Celta-Granada CF | Crónica y resultado El Granada CF sucumbe en Balaídos

  • El cuadro rojiblanco cae ante el Celta en un duelo en el que el Iago Aspas ofrece un recital

  • Por primera vez un equipo le remonta un partido a los rojiblancos tras ponerse por delante con Diego Martínez en el banquillo

Foulquier trata de ganar un balón dividido ante Iago Aspas. Foulquier trata de ganar un balón dividido ante Iago Aspas.

Foulquier trata de ganar un balón dividido ante Iago Aspas. / Agencia LOF

La relación amor-odio del Granada CF con Iago Aspas nació en el primer partido del famoso play off de ascenso a Primera División de la temporada 2010-2011, que terminó con el conjunto de Fabri en la máxima categoría del fútbol español tras 35 años ausente. En aquel duelo, el talentoso jugador de Moaña no saltó lo suficiente ante una rápida salida de Roberto Fernández a ras de césped para atrapar el cuero dejándole el ojo al arquero gallego hinchado al tocar con los tacos de su bota la cara del rojiblanco.

Desde entonces, casi cada vez que el llamado ‘Príncipe de las Bateas’ se enfrenta a los nazaríes la lía, sea por aspectos futbolísticos o al margen de ellos. En Balaídos, volvió a demostrar que tiene calidad a raudales y que el Celta se le queda pequeño. Fue el gran protagonista de la victoria de su equipo, con total merecimiento, que supone la tercera derrota consecutiva de los de Diego Martínez en LaLiga Santander (3-1). Los vigueses fueron acreedores al triunfo aunque tuvieron que esperar a la recta final para dejarlo sentenciado, algo que no ocurrió antes gracias a Rui Silva.

Dos partes

El choque tuvo dos partes muy distintas. En la primera, los rojiblancos fueron sometidos por el cuadro de Eduardo ‘Chacho’ Coudet sobre todo en la primera media hora de juego. Gracias a la gran calidad en sus hombres de centro del campo hacia adelante, algo que se sabía y que provocó que Diego Martínez optara por jugar con tres centrales, la intensa presión que ejerció el Celta sobre su rival le permitió atosigar a los visitantes durante casi 30 minutos.

Tras varias jornadas sin hacerlo, Diego Martínez cambió el sistema apostando por tres centrales atrás y Foulquier y Neva como carrileros

Los ‘jugones’ vigueses, con Iago Aspas destacando por encima de todos pero bien acompañado por Nolito, Denis Suárez y Brais Méndez, jugaron a su antojo ante un Granada CF al que le costó mucho salir de campo propio en el primer tercio del encuentro. Con Aspas a nivel Champions, habilitando a sus compañeros tras descolgarse en líneas de tres cuartos al contar con total libertad, fue Rui Silva el que mantuvo a los rojiblancos en el choque.

Ya a los seis minutos, el arquero portugués evitó el 1-0 salvando un mano a mano ante Santi Mina, previamente asistido por Aspas. En el 11’ fue Nolito el que tuvo una gran ocasión pero su remate se marchó por encima del larguero con Silva ya batido. Perfectamente podría haber ido el conjunto vigués 2-0 en el marcador al cuarto de hora. Pero la falta de acierto de los gallegos, que en el 20’ gozaron de otra ocasión por medio de Hugo Mallo que salvó Rui Silva, le dio vida a los nazaríes, a los que les costaba mucho quitarse la alta presión céltica pero que poco a poco le fue perdiendo el respeto a su rival.

Golazo de Suárez

Tal fue así que en su primera llegada al área de Rubén Blanco, Luis Suárez adelantó al Granada CF. Fue gracias a un gran pase en profundidad de Milla que el colombiano, tras ganarle por potencia a Tapia, supo definir con clase en el área con un sutil toque. Sin embargo, la alegría duró poco pues Aspas, de nuevo, habilitó a Olaza en la siguiente acción para que el lateral zurdo centrara al corazón del área regalo que Nolito no desaprovechó.

Luis Suárez es felicitado por sus compañeros tras el tanto anotado. Luis Suárez es felicitado por sus compañeros tras el tanto anotado.

Luis Suárez es felicitado por sus compañeros tras el tanto anotado. / Agencia LOF

Tocaba reponerse, pero la intensidad de los locales ya no era tan alta. Poco a poco, los de Diego Martínez fueron gozando de mayor posesión, con un gran Milla, y las apariciones de Machís y Suárez al espacio. En una acción similar al primer gol, el delantero cafetero pudo hacer el 1-2 aunque tres minutos después, en el 39’, Silva realizó otro paradón a disparo de Brais Méndez desde la media luna. El duelo se tornó en un ida y vuelta que pudo hacer que los nazaríes se fueran al descanso por delante en una doble ocasión. Primero tras una buena combinación que terminó con un centro de Machís a Carlos Neva que remató con la zurda pero Rubén despejó con los pies. El rechace le llegó a Jorge Molina quien, con todo a su favor, remató por encima del larguero pero de haber marcado el gol habría sido anulado por el VAR pues el veterano ariete estaba en fuera de juego.

Se estira

Un minuto después, Milla gozó de la última oportunidad con un disparo en el área pero su intento con el interior de su bota derecha no encontró el efecto que hubiera deseado. No habría sido justo haberse ido al descanso por delante, pero el fútbol a veces no lo es.

Los rojiblancos estuvieron a merced del Celta la primera media hora pero el gol de Luis Suárez le dio confianza aunque la alegría duró poco

El técnico granadinista movió ficha tras el receso y dejó en el vestuario a un gris Jorge Molina para dar entrada a Antonio Puertas. El cambio le sentó bien al equipo, que vivió mucho más tranquilo y no sufrió tanto. Aspas estuvo más vigilado y el nivel físico de los de Coudet descendió considerablemente. Pero ello no fue aprovechado por los rojiblancos, que no generaron ni una sola ocasión de gol en la segunda mitad.

Sin peligro

El Celta, por su parte, llegó pero no tan claramente como en el primer acto. Pero aún así pudo ponerse por delante gracia a tres disparos de Denis Suárez, Santi Mina y Tapia que no encontraron portería. Los intentos, sin ser tan numerosos, se fueron sucediendo ante un Granada CF más armado pero con poca profundidad en su ataque. Y menos cuando Luis Suárez fue sustituido para dar entrada a Soldado a la hora de partido.

El choque se endureció en la recta final terminando con un carrusel de amarillas. El choque se endureció en la recta final terminando con un carrusel de amarillas.

El choque se endureció en la recta final terminando con un carrusel de amarillas. / Agencia LOF

Desde entonces, apenas se pisó campo contrario siendo los locales los que lo intentaron aunque les costó superar el orden defensivo planteado por el míster nacido en Vigo. En el 71’, Nolito gozó de una buena oportunidad. Pero de nuevo volvió a aparecer Aspas para marcar la diferencia. Sea por la izquierda o por la derecha, fue una auténtica pesadilla y gracias a él llegaron los tantos que le dio la victoria a su equipo.

Aspas estelar

Primero tras encarar a Domingos Duarte, ganar línea de fondo y centrar atrás para que Baeza, tras dos intentos, batiera a Silva. Restaban nueve minutos y no quedaba otra que irse a por el empate. Desde el banquillo se ordenó que Germán actuara de ‘9’, lo que provocó un hueco en la zaga que de nuevo el pontevedrés aprovechó a cinco minutos del final para ganar línea de fondo por el costado izquierdo y ponerla al segundo para que Fran Beltrán asestara la puntilla al choque.

Iago Aspas ofreció un recital cada vez que tocó el balón, habilitando a sus compañeros que no estuvieron tan acertados

En la recta final y tras un encontronazo de Puertas con un ayudante de Eduardo Coudet, el duelo se endureció y Díaz de Mera tuvo que desenfundar cartulinas por doquier, incluida una roja directa a Okay por un absurdo tirón de pelos a Luis Milla. La derrota llegó tras 104 partidos, que son los que encuentros que el Granada CF de Diego Martínez ha estado sin que ningún contrincante le remontara tras empezar ganando. Se termina un récord y se amplía la racha sin vencer a cuatro jornadas. Una mala racha que provoca que se caiga a la octava plaza pero también es cierto que con cuatro puntos de renta sobre el descenso. No queda otra que reaccionar en LaLiga Santander. En Europa es otra historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios