Granada CF | Resaca José Antonio, el mercado y la realidad rojiblanca

  • El conjunto de Diego Martínez ya cuenta con más alternativas una vez cerrado la ventana de fichajes

  • El error del centrocampista cordobés no debe ocultar su buen partido en Pamplona

Germán y Quini son dos de los cinco rojiblancos que están apercibidos de sanción. Germán y Quini son dos de los cinco rojiblancos que están apercibidos de sanción.

Germán y Quini son dos de los cinco rojiblancos que están apercibidos de sanción. / Agencia LOF

Comentarios 1

Posiblemente el choque en El Sadar fue de los más flojos de los rojiblancos sobre todo a nivel ofensivo. Y cuando eso pasa en un campo ante un conjunto aspirante a ascender lo normal es que se sufra y se pueda perder como finalmente sucedió. La cuarta derrota tenía que llegar en algún momento pero de ahí a comenzar a ver todo negro va un trecho. Quizá los de Diego Martínez están 'mal' acostumbrando a su afición esta temporada pues cuatro encuentros perdidos de veinticuatro lo habría firmado hasta el más negativo de esta ciudad, que los hay y muchos. No obstante, hay aspectos por mejorar pero desde la primera plaza siempre es más fácil corregirlos sobre todo por la tranquilidad que da la tal privilegiada posición.

El mercado

El pasado jueves se cerró el mercado invernal. Y el Granada CF lo aprovechó incorporando a tres jugadores, dos en las dos primeras semanas del mes y otro a última hora, concretamente a las 23:59 del día 31. Lo que viene a ser hacer los deberes hasta última hora. Este martes los responsables de la entidad explicarán ante los medios cómo se ha desarrollado esta ventana de fichajes pero hay un cosa clara y es, como dice su técnico, “la realidad” rojiblanca. El gallego ha señalado en varias ocasiones que para fichar el club tiene que hacer encaje de bolillos. Pero esa realidad indica que el cuadro rojiblanco ha sido de los pocos conjunto de LaLiga 1|2|3 que han pagado traspaso por incorporar jugadores.

Diego Martínez regresó al campo del equipo al que entrenó la pasada temporada. Diego Martínez regresó al campo del equipo al que entrenó la pasada temporada.

Diego Martínez regresó al campo del equipo al que entrenó la pasada temporada. / Agencia LOF

En concreto, 300.000 euros según reconoció el presidente del Lugo, Tino Saqués, junto con un bonus de 250.000 en caso de ascenso que se pagarían 'besados'. Pero también la entidad lucense percibiría dinero por Bernardo Cruz en caso de que los rojiblancos jueguen la próxima campaña en la Liga Santander. Luego la realidad no es como la pintan...o eso parece.

Apercibidos

Lo bueno de haber incorporado tres jugadores es que el técnico de Vigo cuenta ya con fondo de armario. Sobre todo en una fase de la campaña en la que las sanciones y las lesiones suelen ir en aumento. En el primer caso, son cinco los jugadores que cuentan con cuatro amonestaciones por lo que si ven una más se perderán un partido. Se trata de Germán, Quini, San Emeterio, Fede Vico y Adrián Ramos. Todos ellos indiscutibles a día de hoy, por lo que el cuerpo técnico tendrá que administrar bien sus recursos pues perder a ese quinteto de una tacada supondrá un gran problema.

Alternativas

Pero en Pamplona quedó demostrado que en el plantel hay futbolistas válidos que pueden cumplir en caso de ausencia de los teóricamente titulares. Es el caso de Alberto Martín, que casi siempre cumple aunque sin estridencias, fiel a su estilo y, sobre todo, José Antonio González. 'Palo', como es conocido en Córdoba, tuvo la oportunidad y la aprovechó aunque su mal despeje, en una acción en la que se lesionó, marcó el choque pues el cuero le llegó a uno de los futbolistas con mayor pegada de la categoría como es Rubén García. Pero negar el buen encuentro que realizó, tras casi tres meses sin jugar, no sería justo. El '24' rojiblanco tiene cosas que otros centrocampistas no tienen pero no será fácil que tenga continuidad y más con la llegada de Azeez. Una pieza más que necesita confianza. Bendito problema para Diego.

La chispa

En cualquier caso, lo que sí parece claro es que esa chispa que tenían los medias puntas se ha apagado un tanto. El mal momento de Pozo, normal en un chaval de 19 años, la irregularidad de Fede Vico y el trabajo sin premio de Antonio Puertas, hace que los rojiblancos sean más previsibles en ataque. Únicamente Álvaro Vadillo parece mantener cierta línea de regularidad dentro de su especial estilo de juego basado en encarar y realizar acciones a una alta velocidad que provoca un cansancio. Lo que provoca que casi siempre sea cambiado. De hecho, tan sólo ha disputado los 90 minutos en seis ocasiones de las 24 titularidades que ha gozado. La llegada de Ojeda, que está entrando poco a poco, supone un punto más de competitividad en un equipo que ya sí tiene recambios de garantía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios