Granada CF-Valladolid | Crónica y resultado Primer borrón en casa del Granada CF

  • El Granada CF cae derrotado por primera vez en Los Cármenes en un duelo en el que su rival goza de muchas ocasiones, más de las que los rojiblancos suelen conceder habitualmente

El rojiblanco Soro trata de tocar el cuero con la cabeza ante Joaquín y Alcaraz. El rojiblanco Soro trata de tocar el cuero con la cabeza ante Joaquín y Alcaraz.

El rojiblanco Soro trata de tocar el cuero con la cabeza ante Joaquín y Alcaraz. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Los Cármenes ya no es un terreno vetado para los rivales. El Granada CF encajó la primera derrota de la temporada en la instalación del Zaidín y lo hizo ante un conjunto que se estrenó así a domicilio, que tuvo mucha profundidad y en el que los ex rojiblancos en sus filas se lucieron. Se pueden buscar muchas excusas o echarle la culpa a LaLiga porque para ello siempre hay tiempo. Pero lo cierto es que los rojiblancos no estuvieron finos, concedieron muchísimas ocasiones a su rival, muchas más de lo habitual, y cayeron con justicia ante un Real Valladolid (1-3) que tras el 1-2 lo pasó mal por el empuje local, pero que supo sentenciar en el 90’ para dejar al cuadro nazarí sin puntuar tras salir de diez días de confinamiento en sus casas.

El duelo, en su primera mitad, estuvo igualado en cuanto a dominio pero fueron los blanquivioletas los que dispusieron de las mejores ocasiones de gol. Esa dinámica comenzó a verse nada más arrancar el choque, pues en tan sólo tres minutos, los de Sergio González ya habían intentado el disparo ante el arco de Rui Silva en dos ocasiones. Primero fue Orellana pero fue Óscar Plano, en el 3’, el que tuvo una opción para haber cambiado por completo el encuentro.

Clara ocasión

El extremo pucelano le ganó la espalda a Foulquier, mal situado, y aprovechó un magnífico pase al espacio de Sergi Guardiola para plantarse solo ante Rui Silva, pero en el mano a mano no supo definir. Un susto que despertó a los rojiblancos, que a partir de ahí comenzaron a tener más el balón con Gonalons y Luis Milla como protagonistas. Sin embargo, el Granada CF tuvo poca profundidad ofensiva. Jorge Molina con un flojo remate de cabeza, Milla tras un córner y Machís desde la frontal tras una diagonal desde la derecha, asustaron a Masip en la primera media hora.

Fue un partido muy táctico, con una gran presión de ambos contendientes en la zona ancha pero en el que cada vez que el cuero le llegaba a las botas de Guardiola pasaba algo. El ex del Granada B, que fue ‘regalado’ pese a tenerlo en propiedad, cada vez que juega en Los Cármenes se motiva y en esta ocasión no fue una excepción. Con mucha libertad en todo el frente de ataque, generó muchos problemas a la zaga rojiblanca. Germán no estaba siendo el Germán de siempre y le costó frenarlo.

Los rojiblancos vieron cómo su rival gozó de las mejores ocasiones en el primer acto

Precisamente, el central gaditano tuvo la mejor ocasión de los locales en el primer acto. Fue por medio de una falta que ejecutó Montoro al corazón del área, y al que llegó el capitán nazarí con la punta de la bota sin poder conectar con el cuero como él hubiera querido para batir a Masip. Un minuto antes, Guardiola tuvo otra opción tras una cesión atrás de Milla en la que le ganó la partida a Germán y Carlos Neva para plantarse ante Rui Silva pero disparó muy desviado.

Soldado trata de controlar el cuero en el aire. Soldado trata de controlar el cuero en el aire.

Soldado trata de controlar el cuero en el aire. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Y cuando todo parecía que el empate a cero sería el resultado con el que se llegaría al descanso, un buen centro desde la derecha, de nuevo de Guardiola, fue rematado de cabeza al primer palo por Óscar Plano, que se adelantó a Germán desquitándose así de la ocasión que marró nada más iniciarse el choque. Un jarro de agua fría inesperado que obligó a los de Diego Martínez a dar un paso adelante en el segundo tiempo.

El segundo

Tras el receso, la tónica no pareció cambiar pues en el primer acercamiento visitante Orellana, que sigue sin perder cuando se enfrenta su ex equipo, tuvo una clara oportunidad pero su disparo se estrelló en el lateral de la red del arco de Rui Silva. Fue el primer aviso. El segundo se transformó en el 0-2 justo cuando desde el banquillo se preparaba un triple cambio, que llegó pero con el marcador muy en contra.

Con la entrada de Yangel, Suárez y Soldado, el Granada CF mejoró pero no fue suficiente

Diego Martínez sacó del terreno de juego a Jorge Molina, Fede Vico y Gonalons para dar entrada a Soldado, Luis Suárez y Yangel Herrera. El Granada CF mejoró, sobre todo porque arriesgó, y se fue en busca de un rival que por momentos los pasó mal. Y más cuando Domingos Duarte, en el 62’, metió a su equipo en el partido a la salida de un saque de esquina botado por Machís al primer palo que tocó mal Foulquier y que el central luso remató a placer ante Masip.

Cerco

Quedaba tiempo para empatar y los locales pusieron cerco sobre el área pucelana. Soldado, Milla y Luis Suárez lo intentaron sin fortuna. Incluso Montoro trató de sorprender al guardameta del Valladolid desde el centro del campo a diez minutos del final. Fue la última ocasión rojiblanca pues, con las sustituciones y el cambio de hombres para refrescar tanto las bandas como el eje del centro del campo, Sergio González consiguió desactivar a su contrincante.

El tanto de Duarte hizo albergar esperanzas pero una pérdida en el 90’ de Luis Milla lo aprovechó Jota para sentenciar el duelo

La sentencia llegó en el minuto 90 tras una pérdida de Luis Milla ante Jota, que le robó el cuero al madrileño para pisar área y definir con calidad ante Rui Silva. Un borrón lo tiene cualquiera aunque ya son tres las jornadas sin ganar, en las que ha sumado un punto de nueve posibles. Toca no desesperarse y recobrar el ritmo de competición de cara al maratón de partidos que le llega en el mes de diciembre al cuadro granadino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios