Provincia

El Covid también se cuela en la campaña de máximo riesgo de incendios en Granada

  • Los efectivos del Infoca han simultaneado tareas de prevención habituales en los meses anteriores al vernao con desinfecciones

Tareas de desbroce. Tareas de desbroce.

Tareas de desbroce. / Josué Correa

a incidencia del coronavirus se deja sentir con fuerza en el día a día de la provincia y lo cierto es que condicionará los hábitos y rutinas de la población durante meses. Un ejemplo de cómo puede alargarse el influjo de la pandemia es en los trabajos de prevención de los incendios forestales. En unos días, el 1 de junio, comienza la temporada considerada de riesgo alto, Y este año viene condicionado por el hecho de que en los meses previos al verano no se han podido desarrollar los tratamientos de prevención habituales en los parajes naturales. A esto se une, como es tradicional, el intenso calor que ya es protagonista en lo meteorológico. Desde hace unos días Granada se ha instalado en los 30 grados y es previsible que las lluvias escaseen en las próximas semanas. Ayer viernes hubo una intervención de los agentes del Infoca en Loja, en un incendio que fue extinguido.

Cuando se decretó el estado de alerta una de las medidas que se tomó fue emplear a los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en tareas de limpieza, desinfección y control. También se tomó la misma medida con los efectivos del Infoca, que han sumado 1.321 misiones en 320 localidades de toda Andalucía. En Granada, han estado presentes en localidades como Nívar, Alfacar, Bérchules o Juviles, entre otras.

Hasta primeros de mayo no se reactivaron las tareas selvícolas manuales y mecanizadas, como desbroces, eliminación de pies de árboles o mantenimiento de cortafuegos. Incluso a primeros de mayo los efectivos compaginaron tareas de desinfección y baldeo con tratamientos selvícolas, y también se ha luchado contra el fuego. Según indicó la Junta, desde el 1 de enero, el Infoca suma 46 intervenciones, nueve de ellas por incendios y 37 por conatos, con un total de 164,5 hectáreas afectadas. El año pasado, en el mismo periodo, las actuaciones del Infoca fueron 175 (129 más).

Por otro lado, la campaña de riesgo alto comienza con escasez de lluvias. Si bien en marzo y abril sí hubo precipitaciones, el saldo de lo que va de año hidrológico no es favorable. Según indicó la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, “a pesar de las lluvias recibidas en el último mes, la reserva hidráulica no alcanza el 50% de llenado. A día de hoy, los embalses de la cuenca del Guadalquivir almacenan un total de 4.019 hectómetros cúbicos, el 49,5% de su capacidad total”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios