Granada CF-Valencia | Crónica y resultado

Ambición sin premio para el Granada CF

  • El cuadro rojiblanco se muestra muy superior al Valencia pero no logra sumar los tres puntos pese a merecerlo

  • El tanto de Fede Vico, de falta directa en el minuto 86, mantiene viva la ilusión por Europa

Roberto Soldado se mostró muy activo a lo largo de los 90 minutos. Roberto Soldado se mostró muy activo a lo largo de los 90 minutos.

Roberto Soldado se mostró muy activo a lo largo de los 90 minutos. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Bajo el influjo de una impresionante luna llena sobre Sierra Nevada, el Granada CF derrochó ambición frente al Valencia (2-2) al que no pudo ganar aunque lo mereció. Los rojiblancos siempre fueron a por los tres puntos pero su rival aprovechó sus escasas ocasiones para sumar uno que lo mantiene vivo en la pelea por Europa al igual que los granadinos. Fue un duelo con dos partes muy diferencias, de respeto en el primer acto y que se abrió y de qué manera tras el descanso.

La primera mitad fue dominada por el cuadro rojiblanco, con mucha movilidad en su zona atacante y circulando el cuero con cierta fluidez. Parecieron tener un punto más de intensidad los locales, que percutieron casi siempre por el flanco izquierdo, aunque el primer acercamiento al área visitante con peligro llegó al cuarto de hora tras un centro desde la línea de fondo de Carlos Neva que Cillessen atrapó sin problemas.

Sin peligro

Rui Silva vivía plácidamente en su área sin trabajo, siendo la igualdad y las nulas ocasiones de peligro la tónica durante la primera media hora de un primer acto que fue una partida de ajedrez entre ambos técnicos, pero con sus piezas más ofensivas con pocas opciones de hacer daño. La presión ejercida sobre Dani Parejo, el líder de los che en el eje, ahogó a los de Voro, que no supieron conectar con Manu Vallejo y Gameiro, las dos balas que el técnico valencianista puso sobre el verde.

Conforme fueron pasando los minutos el duelo se fue abriendo, aunque el peligro siempre lo llevó el cuadro de Diego Martínez. La polémica llegó en el 35’ tras un saque de esquina que remató Carlos Fernández en el punto de penalti, pero su chut rebotó en Mangala, que se estaba girando cuando el cuero le dio en su codo. Tras ser revisada la acción por el VAR, finalmente no se decretó la pena máxima.

Los rojiblancos fueron los dominadores del primer acto, rondando el área de Cillessen en varias ocasiones aunque sin anotar

Aunque la mejor ocasión llegó a cinco minutos del descanso. Un buen centro de Machís desde la izquierda fue rematado con la testa por Carlos Fernández, que se elevó en el primer palo y que obligó a Cillessen a sacar una mano milagrosa para evitar el 1-0. Ciento ochenta segundos después, Soldado aprovechó un pase en largo para ganarle en el cuerpo a cuerpo a Mangala, algo nada fácil, y disparar cruzado ante el guardameta valencianista.

Carlos Fernández ejecutó así el tanto que adelantó a los rojiblancos. Carlos Fernández ejecutó así el tanto que adelantó a los rojiblancos.

Carlos Fernández ejecutó así el tanto que adelantó a los rojiblancos. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Dicha acción pareció despertar del letargo ofensivo al Valencia, que en el alargue del primer tiempo tuvo su primer acercamiento con peligro en uno de los pocos pases en largo que pudo ejecutar Parejo para Gameiro. El veloz delantero galo centró raso para Manu Vallejo pero Rui Silva despejó abajo como pudo. Fue un buen susto y habría sido injusto que los visitantes se hubieran puesto por delante en el marcador ante el escaso bagaje ofensivo que mostraron.

Más decidido

Mucho más decidido salió el Granada CF tras el receso. En apenas tres minutos gozó de dos oportunidades, destacando el balón que estrelló en el palo Domingos Duarte en el 48’ tras un saque esquina. Merecían los locales adelantarse en el marcador y lo hicieron pasada la hora de partido tras un penalti cometido por Coquelin sobre Carlos Fernández que el propio delantero sevillano ejecutó con maestría.

El choque se volvió loco por momentos, un ida y vuelta con opciones para ambos

Sin embargo, la alegría en la casa del pobre dura poco y eso fue lo que le ocurrió al Granada CF que vio cómo, en cinco minutos, el Valencia CF volteó el choque. Primero con un gol de Manu Vallejo, que aprovechó una jugada con varios rechaces y una asistencia de Cheryshev, que fue lo único que hizo, para igualar la contienda. Cinco minutos más tarde llegó lo mejor de la noche. Fue el golazo de Guedes desde la media luna gracias a un duro disparo ante el que su compatriota Rui Silva no pudo hacer nada.

Remontada

Doble jarro de agua fría que pudo ser triple si Gameiro, en el 73’, llega a definir mejor en una mano a mano ante el guardameta luso. Pese a todo, el Granada CF no se dio por vencido y a un cuarto de hora del final, Soldado obligó a Cillessen a realizar otro paradón más ante la desesperación de los jugadores rojiblancos. Los locales mostraron ambición, ya no sólo con los cambios sino en su actitud. De nuevo la tuvo Soldado para empatar tras una buena dejada en el área de Puertas pero remató junto al palo de Cillessen.

El empate

Los rojiblancos no merecieron perder y, al menos, recibieron el premio a su insistencia a cuatro minutos del tiempo reglamentario. Fue gracias a una falta ejecutada por Fede Vico que batió al arquero holandés que vio cómo su barrera se abrió pasando el esférico entre Sobrino y Maxi Gómez. Y quisieron más los nazaríes que no cejaron en su empeño, pero sus intentos fueron vanos. No se le puede achacar nada al cuadro rojiblanco. Lo intentó por todos los medios y al menos sumó un punto más aunque Europa quede quizá un poco más lejos...o no.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios