Series Movistar

'Arde Madrid' entre la represión y el descaro

  • La serie de Anna Costa y Paco León recrea la España de 1961 a través de las vivencias de Ava Gardner y su personal de servicio

Arde Madrid se ofrece desde hoy bajo demanda en Movistar+. Ocho capítulos  rodados en blanco y negro, los tonos de la España de 1961, aún por despertar casi a la modernidad y que  contrapone dos mundos que convivieron fugazmente en la capital: el de una élite hedonista encarnada en la estrella hollywoodiense Ava Gardner y el de la pacata sociedad española bajo el franquismo, a partir de  su personal de servicio, contratados también para ser confidentes de la policía.

La serie es obra del actor y cineasta sevillano Paco León y de su pareja, Anna R. Costa, que quisieron trasladar ese mosaico de fotos en sepia que forman  los cócteles de Chicote, los  tablaos flamencos  para animar a los primeros turistas y clases de la Sección Femenina. 

La estadounidense Debi Mazar es Ava Gardner, con quien comparte cierto parecido físico y pero sobre todo su “pasión por la vida”. La actriz asevera que intentó “canalizar la energía de Ava” en este papel:  “tengo miedo de ser comparada sólo por mi aspecto, porque yo soy más gordita y más baja que Ava, pero en realidad no me importa porque sólo hay una Ava y sólo una Debi. Lo importante es contar una historia que mucha gente no conoce sobre ella, que era una intelectual que viajó y a la que le encantaba la cultura y que también tuvo sus miedos”, detalla. Mazar  destaca de la estrella que vivía con una libertad sexual que “despertó conciencias en España”.

Inma Cuesta es Ana Mari, una solterona, coja, franquista e instructora de la Sección Femenina a la que le encargan espiar a la Gardner entrando a su servicio, para lo que debe fingir un matrimonio con Manolo (Paco León), circunstancias que derrumban sus cimientos morales.  “Ava es un huracán y Ana Mari lleva por bandera el Manual de la buena esposa. Son dos mujeres absolutamente opuestas que se transforman al encontrarse”, explica Cuesta. Para ella, Arde Madrid es “como una oda a la alegría de vivir, el retrato de una época muy convulsa en la que chocan la represión de la dictadura con el universo de Ava y su oda a la vida”.

El actor gaditano Julián Villagrán (Velázquez en El Ministerio del Tiempo) es Floren, el hermano esquizofrénico de Ana Mari, y destaca que la obra de su amigo Paco León  “no hace ningún juicio de valor, sino que retrata todos los bandos desde la ternura”.  A Ken Appledorn, que encarna al asistente personal de la Gardner, le convence una factura que “se parece a una película antigua”.

Gardner estuvo durante ocho años residiendo en España. Fue vecina del general Perón y de su última mujer, Isabelita, y son algunos de los rostros ilustres que recrea la serie donde Eugenia Martínez de Irujo interpreta a su madre, la duquesa de Alba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios