¿Qué nos ocurre con los impuestos?

Los tributos deben rendir pleitesía a su objetivo principal: recaudar. Ni mucho ni poco, y lo ideal es que se haga provocando el menor daño posible y aplicando un criterio de equidad.

Hacienda y el sheriff de Nottingham

Del comunismo y el fascismo hemos pasado a debatir sobre el concepto 'impuesto', tasa u otra forma de pagar gastosSalen como caracoles los conversos anti impuestos: pero lo mío, no lo toquen.