Novedad editorial

Una cartografía de la poesía española actual

  • El poeta Juan Carlos Abril regresa a las librerías pero en esta ocasión en su faceta de crítico con ‘Panorama para leer’, publicado en Bartleby Ediciones

Una cartografía de la poesía española actual Una cartografía de la poesía española actual

Una cartografía de la poesía española actual

A caballo entre la poesía de la experiencia y otra más vanguardista se abre una tercera vía por la que transita lo mejor de la lírica actual. Esa es la tesis en la que el poeta, crítico y profesor de la Universidad de Granada Juan Carlos Abril lleva trabajando en los últimos años. Un camino teórico que ya señaló en Deshabitados (2008), continuó esbozando en Lecturas de Oro (2014) y sobre el que vuelve a reflexionar en su último libro, Panorama para leer. Un diagnóstico de la poesía española.

Publicado en Barteleby Miradas, la misma editorial en la que vio la luz Lecturas de Oro, completa la cartografía de los libros de poesía aparecidos en España desde 2014 hasta finales de 2018. Y lo hace a través de una compilación de reseñas que Abril ha publicado en diversas revistas y medios especializados durante los últimos años, como los Cuadernos Hispanoamericanos, El genio maligno. Revista de humanidades y ciencias sociales o Castilla. estudios de literatura.

Pero este catálogo sirve las veces de antología poética porque si bien el crítico no tiene la intención de juzgar sino de profundizar en las claves de los poemarios reseñados, no es menos cierto que la selección de poetas sobre los que Abril pone el foco es en sí mima una nómina de autores de interés. “No voy a negar que Panorama para leer. Un diagnóstico de la poesía española plantea una suerte de sección crítica de un segmento de la poesía española contemporánea, puesto que al coleccionar algunos autores o poemarios, en cierta forma se está generando una antología, un ramillete. Pero eso sería una consecuencia colateral, ya que el principal objetivo de este volumen es mostrar lo que se está haciendo”, explica el poeta en el prólogo.

En cuanto a los autores que se reseñan, el jienense enmarca una generación que incluye firmas nacidas entre la segunda mitad de los 60 y los inicios de los 80: desde los más veteranos como Lorenzo Plana (Lérida, 1965), Celia Quílez (Algeciras, Cádiz, 1965), Marta Sanz (Madrid, 1967) o José Rienda (Granada 1969); hasta los más jóvenes como Nieves Chillón (Orce, Granada, 1981) o Andrea Bernal (Madrid, 1985). Mucho más amplio como puede verse es el abanico geográfico. Pueden encontrarse también firmas jienenses, como Erika Martínez o José Cabrera Martos, pasando por autores de Granada, ciudad adoptiva de Abril, como Juan Andrés García Román. Pero también hay asturianos, como Jordi Doce; de Santa Coloma de Gramanet, como Joan de la Vega; melillenses, como Nieves Muriel; o el bonaerense afincado en Madrid, Mariano Peyrou. En total el libro consta de 60 textos (59 reseñas y un interesante artículo introductorio), dos de los cuales permanecían inéditos.

Todos los libros reseñados discurren por eso que Abril denomina “tercera vía”

Y ¿qué tienen todos en común todos ellos? Además de la calidad, que su poesía discurre por eso que Abril denomina “tercera vía” entre la poesía de la experiencia y la vanguardia y que define así en la introducción. “El panorama de la poesía española contemporánea se ha quedado polarizado en dos tendencias, que no dos estilos: el de la baja calidad para llegar al gran público, y la que eleva tanto el discurso que lo convierte en una jerga en la que a veces ni los propios poetas se sienten cómodos, por el hermetismo y el cripticismo. Una tercera vía, intermedia, que ya reivindicamos en Deshabitados, se debe abrir paso para dialogar con las distintas tradiciones que cada quien considere oportuno, así como con los procedimientos y herramientas de la vanguardia que estime necesarios y útiles”.

Pero el libro ofrece información del propio Juan Carlos Abril como poeta y, sobre todo, como crítico; una labor que realiza con lentitud y esmero. “Tanto si vas a hacer crítica como si no, la lectura de poesía requiere reposo”. Además, apunta: “Mis gustos no tienen que coincidir con los libros que reseño –aunque todos tienen un mínimo de calidad– pero de todos me ocupo en profundidad y trato de hacer un acercamiento hermenéutico”.

Una labor que realiza al margen de los circuitos habituales. “Hoy en día lo que se reseña de poesía son libros de grandes holding o editoriales importantes y muy conocidas. Yo me ocupo de editoriales pequeñas e independientes, que es en donde mejores poemarios se están publicando ahora mismo”.

En resumen, se trata de un libro que cuenta “quien es quien” en la poesía española "más allá de lo que es la fama" y en paralelo al "fenómeno de la pseudopoesía o el espacio de los suplementos de literatura, que sólo se ocupan de los libros de las grandes editoriales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios