Provincia

La Junta podría recurrir al juzgado en Granada para controlar brotes sin colaboración ciudadana

  • Preocupa el foco más grande de la Vega, donde aún no se ha podido dar por controlado el foco después de casi dos semanas

La Junta podría recurrir al juzgado en Granada para controlar brotes sin colaboración ciudadana La Junta podría recurrir al juzgado en Granada para controlar brotes sin colaboración ciudadana

La Junta podría recurrir al juzgado en Granada para controlar brotes sin colaboración ciudadana / Photographerssports

Con cinco brotes activos en la provincia de Granada, la Junta de Andalucía sólo ha dado por controlado uno de ellos en la capital. Otros 4 focos ubicados en el Distrito Metropolitano siguen en fase de investigación, aunque fuentes sanitarias advierten de la dificultad hallada en algunos casos cuya colaboración no está siendo la deseada a la hora de trazar los contactos y garantizar el aislamiento. La Administración autonómica podría recurrir al juzgado para adoptar medidas de control efectivo.

Una celebración familiar y de amigos con personas de varios municipios de la Vega de Granada, el traslado de alguno de los asistentes a la Región de Murcia (Torre Pacheco) y el contacto posterior de éstos con otros vecinos de una localidad cercana al lugar de reunión habrían provocado la expansión no deseada del coronavirus. El resultado es el incremento en la última semana de los casos que comenzaron a detectarse en municipios como La Malahá, y que luego se extendieron a las localidades de Las Gabias o Vegas del Genil (Belicena). En conjunto, ya hay 90 casos recientes en la provincia, de los que 65 son de la última semana. 

Los protocolos y la labor de rastreo que tiene en marcha la Junta de Andalucía, a través de la red de atención primaria y hospitalaria, se ha topado en ocasiones con la falta de colaboración ciudadana, que tiene la obligación de ayudar a identificar los contactos recientes que han tenido, además de someterse a un aislamiento, tanto si el resultado de las pruebas PCR es positivo como si aún están a la espera del resultado por ser casos sospechosos. 

La Junta recuerda que cuenta con el recurso de la colaboración judicial y de las fuerzas de seguridad del Estado, sobre todo la Guardia Civil para municipios de fuera de la capital, una herramienta de presión que no es deseable pero que, según algunas fuentes, podría ser inevitable en algunos casos recientes si continúa la falta de colaboración. 

El protocolo de confinamiento aprobado por la Junta establece que, tanto en casos individuales como colectivos en los que una persona rechace medidas de aislamiento o no se la pueda localizar, la Unidad responsable de la Red de Vigilancia Epidemiológica elaborará un informe detallando circunstancias clínicas, así como la evaluación del riesgo.

"Se deberá hacer todo lo posible para la localización del caso y, si es necesario, se realizará un requerimiento por escrito al afectado o afectados conminándoles a seguir las recomendaciones y advirtiendo de que en último extremo se reclamará la intervención de la autoridad sanitaria". Si esta comunicación no surtiera efecto, la unidad responsable remitirá un informe completo de forma urgente a la Delegación Territorial de Salud y Familias para activar otras medidas más contundentes. 

Por acuerdo del Consejo Interterritorial de Salud se considera un brote la aparición de tres casos entrelazados o un caso aislado en una residencia de mayores. Este periódico ha podido saber que algunos de esos focos declarados en los últimos días en el Área Metropolitana se derivan de casos asintomáticos detectados por protocolos en centros de trabajo o de residencias, lo que en principio no conlleva especial preocupación.  

Pero uno de los primeros brotes detectados hace menos de dos semanas en el Distrito Metropolitano, que correspondería a la reunión familiar, ya acumula una quincena de casos positivos confirmados con pruebas PCR, y aún no se ha podido dar por controlado, a diferencia del que surgió casi a la vez en la capital. Los infectados podrían aumentar, pero el rastreo de contactos no está siendo fácil en este foco que se ha extendido de la familia a los vecinos en otro municipio de la Vega.

En la capital (donde ya hay 41 casos en las últimas dos semanas), este brote ha seguido creciendo día a día, pero la Junta lo considera controlado y atribuye el incremento de positivos al buen funcionamiento del rastreo y control, con infectados que inicialmente dieron negativo y que días después se han convertido en positivos al repetirse la prueba PCR. 

Según los protocolos establecidos en un documento del 16 de junio por parte del Ministerio de Sanidad y que ha adaptado la Junta de Andalucía, en los casos que no requieran ingreso hospitalario y sean manejados en el ámbito de atención primaria, "se indicará aislamiento domiciliario, siempre que pueda garantizarse el aislamiento efectivo. Cuando éste no pueda garantizarse se indicará el aislamiento en hoteles u otrasinstalaciones habilitadas para tal uso".

Siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, el aislamiento se mantendrá hasta transcurridos tres días desde la resolución de la fiebre y del cuadro clínico con un mínimo de 10 días desde el inicio de los síntomas.

En los casos asintomáticos el aislamiento se mantendrá hasta transcurridos 10 días desde la fecha del diagnóstico. El seguimiento será supervisado hasta el alta epidemiológica de la forma que se establezca en cada comunidad autónoma.

Ante cualquier caso sospechoso, se inicia la identificación y control de sus contactos estrechos convivientes, y se recomienda evitar las salidas del domicilio. La identificación y control del resto de contactos estrechos (no convivientes) se podrá demorar hasta que el caso sea clasificado como caso confirmado con infección activa, siempre que dicha confirmación pueda garantizarse en el plazo de 24-48 horas.

Las actuaciones sobre los contactos estrechos:

Se indicará vigilancia y cuarentena durante los 14 días posteriores al último contacto con un caso confirmado. Si no se puede garantizar la cuarentena de los contactos de forma rigurosa, se recomienda realizarla en instalaciones de la Comunidad preparadas para ello.

De forma adicional, y con el objetivo de poder reducir la duración de dicha cuarentena, podría realizarse una PCR transcurridos 10 días del último contacto con el caso, pudiendo suspenderse la cuarentena en caso de resultado negativo.

En caso de ser convivientes y no poder garantizar el aislamiento del caso en las condiciones óptimas, la cuarentena se prolongará 14 días desde el final del aislamiento del caso.

Se indicará al contacto que "durante la cuarentena permanezca en su domicilio, preferentemente en una habitación individual, y que restrinja al mínimo las salidas de la habitación, que siempre se realizarán con mascarilla quirúrgica". También se le pedirá que restrinja al máximo posible el contacto con convivientes. El contacto "se deberá organizar para no realizar ninguna salida fuera de su casa que no sea excepcional durante su periodo de cuarentena", establece la normativa de Sanidad.

Estas personas deben estar localizables a lo largo del periodo de seguimiento. Todos los contactos deben evitar la toma de antitérmicos sin supervisión médica durante el periodo de vigilancia para evitar enmascarar y retrasar la detección de la fiebre.

Si el contacto presentara algún síntoma de caso sospechoso en el momento de su identificación, se  manejará de la forma establecida para los casos sospechosos. Igualmente, si durante el seguimiento el contacto desarrollara síntomas, pasará a ser considerado caso sospechoso, deberá hacer autoaislamiento inmediato en el lugar de residencia y contactar de forma urgente con el responsable que se haya establecido para su seguimiento, indicando que se trata de un contacto de un caso de coronavirus.

Si cualquier PCR realizada a los contactos diera positiva, el contacto pasaría a ser considerado caso confirmado realizando autoaislamiento inmediato en el lugar de residencia o donde las autoridades sanitarias establezcan. Adicionalmente, deberá realizarse la identificación de sus contactos estrechos.

¿Qué es un contacto estrecho?

Según el Ministerio de Sanidad, se clasifica como contacto estrecho:

  • Cualquier persona que haya proporcionado cuidados a un caso: personal sanitario o sociosanitario que no han utilizado las medidas de protección adecuadas, miembros familiares o personas que tengan otro tipo de contacto físico similar.
  • Cualquier persona que haya estado en el mismo lugar que un caso, a una distancia menor de 2 metros (convivientes, visitas...) y durante más de 15 minutos.
  • Se considera contacto estrecho en un avión, tren u otro medio de transporte de largo recorrido (y siempre que sea posible el acceso a la identificación de los viajeros) a cualquier persona situada en un radio de dos asientos alrededor de un caso y a la tripulación o personal equivalente que haya tenido contacto con dicho caso.
  • El periodo a considerar será desde 2 días antes del inicio de síntomas del caso hasta el momento en el que el caso es aislado. En los casos asintomáticos confirmados por PCR, los contactos se buscarán desde 2 días antes de la fecha de diagnóstico.

 

 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios