granada cf

Tres meses para olvidar

  • Los rojiblancos cierran un final de temporada muy pobre que sólo empeora el Barcelona B

  • Las malas decisiones, clave en este tramo

La derrota en el Anxo Carro de Lugo fue el inicio del desastre rojiblanco. La derrota en el Anxo Carro de Lugo fue el inicio del desastre rojiblanco.

La derrota en el Anxo Carro de Lugo fue el inicio del desastre rojiblanco. / agencia lof

Finalizó la temporada para el Granada CF y lo hizo con un triunfo que no sirvió de nada, salvo para evitar una última pitada de la afición rojiblanca, que en el último trimestre de la competición ha visto como se consumaba el descalabro deportivo.

Tres meses para olvidar en el seno de la entidad pero también para aprender de los errores, de las decisiones precipitadas y los nombramientos caprichosos que no sirvieron de nada como ha quedado reflejado.

12Puntos. Es la cifra conseguida por los rojiblancos en los últimos catorce partidos de Liga14Goles. Un tanto por partido en los últimos tres meses de competición es el bagaje ofensivo

Desde que el pasado 3 de marzo se cayera en el último minuto del encuentro ante el Lugo en uno de los mejores partidos de los rojiblancos fuera de casa, la trayectoria no ha podido ser más negativa. Quedaban trece jornadas por delante para enmendar el error y tiempo suficiente para mejorar sobre todo fuera de casa, el principal problema que ha tenido el Granada CF a lo largo de la temporada. Pero lejos de tener paciencia como la han tenido otros equipos, léase el Zaragoza que llegó a estar situado a principios de la segunda vuelta en la decimosexta posición y que ha terminado tercero, los nervios se instalaron en el club presidido por Jiang Lizhang. La derrota ante el Gimnástic de Tarragona en un duelo en el que los de José Luis Oltra realizaron nada menos que 29 disparos a puerta por seis de su rival y caer ante el Real Oviedo tras una gran primera mitad, fueron el punto de inflexión del curso. Porque a partir de ahí, el esperpento se instaló en las oficinas del Estadio de Los Cármenes. Se destituyó a Oltra el 19 de marzo por "motivos técnicos y porque había detalles que había que pulir en una plantilla que podía más rendimiento del que está dando," según palabras de Manolo Salvador, el director deportivo.

Quedaban once encuentros, 33 puntos en juego y el equipo estaba quinto en la tabla clasificatoria pero se quería más: ascender de manera directa. Un mensaje demasiado ambicioso en una categoría tan dura como la Liga 1|2|3 que caló en el aficionado para el que, a diferencia de otros clubes, jugar el play off era un fracaso. Para solucionar la papeleta se le dio la oportunidad a Pedro Morilla, que vivió así su primera experiencia en un banquillo profesional. Una decisión sorprendente que comenzó a ser el principio del fin.

Con el técnico sevillano al frente y un calendario a priori más asequible con enfrentamientos ante rivales desahuciados como el Lorca o el Sevilla Atlético y en problemas como la Cultural Leonesa, la primera victoria in extremis ante el Numancia hizo albergar esperanzas. Pero fue un espejismo. El conjunto rojiblanco fue de mal en peor y a partir de ahí sumó tres puntos de quince posibles. En especial fue duro el empate ante los leoneses tras ir ganando por 3-1 a un minuto del final.

Pese a ello, se mantuvo a Morilla, que viajó a Huesca sabiendo que podría ser su último partido como así fue, tras caer en El Alcoraz en un duelo marcado por el agua. Una derrota que supuso su destitución tras sumar seis puntos de dieciocho posibles.

Con un equipo hundido anímicamente y con cada vez menos opciones de jugar play off, se contrató para los últimos cinco encuentros a Miguel Ángel Portugal, que perdió sus dos primeras citas ante Rayo Vallecano y Almería. Descartado prácticamente para ocupar una de las seis primeras plazas, el equipo soltó el lastre y ha sumado dos victorias en las últimas tres jornadas, seis puntos que no han servido de nada pero al menos han impedido que la grada (los pocos que han acudido en esta recta final) esté de uñas con los rojiblancos.

En total, en los últimos tres meses de competición el balance no puede ser más pobre. Doce puntos en catorce partidos, a gol por encuentro y únicamente un punto en las siete salidas, ante el Sevilla Atlético, es el bagaje de tres meses lamentables. Sólo el filial del FC Barcelona, que ha descendido, ha obtenido peores resultados desde el 3 de marzo que fue cuando el equipo cayó en barrena. Diecinueve puntos menos que el Zaragoza o 17 que el Córdoba en este tramo, reflejan la trayectoria del Granada CF en la parte más decisiva de la campaña. Una lección que deben aprender Lizhang, que acumulan fracaso tras fracaso, Cordón, Salvador y compañía. Esa palabra que tan poco gusta en el mundo del fútbol pero que es una realidad cuando no se cumplen los objetivos como así ha sido.

Miguel Ángel Portugal se despidió ayer de la afición rojiblanca vía Twitter. El burgalés se mostró "muy orgulloso del comportamiento de mis jugadores hasta el final, en el que han demostrado orgullo y profesionalidad en un momento que no era fácil de asumir". Portugal reflejó en la red social que "dejó Granada feliz de haber conocido una ciudad maravillosa". Asimismo, agradeció a la afición rojiblanca "su gran comportamiento durante este corto periodo de tiempo en el que nos ha tocado compartir momentos difíciles".

Carlos Peruena, defensa uruguayo que militase en el Granada CF las temporadas 1983-84 y 1984-85, falleció el pasado sábado en Barinas, Venezuela, a los 63 años, tras sufrir un paro cardiaco. El 'Toto', como se le conoció en el mundo futbolístico, fue hospitalizado hace dos semanas cuando le detectaron un tumor junto a una afección cardiaca que le impedía ser operado. Hace cuatro días le dieron el alta hospitalaria, pero su corazón dejó de funcionar. La entidad rojiblanca, vía Twitter, mostró sus condolencias a la familia y amigos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios