protestas en los colegios rurales de la Alpujarra

Las familias de la Alpujarra denuncian “presiones” de Educación y convocan una manifestación

  • Los alumnos de los colegios rurales de Bérchules y Torvizcón ya han vuelto a las clases

Imagen de archivo de la manifestación de las familias en Bérchules. Imagen de archivo de la manifestación de las familias en Bérchules.

Imagen de archivo de la manifestación de las familias en Bérchules. / R. G.

Familias de la Alpujarra, junto con los sindicatos Ustea, CGT, CCOO y UGT, mantienen las movilizaciones para exigir una mejora en la dotación de personal en los colegios públicos rurales (CPR) de Bérchules, Torvizcón y Pitres. Se manifestarán en Granada el próximo viernes a las 18:00 horas y tienen previsto recorrer Gran Vía, desde la Delegación de Educación a la Fuente de las Batallas, para protestar por "las ratios ilegales" y "la supresión de unidades y docentes”.

Las familias de los CPR de Bérchules y Torvizcón, además de llamar a la movilización, han llevado a sus hijos al cole. Comenzaron un paro educativo el 17 de septiembre, que ya ha finalizado en los dos centros, según confirmó Irene Avivar, representante de las AMPAS de la Alpujarra. En un comunicado conjunto, la “comunidad educativa” de los colegios rurales de la comarca indican que “no aceptamos la planificación de unidades con ratios por encima de las establecidas”, “rechazamos criterios antipedagógicos” en relación la unificación de ciclos –como es el caso de Infantil y el primer año de Primaria, tal y como denuncian que ocurre en Bérchules y Torvizcón–, y “exigimos que se atienda a todo el alumnado con dictamen de necesidades específicas de apoyo educativo”. Avivar indicó que hay una niña escolarizada con una discapacidad “reconocida del 83%” que no cuenta con apoyo en el aula. “La verdad está de nuestra parte”, aseveró.

Por su parte, desde Delegación se ha defendido desde el inicio de las movilizaciones que la ratio respeta a la normativa y que, a consecuencia de los distintos desdobles, desde el comienzo del curso se han incorporado al sistema 90 docentes, indicó el delegado territorial, Antonio Jesús Castillo.

Sobre la actuación de la Delegación provincial –que anunció la pasada semana el inicio del protocolo de absentismo en relación al paro educativo de los menores de los CPR de Bérchules y Torvizcón– la representante de las AMPAS aseguró que “estamos recibiendo muchas presiones últimamente” y reclamó que “todas las órdenes, que las den por escrito. Que dejen de llamar a los directores”. Aseguró que la apertura del protocolo de absentismo no se les ha comunicado por escrito. Avivar subrayó que faltan “profesorado, monitores de apoyo e infraestructuras”.

Sobre el anuncio del pasado lunes del sindicato Ustea de una “denuncia ante la Consejería de Educación” por el incumplimiento de la ratio “en más de 700 unidades de las ocho provincias” andaluzas –176 en Granada–, se indicó que la denuncia no se ha llevado al juzgado todavía y que se espera dar este paso en los próximos días. Desde Ustea se anunciaron más movilizaciones “si no hay una respuesta apropiada desde la Administración”.

Por otro lado, mañana se movilizarán las familias del CEIP Berta Wilhlemi de Pinos Genil. Naira Pérez, representante del AMPA, señaló que en su centro se deriva a los profesores de apoyo a las clases unificadas. “Esas horas de apoyo no están para eso. Se basan en que somos pocos y que con las horas de apoyo tenemos suficiente”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios