Lapidario

A la caza del infractor

El presupuesto del Ayuntamiento siempre ha contado en el capítulo de ingresos con una 'magra' partida procedente de las multas de tráfico. Luego, a la hora de la verdad, se ha recaudado mucho menos de lo previsto, además de las sospechas de que, coincidiendo con las épocas electorales, los responsables municipales han decidido bajar la presión sobre los conductores que se saltan las normas de tráfico. Ahora, la capital ha confiado a la Diputación el cobro de las multas a los conductores de fuera de la provincia, un negocio redondo ya que, en principio, se pretenden recaudar hasta 5 millones y, además, afectará al bolsillo de ciudadanos que no residen en Granada y que hasta ahora salían de rositas después de saltarse un semáforo. La Diputación ejercerá de 'cobrador del frac' y se llevará un 25% de lo recaudado, una cifra que algunos consideran excesiva, pero que en todo caso permitirá a la capital ingresar más de 3,7 millones si se cumplen las previsiones, una cifra bastante más alta que el cero que se recauda en la actualidad y que daría un respiro a las arcas municipales.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios