Público y privado

María Escudero

Trabajar para la ciudadanía

EN momentos difíciles como los que vivimos es más necesario que nunca que los responsables públicos hagamos un esfuerzo por resolver los problemas de la gente, de las personas y de las familias que se ven afectados por el desempleo y por las dificultades económicas.

Desde que empezó la situación de recesión económica se han implementado numerosas medidas que responden a un plan pensado y ordenado basado en combatir la crisis económica y sus efectos, sobre todo en el empleo, renovar el modelo de crecimiento económico de nuestro país y en seguir defendiendo los avances sociales y fortalecer la protección social ahora y en el futuro.

Para combatir la destrucción de empleo se puso en marcha el Plan E que ha supuesto un extraordinario esfuerzo de inversión pública y la creación de 500.000 empleos y el mantenimiento de más de 15.000 pequeñas y medianas empresas y acabamos de aprobar un segundo Plan de inversión local de 5.000 millones de euros que prevé la creación de 274.000 nuevos empleos. Se pusieron en marcha planes industriales para apoyar a sectores estratégicos de nuestra economía como el del automóvil. Se han desarrollado medidas de sostenimiento de nuestro sistema financiero, no para darle dinero a los bancos, como han hecho otros países sino, para garantizar los ahorros de los ciudadanos y para fortalecer nuestro sistema financiero que está dando muestras de una gran estabilidad. Además para luchar contra el impacto del paro hemos incrementado la protección por desempleo con una prestación extraordinaria para aquellos ciudadanos que se quedaron sin cobertura que vamos a prorrogar otros seis meses.

Para renovar el modelo económico se ha continuado la inversión en investigación, desarrollo e innovación y se ha trabajado para reducir el impacto del sector inmobiliario de nuestra economía. Ahora se trabaja en la estrategia de economía sostenible para que nuestro país sea competitivo tanto en el sector privado como en el público, para ello en breve se debatirá en las Cortes la Ley de Economía Sostenible. Se ha aprobado además un plan de reducción del déficit, aunque eso sí manteniendo nuestro sistema de protección social, y se trabaja en el ámbito del dialogo social en la reforma del mercado de trabajo para estar preparados para cuando se produzca la recuperación manteniendo la cohesión social priorizando el empleo de los jóvenes y con el consenso de los agentes sociales.

Ahora más que nunca es necesario generar confianza y reconocer las fortalezas de nuestro país que tenemos muchas como es el PIB más alto de nuestra historia (un 13% superior al del año 2003), una renta per cápita en la media europea (se ha incrementado un 23 % desde 2003), un sistema financiero sólido, mucho más fuerte que el de otros países de nuestro entorno, un sistema de protección social modélico y una deuda pública veinte puntos por debajo de la media europea.

Mientras el PP está ocupado en utilizar los datos negativos para desgastar al PSOE y acortar el camino para un hipotético triunfo electoral, el Gobierno trabaja con todos los grupos políticos y fomenta el diálogo social para ganar el futuro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios