Sociedad

Turquía se vuelca en el rescate tras un terremoto que deja al menos 22 muertos

  • Las autoridades temen que queden 18 personas bajo los escombros tras el fuerte temblor en Elazig

Decenas de operarios trabajan en las labores de rescate en un edificio derruido por el terremoto en Elazig (Turquía). Decenas de operarios trabajan en las labores de rescate en un edificio derruido por el terremoto en Elazig (Turquía).

Decenas de operarios trabajan en las labores de rescate en un edificio derruido por el terremoto en Elazig (Turquía). / efe

Cientos de especialistas trabajaron durante toda la jornada de ayer en las labores de rescate de las víctimas del terremoto del viernes en la ciudad turca de Elazig, en el sureste del país, y en el que perdieron la vida al menos 22 personas. Las autoridades temen que todavía queden 18 personas atrapadas bajo los escombros de tres edificios que se derrumbaron en Elazig cuando el sismo, de magnitud 6,8, golpeó la región en la tarde-noche del viernes.

Veinte horas después del temblor, los equipos de salvamento rescataron a 44 personas de entre los cascotes, aunque dos de ellas, una madre y su hijo, murieron 12 horas más tarde en el hospital. Algunos de los supervivientes fueron rescatados tras 19 horas de espera entre los escombros y los trabajos seguían de forma intensa con cientos de expertos y un equipo de 18 perros de búsqueda.

Un total de 1.200 personas fueron trasladadas a centros hospitalarios, aunque sólo 380 estaban heridas y unas 120 quedaron ingresadas, una treintena de ellas en cuidados intensivos, según indicó el ministro turco de Sanidad, Fahrettin Koca.

Unos treinta edificios se derrumbaron por completo, cinco en Elazig y 25 en la vecina provincia de Malatya, donde murieron cuatro personas, y más de 80 bloques sufrieron daños graves.

El epicentro se ubicó unos 35 kilómetros al suroeste de la ciudad de Elazig, en el municipio de Sivrice, a una profundidad de ocho kilómetros.

En las primeras 24 horas tras el temblor, que se pudo sentir en seis provincias del sureste de Turquía, se registraron más de 400 réplicas, 14 por encima de la magnitud de 4. Sin embargo, tanto las telecomunicaciones como los sistemas de distribución de electricidad, agua y gas funcionan en la región.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios