Granada CF-Elche | La pizarra

Cambios de dibujo para aguantar

  • El Granada CF usa hasta tres sistemas durante un choque que encuauza con la pizarra en ataque

Vadillo aguanta la dura entrada de un rival del Elche, después de haberlo regateado. Vadillo aguanta la dura entrada de un rival del Elche, después de haberlo regateado.

Vadillo aguanta la dura entrada de un rival del Elche, después de haberlo regateado. / Carlos Gil (Granada)

Pocas veces un jugador llegó a un equipo en el mercado invernal de una forma tan oportuna como Bernardo Cruz al Granada CF. El central, hasta hace sólo unos días en el Lugo, comenzó a entrenar con el conjunto rojiblanco justo la semana en que Diego Martínez tenía problemas de efectivos en defensa.

Hasta ahora la zaga había estado cogida con alfileres en muchas ocasiones, pero al final siempre había logrado salir hacia adelante sin déficits de jugadores. Para este partido no.

Si Bernardo no hubiera llegado, Martínez habría tenido que colocar de inicio a Pablo Vázquez, inédito hasta ahora en Liga y cuya salida de la entidad parece cuestión de días, o se habría tenido que inventar algo original atrás.

Todo ante la ausencia por lesión de Germán, entre algodones toda la semana mas ausente al no recuperarse a tiempo de un esguince de rodilla. La llegada del zaguero sacó de apuros al técnico, que lo colocó directamente como titular para formar pareja junto a Martínez. Además de la semana de entrenamientos, todo lo que el preparador conoce de un jugador que tuvo a sus órdenes en el filial del Sevilla, que no es poco, fue aval más que suficiente para apostar por él de inicio.

Dibujo habitual

Dani Ojeda, el otro refuerzo invernal realizado hasta ahora por el Granada, inició el choque en el banquillo. La de Bernardo no fue la única novedad en el once rojiblanco respecto al anterior choque en Cádiz, ya que Martínez devolvió a la titularidad a Antonio Puertas en detrimento de Pozo. No hubo sorpresas en el dibujo, ya que el preparador volvió a apostar de inicio por su habitual 1-4-2-3-1.

Buen posicionamiento

Como era de esperar, el Elche se posicionó muy bien en el campo y puso en aprietos al Granada en los primeros minutos. Los visitantes presionaron muy arriba, con intención de recuperar pronto un balón que sólo supieron administrar en los instantes iniciales.

Los de Diego Martínez encontraban casi siempre salida por la banda derecha, con dos contra uno de Víctor Díaz y Antonio Puertas, que empezó en la izquierda pero alternó muy pronto su posición con Vadillo, ante los rivales.

Quini, destacado ayer, trata de presionar a dos rivales. Quini, destacado ayer, trata de presionar a dos rivales.

Quini, destacado ayer, trata de presionar a dos rivales. / Carlos Gil (Granada)

La estrategia

Por ahí llegaron las primeras ocasiones locales, aunque lo que abrió el marcador fue el único saque de esquina del primer tiempo.

La pizarra nazarí funcionó a la perfección y Montoro se encontró un balón franco con la testa que mandó a la escuadra. El gol varió el choque hasta acabar firmando el Granada una notable primera parte que coronó con el 2-0, también de Montoro.

Este tanto estuvo precedido de una buena jugada entre Fede Vico y Vadillo, indetectables durante gran parte del choque para la zaga visitante, tras otra falta lateral. Y es que a balón parado llegaron casi todos los problemas del Elche antes del descanso, como el tremendo lanzamiento de falta directa de Vadillo que se estrelló con violencia en el poste.

El héroe no puede

Llevaba tocado Montoro desde el ecuador del primer tiempo y Diego Martínez se vio obligado a sustituirlo en el descanso. Con una amarilla vista que le impedirá jugar contra el Extremadura.

Montoro, felicitado por sus compañeros tras marcar uno de sus goles Montoro, felicitado por sus compañeros tras marcar uno de sus goles

Montoro, felicitado por sus compañeros tras marcar uno de sus goles / Carlos Gil (Granada)

El obligado primer cambio dio la posibilidad de jugar todo el segundo acto a Nico Aguirre. El argentino se colocó junto a Fede San Emeterio en el medio centro y el Granada siguió jugando igual.

Con tres en el medio

La segunda sustitución estaba cantada porque Antonio Puertas no tuvo su día y en el banco había pólvora con Pozo y con Dani Ojeda. Entró el primero y el ex del Leganés tendrá que esperar para tener sus primeros minutos.

Todo siguió igual, aunque no así tras el tercer cambio, que motivó dos cambios de sistema. Entró Alberto Martín y colocó el técnico un trivote en la medular, con el extremeño, San Emeterio y Nico Aguirre.

Zaga de cinco

Mejoró algo el Granada pero no fue suficiente para parar las acometidas del Elche, que acabó jugando con muchos atacantes y mucha gente descolgada.

Por eso el Granada afrontó los instantes finales con zaga de tres centrales, Víctor Díaz uno de ellos, y dos carrileros, con Pozo siendo el de la derecha. Del 14-2-3-1 del inicio al 1-5-4-1 del final pasando por un 1-4-1-4-1. Todo sea por acabar ganando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios