Exposición Granada

El Centro Lorca exhibe los artefactos híbridos de 'La novela no escrita'

Un momento de la visita inaugural de la muestra que puede verse estos días en el Centro Lorca.

Un momento de la visita inaugural de la muestra que puede verse estos días en el Centro Lorca. / José Albornoz/ Universidad de Granada (Granada)

El Centro Federico García Lorca exhibe hasta el próximo 7 de enero la muestra La novela no escrita, una colección de obras que reflejan el diálogo presente entre la creación literaria y las artes plásticas a través del trabajo y las experiencias de los residentes de la Academia de España en Roma con motivo de su fundación, hace 150 años. La exposición, que comparte espacio con hasta el 22 de octubre con Los títeres de Lorca, Lanz y Falla, está comisariada por Carlos Pardo y cuenta con piezas de artistas como Fuentesal Arenillas, David Bestué, Mercedes Cebrián, Pedro G. Romero, Miki Leal, Rogelio López Cuenca, Mabi Revuelta y Shirin Salehi.

"Siendo fiel a la historia de la Academia de España en Roma puede decirse que la literatura es una de sus artes más jóvenes. De incorporación tardía, ha convivido en la Academia con otras disciplinas creativas, como la pintura y la escultura", detalla el comisario sobre las artes que ocupan un lugar preminente desde la creación de la institución cultural. "No obstante, este papel discreto es una forma de salvación: los escritores abren sus perspectivas y huyen de los perfiles profesionalizados. A su vez, los artistas visuales encuentran en esta literatura en continua reformulación una dimensión ficcional y crítica alejada del clásico tópico descriptivo del ut pictura poesis, que convertía a la pintura en una peculiar “poesía de los ojos”. Es esta una literatura por otros medios, expandida de lo textual, no escrita".

Según el comisario, para los artistas que conforman La novela no escrita "lo literario es inseparable de la matriz de su propia obra, nunca una apropiación temática o demasiado evidente". Epistolarios ficticios, dandis, pergaminos de versos ilegibles, metáforas tan literales como una piedra… Artefactos tanto más literarios cuanto más imprevisibles".

Obras

En palabras del comisario, para los artistas que conforman La novela no escrita, lo literario es "una matriz procesual en su propia obra, nunca evidente ni temática. Y, por lo tanto, más literaria". En ese sentido, para Pedro G. Romero, "un epistolario, heredero de Natalia Ginzburg y Pier Paolo Pasolini, se convierte en una baraja de cartas e intercambios en la ciudad matriz del capitalismo, Venecia".

"La escenografía pictórica de unos dandis se vuelca hacia la moda, lo pasajero y lo provocador, como obra de ficción viva" es la base de la pieza de Miki Leal. Para Shirin Salehi, "un poema de Lorca se transforma en arqueología invisible, un pergamino tanto más cercano al misterio de nuestra capacidad imaginativa que a un modelo lingüístico, quizá como todo poema".

"Una piedra, un poco de tierra y un gusano condensan la metáfora profundamente literal, y material, de la vida del poeta peruano César Vallejo" bajo la mirada de David Bestué. "Una escenografía de piezas escultóricas se despliega como una compañía de juguetes brutos, al modo baudeleriano, hipotéticos personajes de un retablo con ecos de Lorca", para Fuentesal Arenillas.

Y para Mabi Revuelta, "la sucesión parpadeante de imágenes líquidas, muestra la trama ficcional y las lógicas narrativas de los propios sueños, su presente en perpetua metamorfosis". Además, en la obra de Rogelio López Cuenca, "el célebre verso de Hölderlin se despliega en la pared con algo de parodia, fiesta de cumpleaños y encuentro azaroso: poéticamente habita el mundo el hombre".

Y, por último, según Mercedes Cebrián, "una escritora que también es violonchelista y dibujante, despliega en sus cuadernos todos aquellos gestos que la palabra escrita no es capaz de mostrar".

Origen

Con La novela no escrita. 35 años de literatura expandida en la Academia, la Fundación Federico García Lorca y el Centro Federico García Lorca se suman a la celebración del 150 aniversario de la institución, que continúa durante el segundo semestre del año, en concomitancia con la Presidencia Española del Consejo de la Unión Europea. Desde inicios de este año, la institución está desarrollando una variada programación en diferentes puntos de España y del extranjero en colaboración con diversas instituciones.

Las jornadas y la exposición organizadas en el Centro García Lorca revisarán el diálogo presente de unas formas creación literarias y artísticas que se definen, precisamente, por la radicalidad de su elemento literario, dando a conocer las experiencias de algunos escritores y artistas que han sido residentes de la Academia gracias al programa de becas promovido por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios