Seguridad Vial

Más de 36.000 kilómetros de barreras para mayor seguridad

  • La Junta mejora la protección en carreteras secundarias, sobre todos para los motoristas

Los quitamiedos son peligrosos para los motoristas en caso de caída Los quitamiedos son peligrosos para los motoristas en caso de caída

Los quitamiedos son peligrosos para los motoristas en caso de caída / G. H.

La Consejería de Fomento y Vivienda ha contratado las obras para la instalación de barreras de seguridad y protectores para motoristas en carreteras de la Red Básica, Intercomarcal y Complementaria de la provincia de Granada.

En concreto se protegerán 36.445 kilómetros, donde se colocarán estas protecciones. El coste del contrato asciende a un importe cercano a los 1,9 millones de euros. De esta manera se cumple con la reivindicación de las asociaciones de motoristas para garantizar su seguridad en las vías principales y secundarias.

El presupuesto para estas actuaciones incluye también los trabajos que se desarrollarán en la provincia de Almería, ya que los contratos se han realizado por lotes de las provincias limítrofes.

De esta forma, según informa la Junta de Andalucía, el número total de kilómetros de barreras que se instalarán entre ambas Granada, Almería, Málaga, Jaén y Córdoba asciende a 65.080 kilómetros.

Dentro de la Red Básica de Granada, la empresa Gallonda trabajará con 23.304 kilómetros de barreras; Ferroser Infraestructuras ejecutará los trabajos en 7.642 kilómetros de la Red Intercomarcal, y Audeca será la responsable de la instalación de 5.499 kilómetros de barreras en la Red Complementaria granadina.

Estos trabajos están destinados a mejorar la seguridad en las carreteras almerienses y granadinas poniendo el acento especialmente en los motoristas, ya que refuerzan la protección del usuario, en general, de las carreteras autonómicas frente a las salidas de vía.

El coste de la actuación ascenderá a cerca de dos millones de euros

Además, dentro de los contratos se incluye el mantenimiento óptimo mediante la reposición de las barreras existentes o la instalación de nuevas protecciones si fueran necesarias, haciendo especial hincapié en el análisis de las necesidades para la seguridad de los motoristas.

El equipamiento de seguridad, reclamados durante más de diez años por las diferentes asociaciones de motoristas de Andalucía y España, que se van a colocan en las carreteras andaluzas tienen una vida útil limitada, ya que estos elementos van sufriendo daños y desplazamientos de su alineación por golpes, pérdida de altura por recrecido de firme, deterioros por la erosión o el entorno que van debilitando su capacidad resistencia.

La inexistencia de este tipo de protecciones en las carreteras han sido la causa de muchas muertes y graves lesiones de motoristas, que en sus caídas se veían frenados por unos palos cortantes.

Por todo ello, la Consejería de Fomento y Vivienda ha contratado estas actuaciones que ya se están ejecutando en las ocho provincias de la comunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios