Agricultura

Preocupación por la plaga de la mosca del olivo entre los agricultores

Garrafa de aceite. Garrafa de aceite.

Garrafa de aceite.

Los agricultores del Poniente granadino están preocupados por la plaga conocida como la mosca del olivo. Así se lo trasladó en una reunión el presidente de la Denominación de Origen Poniente de Granada, Francisco Marino Cano, a la delegada territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en Granada, María José Martín.

La larvas de esta mosca se alimentan de la pulpa del fruto del olivo, produciendo una bajada en la calidad y peso de la cosecha. La delegada lanzó una mensaje de tranquilidad, y aseguró que "la situación de las condiciones meteorológicas registradas hasta el viernes pasado, altas temperaturas y baja humedad relativa, han repercutido negativamente en la actividad de la mosca del olivo".

Esta información puede ser consultada por todos los interesados en la pagina web de la RAIF (Red de alerta e información fitosanitaria de Andalucía) que ofrece la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible.

Martín recordó que los posibles tratamientos para la mosca del olivar están controlados, reglados y protocolizados por el Servicio de Sanidad Vegetal de la Dirección General de la Producción Agrícola y Ganadera.

La Junta destacó la calidad de los aceites de la Denominación de Origen Poniente Granadino, que abarca 16 municipios con más de 71.000 hectáreas de olivar dentro de sus términos.

La delegada provincial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible en Granada, María José Martín, visitó los municipios de Montefrío y Algarinejo, dos de los 16 que integran esta Denominación de Origen.

Allí mantuvo una reunión con el presidente de este sello de calidad, Francisco Marino, que le hizo entrega de un manifiesto en defensa del olivar tradicional de montaña.

El documento alude a la consideración especial con este cultivo en las iniciativas legislativas y actuaciones que se pongan en marcha desde las distintas administraciones, de tal forma que se proteja y potencie su mantenimiento como recurso socieconómico, determinante para la fijación de la población al medio rural, como un importante sumidero de CO2 y como depositario de una incalculable riqueza varietal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios