Coronavirus

Cinco contagios obligan a confinar varias aulas del colegio Atalaya de Atarfe y del Tierno Galván de Zafarraya

  • Los colegios Atalaya, en Atarfe, y Enrique Tierno Galván, en Zafarraya, ponen al alumnado y al profesorado en cuarentena

  • Desde los sindicatos y las asociaciones tanto de padres como de estudiantes se exige una mejora en las medidas frente al Covid-19

Imagen de archivo de la entrada al colegio Atalaya de Atarfe. Imagen de archivo de la entrada al colegio Atalaya de Atarfe.

Imagen de archivo de la entrada al colegio Atalaya de Atarfe. / G. H.

El pasado viernes, 18 de septiembre, eran 14 los centros afectados por el Covid-19 en la provincia de Granada. A estos, ahora se le suman otros dos: el CEIP Atalaya, en Atarfe, que ha tenido que poner en cuarentena a alrededor de 20 menores y a varias maestras tras la confirmación de dos hermanos que han dado positivo; y el CEIP Enrique Tierno Galván, en Zafarraya, que ha registrado tres casos en diferentes cursos tras un brote intrafamiliar que ha afectado a otras cuatro personas más.  

En el caso del colegio Atalaya, desde el Servicio Andaluz de Salud se informó al equipo directivo de los resultados positivos en la prueba PCR de los dos menores. Inmediatamente, el director del centro comenzó a comunicar a las familias la situación. La más pequeña presentó síntomas el miércoles de la semana pasada, siendo ese el último día que acudieron a clase. 

La clase de infantil a la que iba la niña ha sido puesta en cuarentena por completo, ya que son grupos de convivencia. Es decir, solo llevan la mascarilla al entrar y salir del aula y del centro, pero en clase se la pueden quitar. Asimismo, también ha sido informado el personal educativo pertinente.

El caso del hermano, que está cursando segundo de primaria, ha sido diferente. Desde el cuerpo docente relatan que “solo le harán las pruebas a los menores que estaban sentados a dos metros, tanto en clase como en el comedor, y a la maestra al ser contacto directo”

Las tareas de desinfección de las aulas en ambos colegios están siendo constantes y la ayuda de los padres está siendo fundamental. “Les toman la temperatura antes de venir y si aparece algún síntoma, los dejan en casa”, agrega una de las maestras del centro Atalaya.

El director del centro escolar de Atarfe, Cecilio Martín García, asegura que, a día de hoy, no se conocen más positivos y manda un mensaje tranquilizador a los padres: “es lo que nos toca vivir, pero en el colegio está todo controlado”. 

Por su parte, la alcaldesa de Zafarraya, Rosana Molina Molina, desde su cuenta personal en Facebook, ha insistido en la necesidad de extremar las precauciones y ha pedido “calma” a las familias. Además, ha recomendado, junto con el centro escolar Tierno Galván, que, de momento, los escolares de esos cursos no acudan mañana a clase. 

Clases online para las personas en cuarentena

La educación es la base de cualquier sociedad. En el colegio público Atalaya están facilitando los contenidos a los menores confinados. “Estamos realizando videoconferencias a través de Classroom para que todos los niños que no pueden asistir al colegio puedan seguir las clases y las actividades desde casa”, aseguran desde el profesorado. 

La dirección del centro apunta que, “aunque estos casos les han pillado por sorpresa, alumnos y profesores están preparados para empezar a usar la tecnología para que nadie se quede descolgado”.

Muchos colegios españoles vivirán una situación parecida a lo largo del curso escolar. El equipo docente cree que “es necesario normalizar y establecer un protocolo de actuación para estos casos”.

La lucha en las calles por una #VueltaAlColeSegura

El mismo viernes que se publicaron los datos sobre los colegios con casos positivos en la provincia, se celebraba una manifestación “segmentada” por las calles de Granada. El sector educativo está unido para que este curso escolar sea seguro tanto para alumnos, profesorado y padres. A pesar de ello, los cinco sindicatos que componen la Mesa General de Negociaciones con la Junta de Andalucía se encuentran divididos a la hora de decidir qué medidas adoptar frente al coronavirus.

Ana Berrocal, delegada de Educación en Granada, reclamó a los sindicatos y a los representantes que reflexionaran y cambiaran su actitud: “No podemos estar presionando desde todos los sectores para que los equipos educativos se encuentren presionados”. De la misma forma, deseó que se hiciera “un pacto tácito por la mejora de la educación en la situación que tenemos”, que no generase más caos y confusión, puesto que no es “el objetivo perseguido”

La delegada de Educación también sostuvo que era necesario “despolitizar la educación”: “La educación no puede ser el campo de batalla. Necesitamos un pacto a nivel nacional”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios