Patrimonio

En busca del 'dominus' de Salar

  • Los arqueólogos de la villa romana de este municipio llevan a cabo este mes la cuarta campaña de excavaciones

  • El gran mosaico revelará la identidad del señor que mandó construir este pequeño asentamiento

Imagen de una cacería a un jabalí encontrada en la Villa Romana de Salar, similar a la imagen que se espera encontrar Imagen de una cacería a un jabalí encontrada en la Villa Romana de Salar, similar a la imagen que se espera encontrar

Imagen de una cacería a un jabalí encontrada en la Villa Romana de Salar, similar a la imagen que se espera encontrar / Álex Cámara

La villa romana de Salar comenzó este mes su cuarta campaña arqueológica en búsqueda de más restos de la presencia de la civilización romana en esta zona. Un asentamiento que ha llenado de alegrías a este municipio de la zona del Poniente granadino, ya que cada descubrimiento arqueológico ha sido aún más relevante para entender el pasado de esta pequeña asentamiento, similar a lo que entenderíamos como un cortijo en la actualidad.

Las excavaciones que se han realizando durante las dos primeras semanas de trabajos han descubierto diferentes hallazgos tanto en la villa como en sus alrededores, y con evidencias de asentamientos en diferentes periodos de tiempo. Estos trabajos continuarán durante dos semanas más.

De todas las catas en el terreno realizadas, destacan las de la gran casa central, la que estaría más cerca del arroyo de Salar y la que perteneció al dominus, el dueño y principal creador de la villa. Se cree que este terrateniente en la antigua Hispania romana fue quien mandó construir esta villa en las afueras del municipio de Salar.

Se han descubierto, según ha confirmado el jefe de las excavaciones en la zona, Julio Román, la que sería la termas privadas del dominus, y que estaría situada en el complejo estructural número 3. Esta zona dispone de un mosaico en el suelo, aunque su estado de conservación sería peor al de otros encontrado en la villa.

Estudiantes de arqueología excavando el horno doméstico del siglo Vi d.C. Estudiantes de arqueología excavando el horno doméstico del siglo Vi d.C.

Estudiantes de arqueología excavando el horno doméstico del siglo Vi d.C. / PGI Villa Romana Salar

"Al principio teníamos dudas, porque ese tipo de mosaico es el que solía haber en este tipo de estancias, pero estaba muy mal conservado y no habíamos terminado de encontrar las evidencias concretas. Pero con el avance en las catas ya podemos confirmar con total seguridad que se trataba de un tipo de baño privado similar a unas termas", ha comentado Román.

Esta zona fue usada posteriormente para otros menesteres, según comenta el experto, y otras generaciones de pobladores de la zona se aprovecharon de ella para coger parte de su estructura y sus materiales y reutilizarlo para su vida cotidiana.

A este hallazgo se suman los esfuerzos que se realizan para destapar por completo el gran mosaico de cacería que fue hallado en muy buen estado de conservación, y en el que se espera encontrar una representación del dueño de la villa, para así conocer a quien fuera el artífice y principal creador de este asentamiento.

Este mosaico fue el suelo de la que sería pasillo del peristilo de esta lujosa casa de campo, y que sería la que repartiría el paso hacia las distintas estancias presentes en la casa. Según adelantó ayer la Radio Granada, se han hallado dos columnas de esta habitación principal y la base de una tercera, algo que ha confirmado Román a este periódico.

"Es más, también se han encontrado lo que serían restos de capiteles, las partes superiores, y unas columnas muy altas, que conducirían el agua hasta la estancia".

Según comentó Román, los trabajos para descubrir este mosaico avanzan a buen ritmo, y se espera que antes de finalizar estas cuartas excavaciones, en dos semanas aproximadamente, se descubran definitivamente ocho metros cuadrados más, en los que se estima que podría estar el centro del mosaico, y que se sumarían a los nueve metros ya descubiertos.

Ya se atisban nuevos dibujos en esta zona de pequeñas teselas. Se ha descubierto ya lo que podría ser el dibujo de un jabalí, al que estaría lanceando en plena cacería el dominus de la Villa, dibujo que se asemejaría a la escena de la mitología de la Cacería al Jabalí de Calidón.

Columna encontrada durante las excavaciones realizadas este mes Columna encontrada durante las excavaciones realizadas este mes

Columna encontrada durante las excavaciones realizadas este mes / PGI Villa Romana de Salar

Este mosaico revelaría por fin la identidad de este noble y rico romano, responsable de crear esta villa de tanta riqueza en esta zona del Poniente granadino y dotarla de vida, con su propia familia y varias de trabajadores, que se encargarían de la agricultura y el cuidado de la misma.

"Si el ritmo de las excavaciones continúa como hasta ahora, a finales de agosto podríamos tener todo el mosaico de cacería donde esperamos que esté representado el dominus en gesto triunfal", aseguró el jefe de excavaciones de la Villa Romana de Salar.

En otras zonas del conjunto monumental se han encontrado evidencias de la presencia de posteriores pobladores, que se suman a las ya conocidas y reveladas por los trabajos en la zona.

Las nuevas catas han revelado un pequeño hogar, un horno rústico posiblemente usado para crear pan y un molino manual, así como una zona de vertedero de comida con restos de ceniza.

Esta ceniza será estudiada en el laboratorio, donde los investigadores intentarán explicar y reconstruir cómo sería la vida en esa época y los alimentos animales y no animales que se consumían, para así crear un perfil lo más cercano posible a estas personas.

Según Román, se cree que la Villa Romana de Salar fue reutilizada y convertida en un nuevo hábitat en torno al siglo VI d.C, probablemente por los descendientes de los trabajadores y agricultores que trabajaban para los sucesores de la familia noble del dominus en el cortijo, o bien porque quedaron liberados de su trabajo o bien por el abandono por parte de la familia noble de la villa.

Parte del mosaico descubierto durante los trabajos estos días en la Villa romana Parte del mosaico descubierto durante los trabajos estos días en la Villa romana

Parte del mosaico descubierto durante los trabajos estos días en la Villa romana / PGI Villa Romana de Salar

"Estos trabajadores vivían en la parte más externa de la Villa, y ahí es donde también se tienen que realizar trabajos, para descubrir toda esa zona, la que fue la pars rústica. Probablemente fueran estos habitantes posteriores quienes se aprovecharon de las estructuras abandonadas de este cortijo para realizar sus hogares y su vida posterior", explicó el jefe de excavaciones.

Se trabaja en nuevas catas, y también en zonas ya descubiertas, como en la Zona del Ninfeo, que ya se descubrió en otras campañas anteriores y en la que ahora se ha encontrado un pequeño brazo de una de las esculturas de esa zona. Esta parte de la casa simularía una fuente santuario dedicadas a las ninfas griegas con una cascada artificial y estanque, y lleno de piezas como estas estatuas.

"Cualquier pequeño sondeo nos da materiales espectaculares. La riqueza de la villa parece inmensa y cuantas más catas realizamos en la zona más evidencias se encuentran", comentó con entusiasmo el jefe de las excavaciones en la zona.

Y aún queda por descubrir. Según las estimaciones que manejan los arqueólogos y expertos que trabajan en la Villa Romana, de esta gran casa en concreto solo se habría excavado una superficie cercana al 15%, lo que da a entender la magnitud de la residencia.

Según los expertos que llevan trabajando en la zona desde 2004, año en el que se descubrió este asentamiento que data del siglo I d.C, esta lujosa villa estaría integrada por decenas de edificaciones repletas de mosaicos, esculturas y demás elementos que daban buena cuenta del poder económico y social de los habitantes de la zona.

Fragmento de hoja de acanto, del capitel corintio que coronaba una columna Fragmento de hoja de acanto, del capitel corintio que coronaba una columna

Fragmento de hoja de acanto, del capitel corintio que coronaba una columna / PGI Villa Romana de Salar

La espectacularidad de la villa romana de Salar en cuanto a la conservación de sus estructuras arquitectónicas y sus descubrimientos la han convertido en uno de los yacimientos más importantes de toda España de tipología romana. Sólo se ha excavado un 10%, pero ya se lo ha equiparado con el yacimiento de Noheda en Cuenca.

Los sondeos se realizan sobre una superficie municipal de unos 8.000 metros cuadrados, si bien los arqueólogos coinciden en señalar que el yacimiento es muchísimo mayor. En lo que va de 2019, más de 5.000 personas han visitado los restos, quedándose maravillados por los descubrimientos y por el buen estado de los materiales hallados.

Es por ello por lo que ya se han comenzado los trámites para convertir estos yacimientos en Bien de Interés Cultural (BIC). Un primer paso que, según Román, esperan que sea un nuevo impulso para seguir descubriendo los secretos que ofrece esta villa, ya que permitiría proteger la zona y acceder a subvenciones para seguir con los trabajos.

"Ahora mismo nos encontramos en la fase de redacción del expediente que se va a presentar a la Junta de Andalucía. Estamos documentando la zona y delimitando cuanto espacio debe tener, fijar el entorno para que luego no haya problemas", comentó.

Después, a finales de septiembre se reunirán con los representantes públicos para explicarles como van los trabajos en la zona y se espera entregar el documento antes de que acabe el año.

"Yo espero que los plazos no se dilaten demasiado y a principios del que viene podamos tener ya la declaración de BIC. Y así poder acceder a subvenciones y programas para poder seguir excavando", vaticinó el arqueólogo y coordinador de la campaña, quien también agradeció al Ayuntamiento de Salar por "hacer un esfuerzo sobrehumano" para poder financiar los trabajos en la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios