baloncesto liga endesa

Inyección de confianza

  • El Valencia barre de la cancha a un pésimo Joventut

El base del Valencia Van Rossom intenta marcharse de Gielo y Ventura. El base del Valencia Van Rossom intenta marcharse de Gielo y Ventura.

El base del Valencia Van Rossom intenta marcharse de Gielo y Ventura. / Miguel Ángel Polo / efe

El Valencia Básket se aseguró virtualmente su participación en la Copa del Rey tras lograr su décima victoria en la Liga Endesa al arrollar a un flojo Joventut al que machacó con una arrolladora anotación, que incluyó 15 triples y que demostró la recuperación de confianza que le dio romper la pésima racha que llevaba en la Euroliga.

La corajuda victoria lograda ante el Panathinaikos apenas 48 horas antes elevó la fe del Valencia en su juego hasta niveles que hacía semanas que no tenía. Desde el inicio eso se tradujo en un acierto en el tiro que le permitió abrir hueco de manera inmediata (15-4).

Trató Diego Ocampo de frenar esa avalancha con un tiempo muerto, pero la defensa visitante siguió igual de floja, lo que permitió que Rafa Martínez y Doornekamp siguieran anotando con facilidad y que el Valencia no tuviera que preocuparse mucho de su defensa.

Con la entrada de Dimitriyevic, el Joventut empezó a carburar en ataque. Con los puntos de López-Aróstegui el club catalán consiguió reducir su desventaja. Pero la marcha del joven base al banquillo volvió a frenar su marcha y tras tres desastres de ataques (42-26), Ocampo tuvo que volver a recurrir a él para no perder las opciones que le quedaban antes del descanso.

Un par de acciones individuales del base permitieron a los visitantes llegar al intermedio con una desventaja asumible y a dejar un regusto raro en los locales, pues tras anotar casi 50 puntos tampoco habían logrado nada definitivo.

Un triple de Rafa Martínez inauguró el tercer cuarto y avisó al Joventut de lo que se le venía encima, porque el Valencia lo machacó con sus canastas desde más allá de la línea de 6'75. Fueron dos de Thomas y uno más de Abalde los que acabaron definitivamente con las esperanzas visitantes (71-48).

Con el choque ya decidido, Txus Vidorreta aprovechó para dar minutos a los jóvenes Puerto y Hlinason sin que nada cambiara en el guión del encuentro, pues el Joventut, pese a los buenos minutos de Birgander y de López-Aróstegui, no se planteó otra cosa más que acabar el choque con la mayor dignidad posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios