Actual

Los músicos creen una "barbaridad" que desaparezca el Festival del Zaidín

  • Intérpretes granadinos, a los que se ha unido Miguel Ríos, consideran injusto que se subvencionen actividades como el 'botellódromo' y el mundo del rock quede excluido para el Ayuntamiento

Comentarios 2

"Sería una barbaridad que desapareciera un acontecimiento como el Festival de Rock del Zaín. Todos hemos crecido con él". Ésa es la opinión generalizada de la mayoría de los grupos granadinos, que ven con preocupación cómo la falta de apoyo institucional, especialmente del Ayuntamiento de Granada, puede poner en peligro el futuro del certamen, si no este año, sí en los próximos. Entre la reducción económica (la corporación municipal ha pasado de aportar de 60.000 euros en 2005 a sólo 12.000 euros este año) y la cuantía de 15.000 euros que exige la SGAE en conceptos de derechos de autor desde 2007, el festival granadino, el certamen gratuito más antiguo de España, está en la UVI. Y parece que con escaso interés de que alguien lo remedie.

"Es un festival mítico a punto de cumplir treinta años", dice Quini Almendros, ex guitarrista de La Guardia y actual miembro de Edad de Bronce. "Desde el punto de vista de apoyo a la cultura, todos tenemos la obligación de hacerlo valer porque ha servido de catapulta no sólo a todos los grupos de la ciudad, sino incluso de fuera de Granada. Todos deberíamos sentirnos implicados con el festival".

"Lo que hay de fondo", añade, "es que el alcalde de Granada tendría que poner de su parte y no quiere hacerlo. También se ha dado como solución que los grupos de Granada toquen gratis. A mí eso no me parece correcto porque los grupos de la ciudad no tenemos por qué pagar la crisis, y más cuando otros grupos vienen cobrando mucho dinero. Lo que pienso es que, políticamente, estos eventos no son del agrado de los señores del Ayuntamiento. Ya sucedió con el Espárrago Rock, y no hay más que ver la desproporción entre lo que aporta el Ayuntamiento al Festival de Música y Danza, por ejemplo, y lo que destina al rock".

"No puede desaparecer el único festival gratuito que hay en España", dice por su parte José Antonio García, ex cantante de 091 y actual vocalista de TNT y Guerrero García. "Es un evento que lleva muchos años funcionando y no se debe permitir su desaparición. Lo que muchos parecen no tener en cuenta es que Granada tiene una trayectoria en el mundo del rock de primera clase desde los tiempos de Valen. Siempre ha habido un músico o un grupo granadino en primera línea del rock en España". "Pero eso es algo que a los políticos parece no importarles".

"Tiene que haber una mayor proporción entre el rock y otros eventos culturales", añade. "A mí me parece muy bien que se subvencione a la Orquesta Ciudad de Granada o a festivales flamencos. Lo único que pido es un trato similar para el rock. Los músicos, por ejemplo, llevamos como unos treinta años pidiendo que se creen locales de ensayo con un pequeño escenario para poder tocar. Jamás nadie ha movido un dedo. Y sin embargo, el Ayuntamiento dedica una millonada a crear un botellódromo y se gasta miles de euros en limpiar las basuras que quedan del botellón. No creo que sea justo".

"No hay motivos para que el Festival de Rock del Zaidín desaparezca", dice por su lado Antonio Arias, líder de Lagartija Nick. "Desde luego, nunca el dinero ha sido el motor del rock, porque si lo primero que primase fuese eso, apaga y vámonos. Lo que creo es que si, por falta de medios económicos, el festival debe adoptar otro formato, lo que debe hacerse es usar la imaginación, o volver a los orígenes. No debemos ser inmovilistas. Si los rockeros debemos depender de las subvenciones, la guerra está perdida. El festival debe ser algo vivo".

"Sería una pena que desapareciese un festival como el del Zaidín", señala Jota, cantante de Los Planetas. "Aunque yo, desde luego, no confío ni en el Ayuntamiento ni en las instituciones. El rock va en contra de las ideas políticas de este Ayuntamiento, pero lo que no tiene sentido es que a estas alturas se considere al rock como algo marginal". Luego agrega: "El festival, para mí, ha significado todo, porque ahí vi por primera vez a grupos como KGB, 091 o TNT con conciertos espectaculares".

Hace unos días, diferentes grupos y músicos granadinos hicieron público un escueto comunicado dirigido a la corporación municipal. "Los músicos y grupos de música abajo firmantes", decía el manifiesto, "pedimos al alcalde de Granada que cumpla con el compromiso presupuestario del Ayuntamiento y no recorte el apoyo al Festival de Rock del Zaidín, que es muestra también de la cultura de esta ciudad". El escrito iba firmado por Los Planetas, Enrique Morente, José Ignacio Lapido, Lagartija Nick, Lori Meyers, Elastic Band, Niños Mutantes, Los Ángeles, Amparo Sánchez, Funkdación, Azrael, TNT, Magic, Euphorya, Supervivientes, Dorian Grey, Los Vecinos del Callejón, Maldoneitor, Luis Roger Varela, o Cinco Duros. Hace un par de días Miguel Ríos también se unió a la petición, lo que muestra el grado de importancia que tiene el certamen para los intérpretes de la ciudad.

"Sería una barbaridad que el certamen desapareciera", comenta Richard Dudanski, que fuera batería junto a Joe Strummer, el cantante de The Clash, y Johnny Rotten, el cantante de Sex Pistols, -los dos grupos que crearon el movimiento punk a nivel mundial- en los años setenta. "Es una pena que no quieran poner dinero para este tipo de eventos culturales y que sí lo hagan para otros sencillamente porque están en la línea de un determinado partido político".

"Pero ya no es sólo el festival en sí", agrega Dudanski, batería de ElDogHouse. "Es que también han logrado erradicar la música en vivo de los bares. Eso es quitarle la oportunidad de darse conocer a los chicos más jóvenes, a los que están empezando. Creen que el rock no es cultura cuando en Gran Bretaña, por ejemplo, el rock está muy respetado". "Allí ni siquiera hace falta que haya festivales gratuitos porque la gente está tan concienciada de que el rock puede aportar cosas que pagan por asistir a cualquier concierto", dice Dudanski. Lo que sucede es que en Inglaterra el rock no es sólo una actividad cultural, sino que es la primera industria del país.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios