Titulada 'La pasión de Yerma'

Una 'Yerma' con un par de ovarios: así es la nueva versión del clásico de Lorca

  • El Centro de la Romanilla estrenará el 13 de diciembre la obra, una adaptación libre de Lola Blasco protagonizada por María León y dirigida por Pepa Gamboa

El elenco de 'La pasión de Yerma': Críspulo Cabezas, María León, Lucía Espín, Diego Garrido y Mari Paz Sayago. El elenco de 'La pasión de Yerma': Críspulo Cabezas, María León, Lucía Espín, Diego Garrido y Mari Paz Sayago.

El elenco de 'La pasión de Yerma': Críspulo Cabezas, María León, Lucía Espín, Diego Garrido y Mari Paz Sayago. / Seda Producciones

"Una mujer con latido, con gran curiosidad por la vida y por ella misma. Que respeta y disfruta de su cuerpo y sus ovarios". Así define María León a la Yerma que dará vida en la nueva adaptación del clásico lorquiano, cuyo estreno tendrá lugar el 13 de diciembre en el Centro Lorca. "Esta Yerma tiene la pasión como motor principal, pero sus ovarios tienen muchas cosas, sobre todo curiosidad y descubrimiento de ella misma y del amor por Juan. Quiere descubrir su cuerpo, que necesita deseo, pasión y curiosidad", destacó la actriz ayer en la presentación de la obra en Madrid.

Esta versión libre de Lola Blasco, Premio Nacional de Literatura Dramática, estará dirigida por Pepa Gamboa. La sevillana inaugurará por fin la propuesta escénica de este centro convertido en guardián de todo el legado del poeta y dramaturgo, el creador de esta obra que, según León, "no tiene caducidad" y que en manos de Blasco se ha actualizado dando un contenido que "va más allá". El elenco del montaje, producido por SEDA en colaboración con el Centro Lorca, la Fundación del poeta y CaixaBank, lo completarán Críspulo Cabezas, Mari Paz Sayago, Lucía Espín y Diego Garrido.

La directora, dramaturga y actriz Lola Blasco, en la foto de perfil de su Twitter. La directora, dramaturga y actriz Lola Blasco, en la foto de perfil de su Twitter.

La directora, dramaturga y actriz Lola Blasco, en la foto de perfil de su Twitter. / Twitter Lola Blasco

Blasco aclara en las notas introductorias del dossier de prensa lo siguiente: "Tradicionalmente Yerma ha sido leída prestando atención a la infertilidad de su protagonista a lo que, sin duda, contribuye el carácter simbólico del nombre que Lorca le dio a su protagonista. Yerma es, en el imaginario colectivo, "la seca", como ella misma se autodenomina "la marchita". Sin embargo, el poeta andaluz va a dejar claro que, pese al título, el problema no reside en la mujer sino en el marido".

"¿Es el problema de Yerma un problema de infertilidad o de pasión? "Los hombres tienen que gustar, muchacha. Han de deshacernos las trenzas y darnos de beber agua en su misma boca", le dice la Vieja, "quizá por eso no hayas parido a tiempo" le dice. Y mientras Yerma se consume por dentro, se quema... Es, el suyo, un amor de los que duelen, un deseo de los que no se sacian, un padecimiento que sólo acaba con la muerte, como acabaron los padecimientos de Cristo en la cruz", continúa.

La libertad de una visión contemporánea

En esta nueva versión, la dramaturga se adentrará en "la tensión entre deseo y moralidad, maternidad y muerte, género y poder", pero lo hará "desde la libertad que ofrece una visión contemporánea. Desde la dramaturgia se ha trabajado pensando más en el último Lorca, el de La casa de Bernarda Alba, de ahí que se haya dotado de mayor protagonismo a los personajes femeninos y a su universo privado", recalca Blasco.

El conflicto sexual en La pasión de Yerma, dice la alicantina, "ha adquirido mayor protagonismo frente a la imposibilidad de Yerma de ser madre. Del mismo modo que la maternidad no puede hoy día ser entendida como en el siglo pasado, en esta nueva versión del clásico nos planteamos los diferentes motivos que pueden llevar a estos personajes a desencadenar la tragedia porque, como ya demostrara en su día García Lorca, ni la honra más firme es capaz de sujetar las pasiones".

Los dos protagonistas de 'La pasión de Yerma'. Los dos protagonistas de 'La pasión de Yerma'.

Los dos protagonistas de 'La pasión de Yerma'. / Seda Producciones

Esta nueva adaptación plantea, en palabras de Gamboa, "una historia de deseos, de deseos que no se cumplen. Nos encontramos con una obra donde todos los personas desean algo, pero también nos damos cuenta de que, generalmente, esos deseos no se terminan cumpliendo". La directora sevillana deseaba hacer una nueva Yerma desde hace tiempo. "Con ese punto de partida, contacté con la dramaturga Lola Blasco y juntas nos planteamos, desde un punto de vista totalmente libérrimo, hacer una Yerma donde el conflicto no reside exclusivamente en ella, sino en otros personaje. El conflicto lo vemos en todos los personajes, no en ella únicamente, en todo un pueblo", explica.

"La función está distribuida en cinco personajes, lo que nos ayuda a marcar un poco más la soledad y el aislamiento. En nuestra versión, el deseo de ser madre de Yerma pasa a un segundo plano. Y otra serie de deseos, tanto del marido como de otros personajes, se colocan en un plano principal. En definitiva, es una suerte de caja china que al final converge en la tragedia", resume Gamboa.

¿Qué le atrajo de la versión? "Me interesó que fuera Lola Blasco, una gran escritora, que fuera ella quien escribiera La Pasión de Yerma, defendiendo el corazón y la pasión de esta mujer. Se puede ver la gran obra de Lorca, versionada maravillosamente bien, respetando los textos de Lorca, pero haciendo una gran lectura del personaje desde el hecho de ser mujer y conocer la personalidad de ella", recalca León.

Una regalo para María León

Para la sevillana, interpretar a Yerma es "un viaje por el cuerpo y el corazón de una mujer; un regalo; una oportunidad de meterme en las entrañas de la tragedia lorquiana y de las entrañas de mi profesión, que es hacer teatro". El personaje, asegura, le hace "conectar con la tierra y con mi tierra, ya que estamos hablando de Lorca".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios