El río de la vida

A otra cosa mariposa

Hemos pasado del miedo a coger el covid al miedo a que se declare una guerra mundial que acabe con nuestro bienestar

Ya es oficial. A Putin le van a conceder el premio Nobel de Medicina. Por lo pronto ha conseguido acabar con el covid. Hemos pasado del miedo a coger el virus al miedo de que se declare una guerra mundial que acabe con nuestro bienestar. El otro día un periódico de ámbito nacional le dedicaba al menos veinte páginas a la guerra de Ucrania y ni una sola línea al coronavirus. Para los medios de comunicación la pandemia ya no existe. Se ha declarado una guerra y a otra cosa mariposa. Somos objetos de consumo. Me imagino ahora a las multinacionales dedicadas a la explotación del consumismo intentando cambiar de estrategia para seguir ganando dinero. Los políticos lo tienen igual de fácil: antes la gente estaba asustada por el covid y ahora está asustada por la guerra. Las multitudes amedrantadas son muy fáciles de gobernar. ¿Qué mérito tiene una guerra en el PP cuando hay otra con fuego real a un telediario de distancia? Las industrias farmacéuticas ya no venden test de antígenos, ahora venden más dodotis, por eso de lo que es capaz el miedo. ¡Buena época de nuevo para los fabricantes de papel higiénico! Los amazon, glovos, netflixs y demás están inquietos porque la gente deja las casas y comienza a salir otra vez a la calle. Durante los confinamientos han ganado ingentes cantidades de dinero dando servicios a ciudadanos que pasaban la mayor parte del tiempo en sus casas. Lo mismo que las grandes cadenas de alimentación, que han duplicado sus beneficios porque de comer y beber nadie puede prescindir. Si había que estar más tiempo en casa, qué menos que ante un buen plato de fabada y un vertijana. Los medios de comunicación simplemente han cambiado de paso: en las reuniones en la que se debaten los temas de primera página o la noticia de apertura de los informativos, se dice que el coronavirus ya no vende ni asusta, que ahora lo hace la guerra de Ucrania. Pues duro con ellos. Las cadenas de televisión están dedicando programas diarios sobre Ucrania presentados por analfabetos que antes de comenzar el conflicto no sabían ni donde estaba este país ni cuales son los colores de su bandera. Aquellas administraciones públicas que se acogieron a la 'cita previa' como excusa para esconder su vagancia e inoperancia, pronto se les vendrá abajo el chiringuito y deberán de atender al público como éste se merece. El covid nos ha llenado de excusas y ahora lo hace la guerra. Siempre es lo mismo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios