Las dietas sin gluten no son una cuestión de moda

  • Se ha extendido en la conciencia social la creencia de que la ingesta de productos sin gluten beneficia a sus consumidores

Los productos sin gluten comienzan a inundar las estanterías de los supermercados. Los productos sin gluten comienzan a inundar las estanterías de los supermercados.

Los productos sin gluten comienzan a inundar las estanterías de los supermercados. / G. H.

Comentarios 0

Durante los últimos años se ha extendido una preocupante moda por toda la geografía mundial: cada vez son más los famosos que hablan sobre las 'ventajas' de consumir una dieta sin gluten, pero como explica la investigadora del departamento de Fisiología de la UGR, Teresa Nestares, es una equivocación con consecuencias bastante peligrosas para la salud.

La dieta sin gluten, en primer lugar, no deja de ser una solución a la enfermedad celíaca, por lo que es el único método viable para no tener los síntomas y poder recuperarse. Esta intolerancia proviene de una fracción protéica que se encuentra en algunos cereales, el gluten, que provoca una reacción en el intestino en individuos genéticamente predispuestos.

Este tipo de productos contiene un mayor índice glucémico y no son aptos para no celíacos

Los celíacos solo representan el 1% de la población española, pero tan solo se han reconocido al 10% de ellos debido a que la enfermedad no ha sido tan conocida hasta ahora. Según la investigadora, gracias al aumento de información y concienciación sobre la celiaquía, cada vez más se diagnostican casos de personas intolerantes al gluten y por lo tanto se puede proceder a su tratamiento, basado exclusivamente en una dieta que no contenga dicha fracción protéica.

Lo importante, según Teresa Nestares, es que estos alimentos no deberían formar parte -de forma general- de una alimentación de personas que no presenten la enfermedad, ya que según algunos estudios estos productos "contienen un mayor índice glucémico que puede provocar obesidad y la resistencia a la insulina, junto a la proliferación de enfermedades cardiovasculares".

Por lo tanto, la moda que ha nacido sobre todo en Estados Unidos -en parte gracias a famosos que han dado a conocer 'falsas verdades' sobre las ventajas de esta dieta- no debería extenderse para evitar problemas de salud.

Más grave aún, según ha comentado la investigadora, es pensar que algunos de estos productos sin gluten se utilizan como estrategia comercial debido a su mayor coste respecto a los alimentos tradicionales. Porque ser celíaco no sale barato, y no es una moda a seguir.

más noticias de VIVIR Ir a la sección Vivir »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios