La Pizarra | Almería - Granada CF Un sistema y equipo condicionado

  • La lesión de Montoro acaba con las posibles opciones finales de modificar el dibujo rojiblanco.

Montoro dirigió al equipo con criterio. Montoro dirigió al equipo con criterio.

Montoro dirigió al equipo con criterio. / Diario de Almería

Con una mejor primera mitad que una segunda forzada por los condicionantes, el Granada CF fue capaz de sumar un punto en un campo maldito para los rojiblancos, quienes siguen aumentando los años sin sumar los tres en tierras almerienses. Con minutos de comodidad sobre el césped, los de Diego Martínez fueron cayendo en la red de un conjunto de Fran Fernández que es duro defensivamente, y siempre estuvieron reforzados por mayor músculo en el pivote del centro del campo con Yan Eteki, que no se olvidó del dorsal que porta Fede Vico hasta el cambio de posición del cordobés en la segunda mitad con la entrada de Puertas.

Confianza

La que el técnico gallego demostró en Rodri como referencia. Por primera vez en la temporada apostó por el ‘sevisoriano’ teniendo en condiciones óptimas a Adrián Ramos. Sin duda el ex del Almería demostró el porque. Se fajó durante 65 minutos con dos rocosos centrales, que no pararon de soltarle en cada acción de espaldas en las que el delantero trató de ganar balones para su equipo. Sin opciones de cara al marco de René, el ‘11’ no pudo abrir los espacios deseados, aunque en la primera mitad dejó acciones en las que recordó el trabajo de calidad que suele realizar Ramos. Precisamente el colombiano ocupó su lugar en la recta final, quizás buscando el cansancio de un equipo rival que no bajó su nivel defensivo ni con el paso de los minutos. ¿Por quién apostará Martínez frente a Las Palmas?

Buen arranque

Los rojiblancos dejaron sus señas de identidad claras durante los primeros 20 minutos de partido. Supieron ir soltando el nerviosismo y haciéndose con un dominio del balón con el que trataron de mover el rombo defensivo almeriense del centro del campo y la línea de dureza defensiva rival. Sin embargo, el paso de los minutos fue dejando un cambio que acabó con las opciones. Demasiado juego directo, a veces con efectivad si lo buscaba Montoro, a veces regalando el balón aéreo hacia Rodri si lo hacían los centrales. El trabajo de la semana del Almería quedó evidenciado nada más arrancar el choque, Yan Eteki persiguió a Fede Vico hasta ir sacándolo del partido y dejándolo sin aparecer llegado al descanso. Ahí pudo estar el apagón que los nazaríes sufrieron para llegar con su estilo al área rival, utilizando por ello en exceso el juego directo, algo que no cambió en la segunda mitad.

Condicionantes

A la falta de mostrar la identidad propia se unió en la primera mitad la acción que marcó la recta final. El centrocampista local renombrado ya en este artículo como destructor, tuvo un encontronazo con Montoro en un intento de salida a la contra del Granada que le provocó un fuerte golpe en el tobillo. Pese a seguir siendo el mejor durante el resto del partido, el valenciano fue sustituido en el 79’, cuando Martínez sólo tenía una sustitución y la opción de mover el dibujo con la entrada de Azeez en la posición de mediapunta que ya ha ocupado anteriormente. El nigeriano saltó al campo para formar el doble pivote (donde estuvo mejor que en otro sitio) y acabó con las opciones de modificar el sistema, comenzando y finalizando los rojiblancos de la misma forma (teóricamente) sobre el césped.

Vicandi, vicandi

El colegiado vasco protagonizó el choque, al dar la ventaja en una acción en el minuto 5 en la que Rodri había sido claramente agarrado por Saveljich cuando sólo le quedaba por superar a René. El propio delantero del Granada reconoció en la entrevista posterior al partido de la televisión con derechos que le había comentado el trencilla que no podía amonestar al central montenegrino al haber otorgado ventaja en la acción, cuando realmente no la tenía por la presencia de René al haber sido agarrado. En otra acción desafortunada en la primera mitad, el línea levantó el banderín por un fuera de juego inexistente de Ojeda cuando el canario también quedaba prácticamente solo frente a la portería rival.

Pérdidas

Las que sufrirá el equipo la próxima semana por obligación frente a Las Palmas. Seguras las de San Emeterio y Víctor Díaz por acumulación de amonestaciones; y la duda de Montoro por su fuerte golpe que obligó finalmente a ser sustituido. La rotación será obligatoria, así como la salida de otros de la enfermería, como el caso particular de Quini, con otro esguince.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios