Granada CF-Athletic | Crónica y resultado

Europa ya espera al Granada CF

  • El conjunto rojiblanco golea por 4-0 al Athletic Club y jugará competición europea la próxima campaña

  • Los de Diego Martínez fueron muy superiores en todo momento a los de Garitano que bajaron los brazos en el segundo tiempo

La plantilla rojiblanca celebró su clasificación para la Europa League en la soledad de Los Cármenes. La plantilla rojiblanca celebró su clasificación para la Europa League en la soledad de Los Cármenes.

La plantilla rojiblanca celebró su clasificación para la Europa League en la soledad de Los Cármenes. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

No había mejor epílogo para un equipo de leyenda que jugar la próxima temporada en Europa. Podría parecer una frase de un libro de cuentos pero es una realidad. El Granada CF jugará en la Europa League. Sí, la Europa League. Eso que prometió Jiang Lizhang hace cuatro años sin querer y que se ha cumplido. Y lo hizo por la puerta grande, goleando al Athletic Club y demostrando una vez más que se trata del mejor equipo de los 89 años de historia de la octogenaria entidad. Un hito para el recuerdo que desgraciadamente no pudo vivir la afición nazarí en directo pero que a buen seguro lo disfrutó en casa como si estuviera en Los Cármenes. Un año inolvidable que tuvo el mejor colofón gracias a un grupo de jugadores que tuvo que esperar en el césped para confirma un sueño que ya es palpable.

En una jornada de transistores, los rojiblancos salieron decididos a por los tres puntos sin mirar otros resultados. Necesitaban ganar y no cabía la especulación. Tampoco habría hecho falta especular pues si algo ha demostrado este equipo es la ambición, algo que puso en práctica en un primer acto en el que cuajó un encuentro muy serio en defensa, saliendo por oleadas en ataque pero siempre manteniendo el equilibrio ante una posible pérdida.

Primer aviso

Sin Machís ni Foulquier, los intentos de los locales llegaron principalmente por la banda izquierda gracias a un activo Puertas que estuvo bien acompañado por Carlos Neva. Sin embargo, una de las mejores ocasiones llegó por la derecha tras un saque de banda que ejecutó Azeez, carrilero diestro, que sorprendió a la zaga vizcaína y que dejó solo a Carlos Fernández que en el área que, con poco ángulo, trató de batir a Herrerín sin fortuna. La respuesta de los de Garitano no tardó en llegar y un minuto después, Villalibre rompió el fuera de juego y se plantó solo ante Rui Silva, que en el mano a mano evitó el 0-1 en la mejor oportunidad de los visitantes en todo el encuentro.

Por momentos, el duelo fue un ida y vuelta aunque la intensidad de los rojiblancos era un punto mayor pues el Athletic Club no se jugaba nada y, de hecho, se dejó notar en un once inicial en el que no estuvieron ni Iñaki Williams ni Muniain. Pasado el cuarto de hora se reclamó un penalti en el área bilbaína sobre Soldado que Del Cerro Grande no estimó punible y que le costó la amarilla a Dani García. El centrocampista vasco, antes del descanso, cometió una plancha sobre Yangel Herrera que le pudo costar la expulsión pero el colegiado madrileño se la perdonó.

El regalo

El recuerdo del duelo de semifinal copera estuvo presente en todo momento. Y más aún cuando Mikel Vesga, justo antes de la pausa de hidratación, dio un pase atrás sin contemplar que Roberto Soldado andaba atento a un posible error. El canterano de Lezama, que tan buena asistencia dio en la Copa a Yuri, se la dio esta vez al valenciano que no desaprovechó el regalo para, ante la salida de Herrerín, batirle con clase gracias a una sutil vaselina y adelantar a los de Diego Martínez.

Diego Martínez fue manteado por sus jugadores sobre el césped de Los Cármenes. Diego Martínez fue manteado por sus jugadores sobre el césped de Los Cármenes.

Diego Martínez fue manteado por sus jugadores sobre el césped de Los Cármenes. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

El Granada CF mandaba en el marcador y desde entonces, en el resto de campos de LaLiga Santander comenzaron a sucederse acontecimientos que dejaron a los nazaríes al descanso ocupando una sexta plaza jamás soñada. Con 1-0, el duelo bajó en intensidad y hasta el receso, lo más reseñable fue un disparo desde la media luna de Unai López, que sustituyó a un desafortunado Vesga, y que Rui Silva detuvo adornándose.

El choque tuvo un claro dominador, que no fue otro que el conjunto rojiblanco

Con Yuri y Muniain sobre el campo, arrancó una segunda mitad en la que pareció que los de Garitano iba a ir a por el partido. Pero duró lo que tardaron los nazaríes en montar una contra para asestar un segundo golpe a su rival y dejar el duelo sentenciado. Fue gracias a una acción liderada por Carlos Fernández que cedió a Soldado que, lejos de ser egoísta, habilitó a Neva. El lateral gaditano remató pero Herrerín tapó bien y rechazó el cuero, que le volvió a llegar a las botas del zurdo que vio a Puertas solo. El almeriense no falló y dejó el choque más que encarrilado.

Se gustó

Si ya remontarle al Granada CF es misión imposible, hacerlo con dos goles de renta era una quimera como así fue. Con 2-0, los de Diego Martínez hicieron su partido, dejaron pasar el tiempo, tocando y tocando ya con Montoro en el campo pero sin renunciar al ataque. El Athletic Club estaba herido y el espíritu de revancha por la eliminación de la Copa del Rey afloró cuando Carlos Fernández, tras un gran pase de Víctor Díaz a Antonio Puertas, alojó el cuero en la red visitante tras una gran acción individual del almeriense.

Los jugadores escucharon el final del duelo entre Levante y Getafe por la megafonía

Tocaba disfrutar, aunque fuera en la soledad de Los Cármenes y así lo hicieron los rojiblancos. Se gustaron, pasaron por encima de los de Garitano y llegaron anotar en tiempo de descuento un cuarto gol obra de Montoro a pase de Gil Dias cuando media Granada estaba pendiente del choque entre el Levante y el Getafe. Con el pitido final, los jugadores se reunieron junto al cuerpo en el centro del campo a la espera de que concluyera el duelo en La Nucía. Incluso la megafonía del estadio puso una radio nacional para escuchar la recta final del duelo. Pero el tanto de Coke en el descuento hizo estallar de júbilo a unos profesionales que se merecían un premio así. Fue el inicio de una fiesta que no olvidarán.

Honor

El propietario chino del cuadro rojiblanco se equivocó por un año aunque ni él mismo se creyera lo que dijo cuando aterrizó en Granada. Ni él ni nadie. Pero el Granada CF jugará en Europa la próxima campaña. Frótense los ojos porque es una realidad. Ese equipo que llegó a ser odiado en la provincia cuando jugaba en Tercera, que estuvo a punto de desaparecer y que resurgió, ha hecho una temporada de ensueño para alegría de los más fieles. Esos ‘filipinos’ que seguro que lloraron de emoción. El Viejo Continente les espera. Honor a un equipo europeo por méritos propios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios