Sucesos

Muere un inmigrante tras colarse como polizón en el ferry Melilla-Motril

  • Podría tratarse de un menor de edad que se golpeó la cabeza con la rampa de acceso al barco cuando estaba subido en lo alto de un camión

Imagen de archivo del ferry Melilla-Motril, en el que ha muerto un inmigrante tras intentar colarse como polizón. Imagen de archivo del ferry Melilla-Motril, en el que ha muerto un inmigrante tras intentar colarse como polizón.

Imagen de archivo del ferry Melilla-Motril, en el que ha muerto un inmigrante tras intentar colarse como polizón. / G. H.

Se subió a lo alto de un camión de carga que iba a coger el ferry que une Melilla con Motril. Sin embargo, cuando el vehículo estaba accediendo a la bodega del barco por la rampa, se golpeó la cabeza y se cayó del mismo, lo que le provocó la muerte. Esto es lo que le ha ocurrido a un inmigrante, al parecer menor de edad, que trató de colarse como polizón en el ferry.

Tal y como han informado fuentes de la Delegación del Gobierno a la agencia Europa Press, la muerte del inmigrante, que iba indocumentado pero de apariencia era menor de edad, se produjo "al tratar de acceder por la rampa de acceso a bodega del buque Golden Bridge (destino Motril) encaramado a un camión, cuando ha caído, golpeándose la cabeza con la rampa, quedando inconsciente".

Asimismo, ha detallado que técnicos sanitarios de una ambulancia del servicio médico de emergencias 061 "han intentado reanimarlo, resultando fallecido".

Un médico forense certificó su muerte y el juez de guardia ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado al depósito legal situado en el Cementerio de la Purísima Concepción para la práctica de la correspondiente autopsia. La Guardia Civil, por su parte, se ha hecho cargo de las diligencias.

El suceso ha ocurrido sobre las 15:00 horas de este viernes 8 de noviembre en el puerto de Melilla, lugar donde a diario decenas de inmigrantes de diversas nacionalidades, sobre todo marroquíes, tanto adultos como menores extranjeros no acompañados (MENA), aguardan a diario una oportunidad para intentar introducirse en los barcos que unen la ciudad española del norte de África con Málaga, Almería y Motril (Granada).

En la última celebración de la patrona de la Guardia Civil, el pasado 10 de octubre, el coronel jefe de la Comandancia de Melilla, Antonio Sierras, señalaba que se había producido un repunte de intrusiones de inmigrantes irregulares en el puerto de Melilla, hasta alcanzar sólo en septiembre la cifra de 2.239 penetraciones en el recinto restringido del puerto por parte de aspirantes a polizones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios