Mundo

El terrorista de Niza pidió en un mensaje "más armas" antes del atentado

  • Mohamed Lahouaiej Bouhlel vació su cuenta bancaria la semana antes del ataque. La Policía detiene a una pareja de albaneses y a una tercera persona que podrían haberle facilitado el arma.

Comentarios 2

El autor de la masacre de Niza del pasado jueves envió justo antes de cometer su atentado un mensaje de texto en el que pedía a su interlocutor que llevara "más armas", reveló este domingo la cadena BFM TV. "Trae más armas, trae de 5 a C", pidió en un mensaje enviado el 14 de julio a las 22:27, minutos antes de que entrara en el paseo marítimo de la ciudad con un camión y arrollara a decenas de personas, provocando 84 muertos. El teléfono móvil del terrorista fue hallado en la cabina del vehículo después de que las fuerzas del orden le abatieran para poner fin al ataque, y de momento no se han filtrado interpretaciones a esa última "C" de su mensaje ni el destinatario del mismo. Fue el hallazgo de este celular lo que ha permitido a la Policía francesa detener a varias personas de su entorno.

Por otro lado, también se ha conocido este domingo que Mohamed Lahouaiej Bouhlel vació su cuenta bancaria la semana previa al atentado, vendió su coche y declaró su radicalización a su entorno, según señaló una fuente cercana a la investigación citada este domingo por el semanario Le Journal du Dimanche. El diario no precisa cuánto dinero tenía el terrorista. El rotativo local Nice Matin indicó en su página web que entre sus últimos movimientos bancarios se incluye una compra en internet de 24 euros que aparece en su saldo bajo el nombre de "Islam", pero que no corresponde a la dirección de una página web. La transacción, según señaló ese diario en su edición digital, fue efectuada el pasado 6 de julio. 

Un día después, Lahouaiej Bouhlel, padre de tres niños de 1, 4, 6 años, regularizó su seguro escolar. Algunos medios de comunicación habían señalado estos últimos días que el terrorista mandó recientemente a su familia en Túnez 240.000 dinares (unos 100.000 euros), pero en su cuenta no hay ningún rastro de ese envío y, según una fuente cercana a la investigación consultada por Nice Matin, no llegó a producirse.

Tres detenidos más

Los últimos arrestos se han realizado este domingo cuando la Policía francesa ha detenido a un nuevo sospechoso de estar vinculado con el atentado, por lo que se eleva a siete el número de arrestados. Fuentes judiciales citadas por varios medios señalaron que este último arrestado es un hombre de 37 años cercano al entorno del autor material del atentado. Por la mañana fue arrestada una pareja de albaneses de los que se sospecha que suministraron la pistola del calibre 7.65 que utilizó Bouhlel para atacar a los policías que intentaban detenerlo durante su recorrido mortal por el Paseo de los Ingleses y que acabaron matándolo  tiros. Pero los datos que se han filtrado apuntan a que los albaneses no le dieron directamente el arma, sino que hubo un intermediario que es otro de los detenidos, un hombre de Niza. Ese hombre es también el que recibió un mensaje de móvil de Boulhel un cuarto de hora antes de irrumpir con el camión en el Paseo de los Ingleses, pese a que estaba cerrado al tráfico y allí estaban congregadas 30.000 personas que asistían a los fuegos artificiales. En el SMS le decía "trae más armas, trae de 5 a C". Un elemento que contribuye a asentar la idea de que el autor de la matanza -reivindicada por el grupo yihadista Estado Islámico (EI)- tuvo cómplices, al menos para la logística de la acción, aunque habrá que ver si estaban al corriente de sus planes. Tanto la pistola como el teléfono con el que se envió ese mensaje se encontraron en la cabina del camión en la que Bouhlel fue abatido. 

Este domingo quedó en libertad sin cargos la mujer del terrorista -con la que tuvo tres hijos-, del que llevaba unos dos años separada después de haberlo denunciado por comportamiento violento. 

Otras cuatro personas permanecen bajo arresto y todavía están siendo interrogadas en una comisaría situada a dos calles del domicilio del terrorista, en Niza. Su ex mujer, que fue detenida el viernes, ha sido puesta en libertad después de ser interrogada.

En ese tipo de detenciones participan miembros del cuerpo de operaciones especiales de la policía (RAID) y de las Brigadas de Investigación e Intervención (BRI). Tratan de determinar el perfil del criminal para lo que están interogando a los detenidos y a otros testigos. 

Las fuerzas del orden llegaron hasta los arrestados gracias al móvil del terrorista, Mohamed Lahouaiej Bouhlel, que fue hallado en la cabina del camión con el que penetró en el paseo marítimo de la ciudad y atropelló a decenas de personas. 

Los investigadores intentan determinar las motivaciones del atentado, que tuvo lugar durante las celebraciones de la Fiesta Nacional francesa. 

La Fiscalía abrió una investigación por asesinatos e intentos de asesinato, tentativa de asesinato de personas dotadas de autoridad pública (los policías a los que disparó) y terrorismo. 

Los primeros interrogatorios apuntan que el joven, de 31 años y finalmente abatido por las fuerzas del orden, se había radicalizado muy rápido reconoció el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve. 

Algunos de los testigos han asegurado que el autor de la matanza no seguía los preceptos el islám; había dejado de beber alcohol, se dejó barba y defendía posiciones extremistas. 

Los cerca de cuarenta investigadores, que centralizan su trabajo en una comisaría situada cerca del último domicilio del terrorista, están analizando el teléfono móvil encontrado en la cabina del camión con el que cometió la masacre. Además, también investigan documentos y material informáticos encontrados en sus distintas viviendas. 

Inspección del paseo

El autor de la masacre examinó el escenario de la matanza, el Paseo de los Ingleses, dos días antes de perpetrarla, reveló hoy la radio Europe 1.  Al volante del camión que había alquilado días antes, Bouhlel recorrió el paseo marítimo durante el martes y el miércoles, antes de cometer la masacre el jueves, según se desprende de las cámaras de vídeo-vigilancia de la ciudad, señala la emisora. 

Las cámaras de Niza -la ciudad de Francia que más posee este tipo de aparatos- grabaron cómo el autor del crimen, reivindicado más tarde por el EI, se fijaba con atención en ciertos detalles del paseo en sus viajes de reconocimiento. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios