Agricultura ecológica

La agricultura ecológica: una alternativa laboral en tiempos de COVID

  • Recuperemos el Abrazo con La Vega, un proyecto sin ánimo de lucro que pretende acercar de nuevo la vida en el campo a la gente

La agricultura ecológica: una alternativa laboral en tiempos de COVID La agricultura ecológica: una alternativa laboral en tiempos de COVID

La agricultura ecológica: una alternativa laboral en tiempos de COVID / Somos tierra, somos vega (Granada)

Somos una sociedad que (mal)vive en las ciudades. La masificación y el estrés gobernaban nuestra vida antes de la parada en seco provocada por la pandemia. La crisis económica asociada al coronavirus hace que la población tenga la necesidad de reinventarse laboralmente. Desde Somos tierra, somos vega ofrecen una alternativa para esa gente que se ha quedado desempleada o quiere cambiar su estilo de vida y su relación con el medio ambiente

Recuperando el Abrazo con La Vega surge hace cinco años de mano de trabajadores especializados en el sector que, de manera totalmente altruista, ofrece una formación agraria a todo aquel que quiera cambiar su estilo de vida. “Queremos acercar la agricultura a la gente, para que empiecen a valorarla como una alternativa de vida”, relata Jesús Peña, integrante del proyecto. 

“Alberti decía que Granada vivía totalmente fundida en un abrazo con La Vega y con la construcción de la circunvalación, este terreno se rompe”, prosigue. Desde la asociación descubrieron que había zonas de tierra baldía que gente sin recursos o en paro podría utilizar para el propio consumo o para el cultivo comercial. 

Asimismo, desde Somos tierra, somos vega ofrecen un acompañamiento durante y después, ya que para ellos, la formación supone un empujón: “No es una tutorización, es más como una lanzadera para quien se acerque a la tierra porque se plantea vivir de ella, para que así pueda contar con técnicos que que le ayuden a avanzar”. 

Peña quiere dejar claro que “no es una formación oficial. Nosotros estamos ofreciendo un aprendizaje agrario desde una perspectiva ecológica, algo que creemos que no se da en las facultades”.

El cultivo y la comercialización más sostenible, una nueva forma de vivir

A día de hoy, la huella del ser humano es imposible de borrar. Estamos acabando con los recursos naturales a pasos agigantados. A pesar de ello, existe una parte de la población que está adoptando maneras de consumir más sostenibles

La Vega, como muchos otros territorios de España, necesita una transformación. “Queremos que nuestra tierra, que es muy fértil, no se destroce con el ganado industrial. Tenemos un lugar desde donde se puede abastecer a Granada y nos está apenas dando de comer”, manifiesta Peña. 

Somos tierra, somos vega apuesta por el autoconsumo y la comercialización en círculos cercanos: “Se puede plantear un pequeño proyecto de abastecimiento a tu entorno familiar. Incluso venderlo en tu propio pueblo, en tu barrio o desde tu finca”. Jesús Peña sostiene que este proyecto intenta “dar valores centrados en el manejo del cultivo ecológico”. 

Asimismo, quieren fomentar todos los trabajos asociados a la agricultura, no solo los relacionados con el cultivo: “Si no terminas de manejar la tierra, puedes ofrecer servicios auxiliares que necesita este modelo más local. Puedes centrarte en la agroecología y la producción de productos ecológicos, como en los abonos o en la recuperación de semillas locales”. 

La rotura de los estigmas asociados a la agricultura

El mundo agrícola siempre ha estado muy precarizado. Además, el juicio social que se tiene sobre el campo tampoco es que haya favorecido a sus profesionales. Desde hace tiempo, la agricultura se ha planteado como la alternativa rápida para aquellas personas sin estudios o poco formadas. Peña sostiene que “al agricultor se le ha denostado. Es gente con unos conocimientos enormes sobre la naturaleza, a pesar de no haber asistido a la universidad”. 

A pesar de las manifestaciones llevadas a cabo por trabajadores y empresarios agrarios antes de la pandemia, “los agricultores no suelen organizarse para tirar para delante, algo que debilita el sector”, agrega. 

El proyecto Recuperemos el Abrazo con La Vega desea que la gente “no asocie el trabajo en el campo con la parte precaria de los jornaleros, sino más desde una visión de emprendimiento colectivo, de acercarte a la tierra para vivir de ella”, explica Jesús Peña. 

La agricultura y el coronavirus 

Desde Somos tierra, somos vega creen que habrá un acercamiento lento. “La pandemia nos ha mostrado que los agricultores llevan resolviéndonos la vida muchos años, ya que necesitamos comer todos los días y muchos de los productos vienen del campo”, expresa uno de los integrantes de la asociación. 

Actualmente, con el coronavirus de por medio, “vamos a intentar poner en marcha la parte de formación online”, añade. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios