Programación cultural

Nuevo mazazo a la cultura granadina con el cierre de la actividad no esencial

  • Los principales museos de la provincia amanecen hoy de nuevo sin público y las pequeñas empresas del sector temen por su supervivencia

Nuevo mazazo a la cultura granadina con el cierre de la actividad no esencial Nuevo mazazo a la cultura granadina con el cierre de la actividad no esencial

Nuevo mazazo a la cultura granadina con el cierre de la actividad no esencial

Muy tocado por las medidas para doblegar la curva de la pandemia, el sector cultural granadino afronta desde hoy el segundo ‘cerrojazo’ de 2020. Cuando todavía no se ha podido recuperar del primero, los museos, teatros, cines y pequeñas salas de conciertos amanecen de nuevo con sus puertas cerradas a los visitantes. “Estamos muy resentidos porque es un periodo muy largo sin poder trabajar”, se lamenta Laura López, portavoz en Granada de Alerta Roja.

La plataforma, que tiene como objetivo aglutinar a profesionales del sector cultural para reivindicar medidas, ya organizó movilizaciones en la ciudad a mediados de septiembre porque las limitaciones de aforo impuestas por las autoridades sanitarias no hacían rentable la realización de actividades culturales y el colectivo reclamaba más apoyos gubernamentales.

“En este tiempo sólo hemos conseguido buenas palabras”, critica la portavoz, que se queja de la falta de ayudas y apoyos públicos a la industria cultural que recibe este segundo mazazo sin haberse recuperado todavía del primero.

“En este tiempo sólo hemos conseguido buenas palabras”, lamentan en Alerta Roja

El Centro José Guerrero suspendió ayer el primero de los conciertos de su ciclo de música contemporánea del mes de noviembre porque, como explica su director, Francisco Baena, aunque las restricciones entraban en vigor hoy “no tenía mucho sentido ofrecer una sola actividad”. “El artista ha preferido no hacerlo pero la intención de Diputación es mantener la programación on-line siempre que sea posible”, señala Baena.

Si bien el Centro José Guerrero o el Centro Lorca no tienen que devolver el dinero de las entradas, otros espacios culturales de la ciudad tienen que afrontar también ese trámite. Por ejemplo, el Patronato de la Alhambra y el Generalife inicia hoy su segundo cierre a la visita pública del año y activa también la devolución automática del coste de las entradas adquiridas para el periodo comprendido entre el 10 y el 23 de noviembre para el que el visitante no tenga que realizar ningún trámite ni petición.

La medida de cierre se hará efectiva tanto en la Alhambra y el Generalife como en todos los monumentos adscritos al Patronato y que conforman la oferta de la Dobla de Oro, como el Bañuelo, la Casa Morisca o el Palacio de Dar al-Horra.

Por su parte, el Parque de las Ciencias de Granada, primer museo interactivo andaluz, vuelve a cerrar sus instalaciones para cumplir con el decreto de medidas aprobado por la Junta para combatir la expansión de la covid aunque ha preparado actividades para disfrutar de la ciencia desde casa.

Según ha informado en un comunicado el museo –el de ciencias más visitado de Andalucía con más de 870.000 usuarios en el último balance anual— las instalaciones permanecerán cerradas hasta el 23 de noviembre, fecha en la que se tendrán nuevas indicaciones por parte de la autoridad competente.

El museo seguirá conectado con los visitantes a través de su página web y sus perfiles en redes sociales y ha anunciado que compartirá contenidos de divulgación y educación científica con la etiqueta #ElParqueDeLasCienciasEnCasa.

A estas iniciativa se sumará actividades en línea organizadas para acercar la ciencia a todos los públicos durante las próximas dos semanas de cierre.

Pero los espacios dependientes de las administraciones públicas encaran el envite sin la agonía económica que afrontan las iniciativas particulares. La portavoz de Alerta Roja cuenta que se han tenido que organizar algunas iniciativas solidarias porque hay profesionales que están teniendo dificultades “hasta para pagar la luz”.

La representante de la plataforma -compuesta por más de 37 organizaciones participativas y diferentes organizaciones colaborativas se enmarca en el Movimiento Internacional de la Industria Cultural del Espectáculo y los Eventos- comenta que en Granada, dada la situación, se encuentran paralizadas las protestas previstas para finales de mes que sí se mantienen en otros puntos de España.

Mientras, los directores de los principales festivales previstos para finales de noviembre en Granada valoran la situación -Hocus Pocus, por ejemplo, anunciará las posibles modificaciones en los próximos días–, algunos programadores culturales como Luis Fas se muestran más optimistas. “En el sector de la cultura siempre estamos en crisis pero hemos demostrado que somos muy resilentes”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios