Lapidario

Termina el año blanco

Sierra Nevada ha terminado otro año para enmarcar, con 60 kilómetros esquiables en pleno mes de mayo. Curiosamente más nieve que la temporada pasada y el mismo día de clausura, aunque a diferencia de hace un año no ha habido ninguna voz que reclame que la estación permanezca abierta para que el negocio no se pare. En aquel momento, la exdirectora de Cetursa tuvo que repetir hasta la saciedad que la estación cerraba porque, desde ahora, dejaba de ser rentable aunque aún hubiera nieve en las pistas. Este año, ya con un nuevo responsable al frente de la estación, Jesús Ibáñez, estas voces que el año pasado clamaban para alargar la temporada permanecen calladas. En los próximas días se presentará el balance de la temporada y el nuevo director, que se ha mantenido en un discreto segundo plano fiel y ha huido de cualquier protagonismo, resumirá en datos otra temporada histórica con más de un millón de esquiadores y con una de las mejores ocupaciones hoteleras de los últimos años. Sierra Nevada sigue siendo uno de los grandes motores de la provincia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios