Agricultura Polopos

Octubre mes de Vendimias en Polopos

  • En Octubre nuestro pueblo está impregnado de un olor a mosto y un color inconfundible de otoño.

Comentarios 0

Llegando el mes de Octubre los agricultores de nuestro pueblo se preparan para la Vendimia. Una de los pilares económicos de nuestro pueblo es la recolecta de uvas y su posterior proceso de vendimiar. Siendo la vendimia la operación típica de recolección de la uva y marca por sí misma una época del año otoñal.

El cosechero suele vendimiar en la primera quincena de octubre. Pero año tras año se plantea como pregunta cuándo ha de vendimiar, puesto que la climatología anual puede ser propicia y puede adelantarla, o podría haber sido negativa y aconsejar una vendimia retardada, como es el caso de este año, que la vendimia se ha retrasado por el estado de la uva. Dentro de esa quincena todo retraso supone recoger uva más madura que vendimiando a principios de octubre.

Los cosecheros deciden la vendimia de sus viñedos analizando el grado, la acedez, el color y el estado sanitario de las uvas. Saben que cuando la uva estrujada entre los dedos da sensación de adherencia o pegajosidad es que el vino ya puede alcanzar los doce grados. También conocen que cuando el raspón comienza a amarronear ya no existe circulación beneficiosa entre hoja y racimo. Por otro lado, algunos años la hoja se agosta pronto y cae, o bien, se vuelve amarilla o marrón. Sabe, en estos casos, el viticultor que la maduración apenas puede prosperar ya y que es conveniente vendimiar.

Pero, en líneas generales la vendimia viene forzada por la climatología de otoño. Las lluvias de otoño ya no benefician a la uva si acaecen después de iniciado el mes de octubre y pueden además perjudicar, reblandeciendo la piel de la uva y facilitando enfermedades de mohos en ella, que se llaman Botrytis, los cuales deterioran la película hasta el punto de que los mostos de tinto quedan marrones y los de blanco excesivamente dorados o marrones también. En estos casos, iniciada la época de lluvias, es conveniente vendimiar cuanto antes.

Es típica la vendimia de los pequeños cosecheros que aprovechan la llegada de los familiares durante el fin de semana para este fin, o bien se unen y van rotando, ayudandose entre ellos.

Aunque hoy día todo esta mecanizado, en nuestro pueblo se sigue realizando la vendimia manual. La operación de la vendimia se realiza por corte a mano con una cuchilla curva llamada "corquete". El vendimiador coloca su mano izquierda bajo el racimo y con la otra mueve la cuchilla o "corquete" en sentido ascendente contra el extremo del raspón. El racimo cae suavemente sobre su mano y lo pasa a los cestos de recogida, para ir depositandolos después en cajas, las cuales están forradas manteniendo el caldo en su interior, para después ir volcandolas en la prensa que automáticamente, conduce el mosto a un pilar y de este pasa con una bomba a las cubas y por otro lado va sacando fuera los restos de los racimos.

Es muy importante para la calidad del vino el tiempo que transcurre desde que se corta la uva hasta que ésta entra en la bodega. Cuanto menor sea ese tiempo, más probable es que el vino sea de gran calidad. Aunque actualmente existen máquinas de vendimias que son cosechadoras que, sacudiendo las cepas podadas en la espaldera (en hilos de alambre en una línea sin sarmientos desviados), recogen la uva, una práctica habitual para realizar vendimias de gran calidad es utilizar cajas de unos 20 kg. y realizar la vendimia a mano, y nuestro pueblo sigue manteniendo esta tradición.

 

 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios