Vivir

Cervezas Alhambra se abre a los granadinos

  • La fábrica ofrece visitas guiadas hasta el sábado, en pases de mañana y tarde, para que la ciudad conozca todo el proceso de elaboración de su bebida estrella

Cervezas Alhambra se abre a los granadinos Cervezas Alhambra se abre a los granadinos

Cervezas Alhambra se abre a los granadinos

Hay que saber lo que se come pero también lo que se bebe y siendo en granada la cerveza Alhambra el líquido rey era necesario sacar a la vista qué se esconde tras la etiqueta. La relación de esta ciudad con su cerveza ha evolucionado, ha pasado a otra fase mucho más íntima. La fábrica casi centenaria se abrió al público desde ayer hasta mañana sábado día 2 para mostrar todos los misterios de la espuma y las burbujas.

Durante estas jornadas de puertas abiertas, de carácter gratuito, los asistentes tendrán algo menos de dos horas para sumergirse en las instalaciones el centro neurálgico de la cervecera granadina, un paseo que podría recordar a la novela de Roal Dahl 'Charlie y la fábrica de chocolate', aunque sin sucesos macabros, niños malencarados ni inmersiones letales en los tanques de cerveza.

Los pases, organizados para un máximo de veinte personas en horario tanto de mañana como de tarde responde a la última estrategia de la cervecera de establecer una relación mucho más cariñosa con su ciudad. Desde conciertos y cenas maridajes, hasta este último evento está enfocado a que Granada sienta más suya que nunca su cerveza.

Y parece que este cortejo está siendo correspondido, la pasada semana y en solo dos días, la empresa ya había cubierto todas las plazas para estas primeras jornadas, más de 300.

La visita comienza en una sala de genética decorativa 100% cervezas Alhambra. Mesas altas donde al final de la visita se realiza el maridaje a cargo del sumiller, Julio Cerezo, vitrinas donde exponen las primeras botellas de la marca y un pequeño escenario junto a la barra.

Antes de comenzar la ruta por el corazón de la cervecera, tiene lugar la proyección de un vídeo que cuenta la historia resumida de toda la vida del grupo Mahou San Miguel, hermano mayor de las Alhambra. A continuación se presentan cada uno de los ingredientes que conjugados en el proceso de elaboración dan a luz el líquido estrella del frigorífico.

La primera es la malta de cebada, (depende del tueste la cerveza será rubia o negra, y depende de la cantidad será de mayor o menor graduación); el segundo es el lúpulo, una flor verde de origen asiático que en españa se encuentra en el norte, y que da el carácter de cada cerveza: su amargor y fuerza.

Normalmente las visitas no suelen pasar hasta la cocina, pero en este caso luce tanto que la marca comienza el tour desde allí: la zona de cocción. Una de las más emblemáticas ya que conserva tinas de cobre y los azulejos originales de la fábrica.

Durante la visita guiada se explica todo el proceso de elaboración, desde que la malta llega a la tina, pasando por el proceso por el que el mosto dulce pasa a la tina de ebullición donde entra en contacto del lúpulo. Aquí el mosto dulce de convierte en mosto amargo. El último paso es la fermentación y la maduración durante dos semanas, donde la cerveza coge el buqué. De aquí salen las tres variedades de Alhambra (1925, Roja y Especial), aunque cada una tiene una receta y tiempos de fermentación propios.

El siguiente punto es la zona de envasado, una sala de grandes dimensiones donde reina el sonido de motores y de tintineo eterno de botellas entrechocando. Es la cadena de embotellado, donde miles de cascos de botella giran y recorren cada una de las zonas de preparación antes de ser empaquetadas.

La mejor parte llega al final, es la hora de probar el producto. En este punto es el sumiller, Cerezo, quien explica durante una cata en detalle cada matiz diferenciador de los tres tipos de cerveza Alhambra. Efectivamente si esta es la gran marca granadina, tenía que venir acompañada de tapas, el producto gastronómico inherente a la ciudad. Así, el maridaje, es el término más idóneo para definir está relación amorosa 100% nazarí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios