Fútbol | La Liga Santander | Siga en directo el minuto a minuto del Granada-Celta Los suplentes del Granada CF también saben sumar

  • El Granada CF logra un empate ante el Celta en un intenso encuentro con pocas ocasiones de gol

  • Antonio Puertas tuvo el tanto del triunfo a cinco minutos del final con un remate de cabeza que dio en los dos palos

Fede Vico, que volvió a la titularidad, trata de eludir la presión de Rafinha y Olaza. Fede Vico, que volvió a la titularidad, trata de eludir la presión de Rafinha y Olaza.

Fede Vico, que volvió a la titularidad, trata de eludir la presión de Rafinha y Olaza. / Álex Cámara

Diego Martínez siempre se muestra muy orgulloso de sus jugadores por la capacidad para competir que tienen sus jugadores y ante el Celta, lo volvieron a demostrar. Pese a jugar con la segunda unidad, esos futbolistas que menos minutos han gozado, el Granada CF estuvo a punto de vencer de nuevo en Los Cármenes. Tuvo sus opciones, en especial con un remate de Puertas que dio en ambos palos, pero por encima de todo ello volvió a sumar (0-0), dio descanso a casi todos los que actuarán ante el Athletic el jueves y sigue en dinámica positiva.

No pasará a la historia el choque sobre todo en su primera mitad. La cercanía del choque de semifinales de Copa del Rey hizo que el técnico nazarí arriesgara lo justo en su once, jugando con los menos habituales a excepción de Rui Silva, que actuó por la gripe de Aarón, Domingos Duarte, Yangel Herrera y Soldado, aunque éste último estaba claro que jugaría al estar sancionado en el torneo copero.

Pese a que sobre el terreno de juego había un equipo novedoso, se mantuvieron las mismas virtudes aunque, eso sí, con muy poca pegada en ataque. Al igual que su rival, por cierto. El gallego volvió a emplear el sistema de tres centrales pero con la línea defensiva muy adelantada, lo que ahogó la creación del Celta pues ni Fran Beltrán ni Rafinha se sintieron cómodos ante la presión ejercida en la medular por Yangel Herrera y Yan Eteki.

Firmes atrás

Los rojiblancos se mostraron muy firmes atrás tratando de dar profundidad a ambos costados con Foulquier e Ismail Köybasi, una de la grandes novedades, que fue de más a menos y eso que tuvo que lidiar con Iago Aspas, que partía siempre desde la derecha para buscar la diagonal. Pero el turco tuvo personalidad para incorporarse al ataque a lo largo de todo el choque. Sin embargo, cuando entraba en juego Fede Vico era otro Granada CF. El cordobés dio temple, se asoció y buscó ese último pase que no se aprovechó. Porque la realidad es que, pese a los numerosos acercamientos, ocasiones claras no hubo por ninguno de los dos bandos.

Los de Óscar García Junyent salían con peligro en oleadas cuando Rafinha, Aspas y Smolov se juntaban, pero el entramado defensivo granadinista, con Vallejo y Martínez anticipándose casi siempre a sus pares, lo impedían. Tan sólo por medio de disparos desde fuera del área llegaron los únicos disparos ante un Rui Silva que fue un espectador más. Olaza y Aspas lo intentaron sin suerte, siendo Yangel el más peligroso cuando se descolgaba en ataque y se acercaba a la media luna, desde donde disparó en un par de ocasiones con la misma fortuna que sus rivales.

Köybasi actuó como carrilero zurdo y se las tuvo que ver con Iago Aspas. Köybasi actuó como carrilero zurdo y se las tuvo que ver con Iago Aspas.

Köybasi actuó como carrilero zurdo y se las tuvo que ver con Iago Aspas. / Álex Cámara

La opción más clara de los de Martínez llegó en la última acción del primer acto con un remate al primer palo de Soldado, a centro de Foulquier, que rebotó en un defensor en dirección de un córner que Cuadra Fernández no concedió, decretando en el 45’ exacto el final de un primer tiempo muy insulso en oportunidades.

La tripleta de centrales formada por Vallejo, Domingos Duarte y Martínez estuvo a gran nivel a lo largo de todo el choque

Pareció cambiar algo la dinámica del choque tras el receso. O, al menos, así se inició con dos ocasiones de los rojiblancos en las botas de Foulquier, tras una de sus habituales cabalgadas y, sobre todo, de Vico que no golpeó bien. La respuesta la tuvo Pione Sisto pero envió a las manos de Rui Silva. Fue un espejismo pues en su segundo acto, el encuentro no varió en exceso.

Pocas ocasiones

La lucha por evitar que el rival se acercara al arco propio primó sobre los intentos ofensivos, y tras el remate de Smolov en el 56’, no pasó nada en ninguna de las dos áreas hasta el último cuarto de hora. Bueno sí, mucha intensidad, numerosas imprecisiones y una gran cantidad de pugnas aéreas en la que se Soldado se fajó con Murillo cuando su equipo buscaba el juego directo.

Con casta

Y como ante el Real Valladolid, y pese a que muchos de los que estaban sobre el césped no tenían un ritmo de competición alto, la casta y el compromiso de este Granada CF a punto estuvo de llevarle a sumar tres nuevos puntos. Lo intentaron los rojiblancos en un primer momento por medio de Fede Vico de libre directo, que se marchó junto a la escuadra izquierda de Rubén Blanco.

Dos palos

También hubo momentos para la polémica al reclamar un penalti por manos en el área viguesa tras un saque de esquina, que la televisión se encargó de desmontar la protesta de la grada. Sin embargo, esta vez la fortuna no se alió con los de Diego Martínez a cinco minutos del tiempo reglamentario. Un centro desde la derecha de Foulquier fue rematado por Antonio Puertas con la cabeza pero el esférico no quiso entrar, golpeando en ambos palos para lamento de la grada.

Podría haber sido un gran final para un equipo en el que todo el que entra, rinde. De ahí que la afición despidiera a sus jugadores con aplausos porque no le pueden reprochar nada para orgullo de su técnico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios