En su 16 edición

Granada pospone la entrega del Premio Lorca de Poesía por la crisis del coronavirus

  • La autora sevillana Julia Uceda recibirá el galardón después de verano probablemente porque "no hay manera de que el evento se haga con garantías" en mayo

La poeta sevillana Julia Uceda, en una imagen de archivo. La poeta sevillana Julia Uceda, en una imagen de archivo.

La poeta sevillana Julia Uceda, en una imagen de archivo. / L. C.

El sector cultural se ha paralizado, ha echado el cierre, desde que la crisis del coronovirus echara a andar hace dos semanas. Por primera vez en su historia, el Premio Lorca de Poesía Ciudad de Granada se entregará más tarde por la crisis del coronavirus. La organización ha decidido aplazar la serie de actos dedicados a la ganadora de esta edición, la sevillana Julia Uceda, porque "no hay manera de que se haga con garantías" en los próximos meses. "Es imposible entregar el galardón en mayo (la fecha escogida normalmente para celebrar el evento)", afirman fuentes cercanas a la organización. El Ayuntamiento ha confirmado a este periódico que aún no tienen "fecha definida": se están barajando varias opciones.

"No sabemos cómo puede estar la situación de aquí a un mes o dos. Lo razonable es que toda la actividad oficial del Ayuntamiento en cuanto a actividades culturales que congreguen público se pospongan con buen criterio", admiten fuentes cercanas a la organización. ¿Coincidirá con la Feria del Libro, prevista entre el 2 y el 22 de octubre? "No sé si eso se ha pensando. No tiene por qué coincidir en un principio. Va a ser un otoño intenso en cuanto a actividades culturales. Espero que todos pillemos la buena temporada con muchas energía y muchas ganas. Eso querrá decir que hemos dejado atrás la crisis del virus", señalan.

El jurado eligió el pasado 12 de diciembre por unanimidad a Julia Uceda, de la que destacaron su poesía "siempre exigente al llevar el pensamiento al discurso lírico, a la vez que explora las posibilidades de lo irracional como método de conocimiento". También subrayó su carrera que, desde los márgenes, ha ampliado las tradiciones "de la mejor poesía en español en su contacto con otras literaturas". Además, recalcó el "indiscutible lugar de referencia" que ocupa entre los poetas de hoy.

Carlos Pardo, miembro del jurado por la Fundación Lorca, subrayó el carácter "outsider" de la poeta, un verso suelto de la generación de la que también forman parte Jaime Gil de Biedma y María Victoria Atencia. El escritor la definió como una autora que ha escrito "desde el margen"; "y que tras vivir fuera de España, en Estados Unidos e Irlanda, ha transformado las grandes tradiciones de la poesía española que viene de Gustavo Adolfo Bécquer y Luis Cernuda".

"Busca el sueño como método de conocimiento y a la vez se abre más a un discurso de pensamiento, casi de poesía metafísica", indicó el portavoz del jurado. Uceda y su "inconfundible" poesía son una gran influencia de la poesía en español, seguida además por los escritores más jóvenes. Aunque la sevillana, como bien recordó Pardo, "ha continuado publicando muchas veces sin el reconocimiento que se merecía". 

Nacida en 1925, Uceda es una poeta con una gran trayectoria tanto en la academia como en las letras. En su doble condición de profesora y gran poeta de las letras españolas, ya recibió en 2003 el prestigioso Premio Nacional de Poesía por su obra En el viento, hacia el mar. Esta sevillana es licenciada en Filosofía y Letras por la Universidad de Sevilla, dónde también obtuvo el Doctorado con una tesis sobre el poeta José Luis Hidalgo.

Este premio llega tres años después de que lo ganara la última mujer, la uruguaya Ida Vitale que en 2016 fue reconocida con el galardón lorquiano que le sirvió como trampolín para conquistar un poco después el Premio Cervantes. Habrá que ver si se vuelve a dar ese binomio con la ganadora de la presente edición y el Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca-Ciudad de Granada le acaba aupando a la máxima distinción de las letras españolas.

El nombre de Julia Uceda pasa así a engrosar la nómina de escritores de primer nivel que ya inscribieron su nombre en letras de oro en la escultura de la Luna otros autores como Darío Jaramillo (2018); Pere Gimferrer (2017); Ida Vitale (2016); Rafael Cadenas (2015); Rafael Guillén (2014); Eduardo Lizalde (2013), Pablo García Baena (2012); Fina García Marruz (2011); María Victoria Atencia (2010); José Manuel Caballero Bonald (2009); Tomás Segovia (2008); Francisco Brines (2007); Blanca Varela (2006); José Emilio Pacheco (2005) y Ángel González (2004).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios