Elecciones Andalucía 2018

Pablo Casado colocará a sus alfiles en las listas del PP andaluz

  •  José Antonio Nieto volverá al Parlamento, Esperanza Oña repetirá y Antonio Sanz puede caerse de la nómina

Pablo Casado colocará a sus alfiles en las listas del PP andaluz. Pablo Casado colocará a sus alfiles en las listas del PP andaluz.

Pablo Casado colocará a sus alfiles en las listas del PP andaluz. / Juan Carlos Hidalgo/Efe

Comentarios 5

El nuevo presidente del PP, Pablo Casado, tendrá una mayoría de los suyos en el grupo popular que salga de las elecciones andaluzas del 2 de diciembre. Esta es la opinión expresada por varios de los líderes provinciales, que consideran razonable que el nuevo PP se deje notar en el Parlamento. Otros son más atrevidos, y explican que el grupo popular debe estar preparado “para el día después”, para el caso de que Juanma Moreno no logre un buen resultado, que no es otro que el de entrar o liderar el Gobierno andaluz.

La fórmula que busca Moreno es la de sumar con Ciudadanos, para arrebatar el poder al PSOE, aunque para ello deben sumar más que socialistas y podemitas juntos.

Las provincias comenzarán a dar nombres a la dirección regional, y ésta consultará con la sede central de Génova, que es en último término los que decidan. El PP andaluz quiere contar la semana próxima con los cabezas de lista, una vez que se haya celebrado un acto destinado a subrayar la candidatura de Juanma Moreno. Éste se celebrará en Cádiz este domingo.

Nieto y Oña

Los nombres con más peso de cara al futuro en el PP andaluz son los del cordobés José Antonio Nieto y de la malagueña Esperanza Oña. Nieto era el preferido de María Dolores de Cospedal para presidir el PP andaluz, pero Soraya Sáenz de Santamaría logró que Juanma Moreno fuese el elegido. Nieto, ex alcalde de Córdoba, ha sido el secretario de Estado de Interior durante el Gobierno de Rajoy.

El caso de Esperanza Oña es diferente. Es una de las pocas casadistas que había en Andalucía antes de la primera vuelta de las primarias.

Un conocedor del PP, viejo militante, sostiene que Génova, es decir Casado, ha encendido un semáforo para confeccionar la lista de estas elecciones. Rojo para los sorayistas más comprometidos, a quienes no se le perdona determinadas maniobras durante la campaña; ámbar para los partidarios de Cospedal, y verde, para el casadismo.

Dos mujeres, en Cádiz y Sevilla

Según esta teoría, respaldada por otros dirigentes locales, Antonio Sanz, presidente del PP en Cádiz, no liderará la lista provincial y es posible, incluso, que no vaya en esta nómina, lo que supondría un fuerte golpe para la dirección gaditana. Sanz, anterior delegado del Gobierno andaluz, es un estrecho colaborador de Javier Arenas y una de las personas con mayor conocimiento del partido, pero no es menos verdad que Pablo Casado no le disculpa su actuación en las primarias.

Así, en Cádiz, pueden repetir Ana Mestre, que es de Juanma Moreno, y Teresa Ruiz Sillero, una de las personas que apoyó a Casado, quizás en oposición a Sanz. En esta provincia, José Ortiz, alcalde de Vejer, es casadista de primera hornada, pero el cargo de parlamentario es incompatible con el de alcalde. También José Loaiza podría volver a la Cámara andaluza.

Sevilla estará liderada por la presidenta provincial, Virginia Pérez, y seguida probablemente de Toni Martín, mano derecha de Juanma Moreno y sacrificado en varias ocasiones para dar paso a otras personas. Juanma Moreno se presenta por Málaga, seguido de Esperanza Oña. El alcalde de Coín fue el otro casadista, pero le ocurre lo mismo que al de Vejer, que tendría que dejar el cargo si sale elegido.

Huelva

Dolores López, que es la secretaria general del PP, debe ir por Huelva, en teoría como cabeza de lista, pero eso complicaría la elección de dos hombres que desean estar en la Cámara: Guillermo García Longoria, que es casadista, y Manuel Andrés González. Si el primer puesto fuese el de una mujer, el segundo hombre tendría que ir en un complicado cuarto puesto.

Almería, Jaén y Granada fueron provincias que estuvieron, de modo mayoritario con Cospedal y, posteriormente, con Pablo Casado, por lo que los puestos de salida serán afines al nuevo presidente, con independencia de que también entren algunos leales, pocos, a Juanma Moreno.

El PP afronta la elaboración de las listas a las elecciones con la probabilidad de que se pierdan algunos escaños, de modo que los puestos seguros son aquellos que van del 25 al 30. En la actualidad, son 33 parlamentarios. Si se aproximasen a la parte más baja de la horquilla, el PP podría perder también un senador de los tres que tiene por designación autonómica. Uno de ellos es el ex presidente Javier Arenas, quien parece que, finalmente, no irá en las listas de estas autonómicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios