We Love Flamenco 2018

Catarsis flamenca

  • La jornada nos deja estampados maxi florales y color rojo en grandes dosis

  • Las faldas canasteras se reinventan cortándose la capa

Creaciones de Javier Mojarro. Creaciones de Javier Mojarro.

Creaciones de Javier Mojarro.

Ayer se clausuró la VI edición de la pasarela We Love Flamenco. 33 desfiles que dan el pistolezo de salida a la temporada flamenca.  Durante estas cinco jornadas se han podido ver hasta 1.000 looks flamencos de gran variedad.

La última jornada de la pasarela la abrió Mercedes Dobenal. A mis flamencas fue la colección que la diseñadora cantillanera quiso dedicar “a esas mujeres de todas las edades que se han acercado año tras año hasta el taller de Cantillana”. Una extensa gama cromática  llena de estampados, lunares, volantes de capa y escotes, tanto en los trajes costumbristas y las batas de romería.

Una flamenca muy sensual, así fue la mujer de Viviana Iorio y su Tango, la colección de esta firma asentada en Málaga, y cuyos trajes hicieron alarde de talles largos y escotes prominentes. Gasas, sedas y otros tejidos como el terciopelo, fueron fundamentales en la colección, cobraron forma de volantes vaporosos, llenos de carruchas y estampados con motivos creados exclusivamente para sus diseños. La acompañó la firma de complementos Nieves Pérez San Gregorio

Vestido de Viviana Iorio y Nieves San Gregorio. Vestido de Viviana Iorio y Nieves San Gregorio.

Vestido de Viviana Iorio y Nieves San Gregorio.

Jonathan Sánchez argumentó muy bien su colección Mi refugio. Las palabras dedicadas a Sevilla que el periodista Carlos Herrera escribió en su pregón sirvieron como introducción a un desfile muy bien estructurado. Desde el blanco, hasta el negro y pasando por amarillos, azules y verdes. El diseñador cerró con una espectacular serie en rojos. Los tejidos: organdí, el satén matificado y también la seda. Imponentes enaguas de popelín inundaban los bajos de los trajes de Ventura, que nos abrió de par en par las puertas de su refugio, “la Sevilla flamenca que yo veo”. El diseñador impregnó a las modelos del perfume Sahara y creó un clima perfecto para meter al espectador en su desfile. Lo acompañaron los complementos de Samuel Ortega. 

La catarsis flamenca llegó con Juan Boleco. Catarsis del griego “purificación” nos sirve como introducción para una colección que sin dudas fue “La Colección “ de esta edición en We Love Flamenco. 

El onubense, hizo gala de tener estilo propio y de saber re interpretarse a sí mismo. No se le debe menospreciar, pues creó originales dos piezas a base de imposibles mezclas de colores. Ecléctico y minimalista a la vez. El uso de los colores a modo geométrico es un arte que denominan. No se puede escojer un vestido, ni dos, pues todos conservan su talento y originalidad. Imposible dirimir cuál quedarse! 

Vivir de Mónica Méndez fue delicada y sutil. Llena  de bellos matices. La diseñadora terminó con dos series de blanco y rojo y negro y blanco muy fieles a su estilo. Líneas muy pulidas y un estampado de lunar que ya es característico de ella. Mangas de farol, al codo con volantes y con volantes al hombro, faldas ceñidas hasta la cintura y con mucho vuelo, y un patronaje de lo más variado. 20 años ha cumplido Mónica Méndez en el sector de la moda flamenca.

Desde Jerez, Natalia Gómez y Susana Quirós, diseñadoras de la firma Belúlah aterrizaron en esta pasarela con Amapolas 35 diseños versátiles, tanto para ferias como para romerías. El fleco fue su aliado perfecto, con él, la firma adorna faldas y cuerpos de forma elegante. Mangas abullonadas, cuerpos fruncidos, tejidos muy volátiles y apliques de latón 

Qué heavy eres, Juana la colección de Javier Mojarro tuvo una puesta en escena inspirada en una escena de ‘Kika’, de Almodóvar. Atrevida e irreverente, la propuesta del onubense mezclaba tejidos tradicionales con vinilos y látex. Los colores en una gama muy reducida: negro, fucsia, pistacho y rojo mezclados con animal print y lunares.

Desfile de Rosa Pedroche en We Love Flamenco 2018

La sexta edición de We Love Flamenco cerró sus puertas con el desfile de la firma sevillana Rosa Pedroche. ‘15’ es el nombre de la colección que Rosa Pedroche presentó en el Salón Real del Alfonso XIII, lleno a rebosar de su fiel público. Dos ambientes distintos fueron los que se recrearon sobre la pasarela: la primera parte, una clara apuesta por el negro, mezclado con bordados, estampados fuertes y lunares, que pudieron recordar a la estética Wisconsin. La segunda parte estuvo inundada por el color de los estampados florales y los relieves, que finalmente se volvieron a aunar en una sola creación que puso fin a ‘15’. Unos cortes de patrón más que mimetizados con la figura y las curvas de la mujer flamenca fueron los que utilizó Rosa Pedroche para crear esta colección, inspirada en el sur.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios