Andalucía

Guerrero asumió el pago por la huelga de limpieza de Granada, del que "no había rastro"

Comentarios 1

El ex presidente de la Asociación de Empresas de Limpieza Pública (Aselip) de Granada, Francisco Jardón Arango, declaró ayer que el ex director de Trabajo Javier Guerrero asumió el pago del incremento salarial de la huelga de limpieza de Granada del año 2004 con fondos de los ERE, pero posteriormente se descubrió que "no había rastro" del expediente administrativo en la Dirección de Trabajo. El testigo, que está imputado en la pieza separada Cespa-FCC, sostuvo que en aquella huelga que se prolongó durante más de un mes, la petición de las centrales sindicales era "desmesurada" e "inasumible" en cuanto al incremento salarial, por lo que habían llegado "a un callejón sin salida".

No obstante, relató que dentro de las negociaciones tuvo lugar una reunión en un acto del PSOE en Málaga, en la que participaban entre otros Javier Guerrero, quien, tras preguntar a un representante de CCOO sobre el importe de la reclamación salarial de los trabajadores, asumió dicho pago. "Eso lo paga mi departamento, que tiene consignación para este fin", asegura Francisco Jardón que fueron las palabras exactas de Guerrero.

Posteriormente se celebró una reunión en un palacete, a la que asistieron "todas la fuerzas vivas de Granada menos el arzobispo" y en la que se firmó el acuerdo que puso fin a la huelga de limpieza y donde se estableció que el "incremento adicional corría a cargo de los pagos que iba a hacer la Junta".

Tras la marcha de Guerrero, el ex presidente de Aselip se reunió con su sucesor, Juan Márquez, quien le comentó que sólo tenía su petición y "no había rastro" del compromiso de pago. El testigo asegura que le comentó a Márquez que podrían emprender acciones, a lo que el alto cargo, según el testigo, le contestó de la siguiente forma: "¡A mí cómo si me trae firmada una foto de Rocío Jurado!".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios