Granada CF

Aspectos que aún quedan por mejorar

  • El Granada CF adolece en las últimas jornadas de equilibrio en las bandas y poca contundencia en las áreas

Cuando Vadillo y Pozo no están en el campo el Granada CF lo acusa. Cuando Vadillo y Pozo no están en el campo el Granada CF lo acusa.

Cuando Vadillo y Pozo no están en el campo el Granada CF lo acusa. / Agencia LOF

A nadie escapa que la temporada que está realizando el Granada CF es notable. Veintisiete jornadas en puestos de play offs y diecisiete ocupando zona de ascenso directo a la Liga Santander, hacen que la afición granadinista, muy comprometida con el grupo de jugadores que dirige Diego Martínez, comience a soñar con regresar a la élite.

Los números que presentan los rojiblancos en muchas facetas del juego son casi inmejorables como, por ejemplo, el hecho de haber dejado la puerta a cero en quince de los 29 encuentros que ha disputado de Liga. Sin embargo, hay aspectos en el juego que son mejorables y que, de ser corregidos, harán que el objetivo de cambiar de categoría pueda estar más cerca pese a que no fue el propuesto al inicio del curso.

Las bandas

Uno de ellos es el equilibrio en las bandas, sobre todo por lo que se refiere a los laterales. La lesión en el tendón de Aquiles de Álex Martínez ha dejado, en cierto modo, coja la banda izquierda en cuanto a darle profundidad al ataque por el flanco zurdo. El habitual sustituto del sevillano ha sido Quini pues Adri Castellano tampoco estaba disponible en el momento en el que se lesionó. Pero ni uno ni otro tienen la constancia y, sobre todo, la regularidad de incorporarse y pisar el campo del rival cuando los rojiblancos atacan.

Rodri no termina de coger confianza de cara a la portería rival. Rodri no termina de coger confianza de cara a la portería rival.

Rodri no termina de coger confianza de cara a la portería rival. / Álex Cámara

En especial Adri, que es el que está jugando más asiduamente en las últimas jornadas y al que se le nota cierta timidez a la hora de obligar a su par a trabajar en defensa. En el Estadio de los Juegos Mediterráneos apenas dobló a Dani Ojeda en un primer momento, Vadillo posteriormente y Puertas cuando el almeriense sustituyó al extremo gaditano. Eso hace que no exista, primero, equilibrio para alternar las subidas con Víctor Díaz y, segundo, el factor sorpresa al doblar al extremo de turno y generar dudas en la zaga rival. De ahí que los que ocupan las bandas se tengan que jugar el uno contra una sin ayudas del lateral.

Contundencia

Otro aspecto a mejorar es la contundencia en ataque. No es algo que sea nuevo pues, de hecho, con motivo del parón por la exclusión del Reus de la competición parte de esa semana Diego Martínez optó por hacer hincapié en el trabajo en la definición en las áreas. Un apartado que queda más de manifiesto si cabe cuando el punta de referencia es Rodri Ríos. El soriano no deja de trabajar como demostró en Almería, donde cuajó un buen encuentro y fue un incordio para Owona y Salveljich, la dupla de centrales indálicos, pero el gol se le sigue resistiendo. Ya son dieciséis jornadas sin marcar aunque en cinco de ellas no llegó a jugar, y en los últimos cuatro encuentros en los que ha sido titular por los problemas físicos de Adrián Ramos apenas disparado a puerta.

Desborde

Sin Pozo debido a sus problemas musculares, cuando Vadillo no está en el campo, el cuadro nazarí adolece de desborde por fuera. El extremo gaditano es un fijo en los cambios y su figura se echa en falta si el otro extremo natural de la plantilla como es Pozo tampoco está. En Almería, por ejemplo, Fede Vico terminó ocupando la banda derecha con Puertas en la izquierda pero a ambos le gusta más asociarse por dentro y buscar paredes más que encarar a su defensor. Algo similar le ocurre a Dani Ojeda, que está cogiendo confianza y que es muy vertical pero no decisivo en el uno contra uno. Es más un llegador como demostró en el Cerro del Espino ante el Rayo Majadahonda anotando el segundo tanto de los rojiblancos.

Son tres aspectos que de ser mejorados permitirán contar con más recursos a los que ya se tienen que son muchos y los números así lo reflejan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios