reemplazó a Montoro en el tercer y último cambio del choque cuando el encuentro ya encaraba su recta final.

Sustituciones

Antes, Fede Vico había sustituido a Vadillo en un intento de tener más la pelota que no se consiguió, mientras que Rodri reemplazaba a Adrián Ramos, que estuvo menos brillantes que en encuentros anteriores. El Nástic también movió su banquillo en busca de la remontada y acabó el choque con dos ex jugadores del Granada en ataque: Uche, que estuvo en el primer equipo; y Luis Suárez, que jugó tanto en el juvenil rojiblanco como en el equipo filial. Otro ex, Javi Márquez, fue el mejor del Nástic ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios