Debido a la pandemia

El Centro Guerrero reorganiza el programa de su 20 aniversario para poder celebrarlo

  • El espacio albergará en los próximos meses exposiciones del artista valenciano Jordi Teixidor y del escultor minimalista estadounidense Fred Sandback

El Centro Guerrero, en una imagen durante su reapertura tras el confinamiento.

El Centro Guerrero, en una imagen durante su reapertura tras el confinamiento. / Alejandro Romera Medina / PhotographersSports

El Centro José Guerrero ha reorganizado pero mantiene gran parte del programa diseñado para celebrar este año su 20 aniversario, una efeméride por la que abordará desde septiembre los límites de la pintura de Teixidor. El centro reabrió sus puertas el tres de junio con una selección de pinturas de la colección propia, una reorganización de los planes diseñados para celebrar el cumpleaños del centro sin renunciar a casi nada.

El director del museo, Francisco Baena, explicó ayer que el centro había diseñado una programación especial que se ha alterado en el tiempo y que, por el impacto de la pandemia, se ofertó primero la muestra con los fondos del Guerrero. "Se eliminaban así las complicaciones del transporte de préstamos de otros centros, se daba protagonismo a Guerrero y se podía abrir antes, un gesto que el público ha recibido como un apoyo a la cultura y una dosis de normalidad", apuntó Baena.

De la programación central se elimina un directo multitudinaria y una serie de acústicos

A esta muestra, con medidas de seguridad adaptadas al Covid-19 y un aforo reducido y lineal, le tomará el relevo la exposición programada inicialmente para el pasado 2 de abril. Se trata de Los límites de la pintura de Jordi Teixidor (Valencia, 1941), considerado una de las principales figuras de la abstracción española y determinante en el proceso de cambio que la pintura experimentó en los años setenta del siglo XX.

La exposición no es una muestra retrospectiva pero sí el resultado de la indagación en una serie de aspectos, físicos, temáticos y estructurales característicos y definitorios de su idea del arte y de la pintura. Su título hace referencia directa a su concepto de límite y muestra con sus obras el impacto que le generó Guerrero.

El Guerrero arrancó el año con éxito de público, cifras que se han reducido por la crisis, ya que el 35% de los usuarios son extranjeros y otro tercio turistas nacionales. La muestra de Teixidor se mantendrá hasta finales de noviembre y el relevo lo tomará una exposición del escultor minimalista estadounidense Fred Sandback formada por piezas de sencillo transporte, instalaciones con hilos que al no presentar grandes volúmenes facilitan su viaje.

Del programa para celebrar el aniversario del Centro sí se ha eliminado un concierto multitudinario y una serie de actuaciones en acústicos dentro del museo, pero que se retomarán tras el verano y adaptados a lo que en ese momento marque la normativa sanitaria.

También continuará actividades como una obra de ficción sonora sobre Guerrero o la publicación de una maqueta en papel del centro y un libro sobre su arquitectura. "Lo importante es mantener la actividad y las medidas de seguridad, aunque se pueda llegar a menos público, porque el centro también tiene una función social", resumió su director.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios