GRANADA HOY En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cancionero para una crisis

El Arca de Noé

Sergio Endrigo, representante de la canción de autor italiana, grabó en 1970 esta canción que restringió "al perro, el gato, tú y yo" el embarque en la nave 

El Arca de Noé El Arca de Noé

El Arca de Noé

Mientras personal de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se apresta a acondicionar el hotel Abades para su nueva función de acogida de asintomáticos del coronavirus, este cancionero analítico regresa a la música italiana para encomendar a Sergio Endrigo, uno de sus representantes de la canción de autor, los acordes que estén acordes con la actualidad del día: 'El Arca de Noé'. Una canción de 1970, que compitió en el Festival de San Remo de aquel año, donde se clasificó tercera, interpretada por su autor y por Iva Zanicchi. 

'L'Arca di Noè', su título original en italiano, que grabó Endrigo guarda pocas similitudes con el 'Arca de Noé' que montan estos días los soldados. de hecho, el 'arca' de la canción tampoco se parece mucho al episodio que narra la Biblia. Si en la nave que montó Noé embarcaron todas las especies animales del planeta con el objetivo de salvaguardar las especies ante el diluvio que se les venía encima, con representación de ambos sexos como garantía de perpetuación, en la de Endrigo solo embarcan "el perro, el gato / y tú también" (en la versión original la tripulación es más precisa: 'il cane, il gatto, io e te". En italiano no rige la regla del español de colocar el 'yo' en último lugar cuando se acumulan dos pronombres; 'el burro por delante', ya que de animales hablamos). 

La canción, que tuvo un relativo éxito en España, recibió críticas positivas en Italia, donde fue calificada como "la única que intentó decir algo nuevo, tocar temas abiertos para la conciencia de la gente de hoy". Porque analizando su letra podemos encontrar una incipiente inquietud por el deterioro ambiental  Solo así podrían interpretarse las alusiones a "playas de conchas muertas", "estrellas de acero" que "confunden al marinero", lunas "llenas de banderas sin viento", toros "tendidos en la arena mientras su corazón "pierde queroseno" o ciudades que "se han perdido en el desierto". Frente a este panorama, un latido de desesperanza, "¡qué difícil es ser hombres!" y una solución escapista: "Partirá, la nave partirá. / ¿Dónde llegará? / Nadie lo sabrá". Y aquí: "Será como el Arca de Noé: / el perro, el gato / y tú también". 

En un episodio de 'Los Sipmson' el personaje de Abraham se lamenta de los muchos méritos que acumula y que la Humanidad no le ha reconocido, entre ellos el de haber introducido la legendaria rivalidad entre gatos y perros. El episodio es posterior a la canción de Sergio Endrigo y como no compuso la segunda parte de la canción nunca sabremos cómo terminó esta 'vicenda' (vicisitud) de convivencia gato-perruna en esa segunda Arca a la que no embarcaron el resto de unidades animales que pueblan el planeta. En cualquier caso, la predisposición de Endrigo por hacia mundo animal queda también reflejada cuando en 1969 musicó 'La paloma', poema de Rafael Alberti que, a continuación grabó Joan Manuel Serrat. Como la versión de Serrat tuvo en España más repercusión que la del cantante italiano, muchos erróneamente atribuyen al catalán ese tema.    

A fin de cuentas y a efectos de este cancionero, interesa más el Arca que monta la UME que la que fabricó Noé o compuso Endrigo. En estos días de adversidad que caminan con lentitud pero inexorablemente hacia el escenario de devastación que a todos los niveles nos encontraremos cuando la pandemia esté controlada, la prioridad no puede ser otra que la salvación de los enfermos y la prevención de las personas en riesgo o potencialmente capaces de transmitir el mal. No queda aquí cuestión que agradecer a la dirección del hotel las facilidades y al personal de la UME su dedicación. Es otra de esas pequeñas grandes historias que alguien deberá recopilar cuando salgamos de esta. Y también, su cruz, la de los mezquinos que agitan las aguas revueltas de estos días. Sobre estos últimos también se pronunciará en breve este humilde y analítico cancionero. 

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios