Pablo Pin, entrenador del Covirán Granada | Entrevista Pablo Pin: “Lo mejor es esperar a que haya seguridad para todos”

  • El técnico granadino afronta la reconstrucción de su plantilla de cara a una próxima temporada que acumula muchas incertidumbres, tanto en el formato de competición como en el momento de inicio de la misma

Pablo Pin, durante un tiempo muerto de un partido de la pasada temporada. Pablo Pin, durante un tiempo muerto de un partido de la pasada temporada.

Pablo Pin, durante un tiempo muerto de un partido de la pasada temporada. / Carlos Gil (archivo) (Granada)

La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 no sólo marcó que se hiciera bajar el telón de la pasada temporada de forma prematura, sino que también va a marcar lo que puede ser la próxima campaña. El entrenador del Covirán, Pablo Pin, es consciente de ello y tiene claro que por encima de todo está la salud de todos. Durante el confinamiento ha estudiado el mercado porque toca hacer muchos cambios. Y también ha visto como se incrementado su familia con el nacimiento de su tercer hijo.

Siempre es un buen momento para ser padre a pesar de la situación.

En el marco de las cosas que están ocurriendo, una alegría como ésta siempre viene bien.

Las buenas noticias se agradecen y más ahora.

Sí. Tanto para nosotros como para toda nuestra familia. Teníamos dos y ahora tenemos tres. Es una alegría para todos.

Desde que se interrumpió la temporada y con el confinamiento, habrá tenido tiempo para todo, incluso para el baloncesto.

Sí he dedicado bastante rato. En mi casa mi mujer tuvo que cerrar el negocio y nos organizamos. Como suelo madrugar, por la mañana aproveché para hacer cosas que durante la temporada no da tiempo como ver otros jugadores, otras ligas, preparar charlas, estudiar inglés.

Pablo Pin, durante un partido Pablo Pin, durante un partido

Pablo Pin, durante un partido / Carlos Gil (archivo) (Granada)

Al poco tiempo de interrumpirse la liga por la crisis del Covid-19 era evidente que la liga no se iba a reanudar. ¿Cuándo empezó a ver que había que empezar a pensar en la próxima temporada?

Nosotros fuimos de los primeros equipos que mandamos a los jugadores para casa. Recuerdo que paramos de entrenar el jueves 11 de marzo con la intención de volver al lunes siguiente porque estábamos preparando el partido ante el Orense, pero cuando vimos que se suspendieron dos jornadas y se empezó a ver que la cifra de los fallecidos aumentaban y aumentaban, tanto el presidente del club como yo pensamos que la liga no se iba a reanudar porque no se podía asegurar la salud de los jugadores, entrenadores, aficionados… Ahí fue cuando nos pusimos con otra mentalidad.

De cara a la próxima temporada, que todavía tiene muchas incógnitas, toca reconstruir un nuevo equipo después de dos años manteniendo una buena base de la campaña anterior.

Pues sí. Creo que es el momento de hacer un poco de reconstrucción. También se verá quien sigue y quien no y a partir de ahí habrá que buscar otros jugadores para reconstruir un poco el proyecto.

Empezar a pesar en ese nuevo proyecto no debe ser fácil con todas las incertidumbres que hay a día de hoy, pues no se sabe ni cuándo empezará la liga ni cómo será la competición.

Es muy complicado. Los agentes ahora mismo están llamando y ofreciendo jugadores. Hay cosas a tener en cuenta como es el presupuesto, que a día de hoy sólo se puede hacer de forma estimada. En nuestro caso hay empresas como Covirán que ya le han dicho al presidente que van a seguir apoyando, pero hay otras que lo primero que tienen que hacer es solucionar sus propios problemas, que bastante tienen encima como para que encima se les llame para ver si siguen el año que viene. A esta incertidumbre económica hay que añadir la que hay en torno al sistema de competición porque no es lo mismo empezar en noviembre que empezar en enero, si será una liga regular larga o si se harán dos grupos. Esto marca mucho a la hora de confeccionar una plantilla.

Incluso hay alguna propuesta que aboga por una liga a una vuelta.

Sí. Sería en el caso de empezar en enero, hacer una vuelta y a su conclusión, el play off. Por eso decía que el sistema de competición es importante porque si la liga es corta hay que buscar jugadores que den rendimiento casi de forma inmediata, además de hacer una muy buena pretemporada para empezar la liga compitiendo desde el primer día. Si la liga es larga se pude fichar a gente que vaya creciendo con la competición. En cualquier caso, todo apunta a que no vamos a tener noticias pronto.

A día de hoy, ¿por qué sistema de competición abogaría?

Para mí lo más importante ahora no es un sistema u otro. Para mí lo importante es que cuando se proponga una fecha de inicio en la que todos tengamos seguridad, no sólo los espectadores, sino también los jugadores y entrenadores. Porque se puede empezar la liga con limitaciones en el pabellón, pero si en algún equipo se contagian tres jugadores el problema sería grave. Mi opinión es empezar cuando haya seguridad de que todo el mundo puede ir al baloncesto y que jugadores y entrenadores tienen el menos riesgo posible. ¿Cuándo será eso? Pues ya lo dirán los especialistas. Es mejor esto a tener que parar la liga porque haya algunos con equipos con jugadores afectados.

Pin sigue atentamente las evoluciones de un encuentro Pin sigue atentamente las evoluciones de un encuentro

Pin sigue atentamente las evoluciones de un encuentro / Carlos Gil (archivo) (Granada)

Lo de jugar sin público, como que no lo ve.

Yo no lo veo. No tendría sentido. Jugar sin púbico es para mí como proyectar una película sin público. Al final, nosotros jugamos para la gente y si la gente no está, qué sentido tiene que nosotros compitamos. Además, el baloncesto no es comparable al fútbol, que tiene una plataforma televisiva en la que se ven todos los partidos. A nosotros nos retransmiten dos partidos y así el seguimiento de la liga es más difícil. Es mejor esperar a cuando se pueda comenzar en buenas condiciones y que la gente pueda ir al baloncesto con la mayor tranquilidad posible.

Volviendo a la configuración de la plantilla, ¿por qué el club no ejerció la opción de 1+1 que tenía con Josep Pérez?

Decidimos no dar continuidad al contrato porque creo que por cómo ha ido este año, lo mejor es un cambio de aires, tanto para él como para el club.

La mayoría de los jugadores han cumplido contrato. Es de suponer que a más de uno se le ofrecerá la continuidad.

Dependerá del presupuesto que tengamos, que marcará lo que podamos hacer y a partir de ahí ver qué jugadores nos interesa que sigan cuáles no. También hay que contar con los intereses que tengan los jugadores.

Con todo el tiempo que ha habido durante el confinamiento, tendrá el mercado bien trillado.

Pues sí. Todo el cuerpo técnico lo hemos trabajado, con objetivos semanales y dividiéndonos las ligas. Por ejemplo, Arturo Ruiz ha visto mucha liga universitaria americana, Zamo Fernández y yo hemos visto muchos partidos europeos y Alberto Puertas, muchos de Iberoamérica. A partir de todo esto nos hemos ido haciendo una buena base de datos de jugadores que podrían interesarnos. Tenemos bastante información y ahora tenemos que filtrarla.

El técnico del Covirán ya piensa en la próxima campaña El técnico del Covirán ya piensa en la próxima campaña

El técnico del Covirán ya piensa en la próxima campaña / Carlos Gil (archivo) (Granada)

¿Cree que la normalidad deportiva llegará aunque sea a medio plazo?

Todo dependerá, creo, si hay vacuna, que no sé si se conseguirá, o que al menos haya un medicamento que contrarreste el efecto del virus. Si se consigue una de las dos cosas sí creo que se podrá llegar a una cierta normalidad. Que volvamos a la situación que había antes lo veo complicado porque creo que la gente ha tomado conciencia de que es todo esto. Hay algunos que tienen poca cabeza y cometen imprudencias, pero la mayoría, después de lo que hemos pasado, ha tomado conciencia del peligro que tiene todo esto.

Falta tiempo para que la Federación diga algo, pero lo que está claro que en la liga de la próxima temporada no va a ser nada igual.

Lo único que sabemos de la Federación es que no hay descensos y que suben tres equipos de Plata, así que a falta de saber qué pasa con los que deberían subir a la ACB, seremos por lo menos una liga de 19, lo que hará que, junto a los grandes proyectos que se quedan en la LEB Oro como Breogán y Mallorca, sea una competición durísima.

La ACB ha puesto condiciones muy complicadas y si finalmente no suben ni Valladolid y Gipuzkoa sería una liga de 21 equipos.

Éste es el tema. Hablando con gente de baloncesto vengo diciendo que me huelo una liga de dos grupos. Pero también me dicen que puede que con esta situación haya equipos que se caigan porque económicamente no puedan salir.

Si echa la vista atrás, ¿qué conclusión ha sacado de lo ocurrido en la pista durante la pasada temporada?

Creo que hay muchas lecciones. Entre ellas el tema de las dinámicas, tanto si es positiva, que hay que intentar alargarla lo máximo posible, como si es negativa, que lo que hay que intentar es cortarla cuanto antes, porque la bola cada semana se hace más grande y cuesta más luchar contra eso. También está el aspecto físico, porque tal como iba la competición quizá nos quedamos por debajo de muchos equipos y en el baloncesto que se hace a día de hoy el nivel físico es altísimo. Esto es muy importante a la hora de construir una plantilla. La primera temporada acabó tan bien que cualquier persona hubiera renovado a los mismos jugadores, algo que ahora, a toro pasado, se puede ver de otra manera. También cosas del estilo de juego, de la configuración de la plantilla, pues en muchas ocasiones este año el campo se nos ha hecho pequeño y hubiéramos necesitado jugadores más manejadores de balón, quizá algún ‘cuatro’ que tire más de fuera. Hemos analizado muchas cosas, tanto positivas como negativas.

Pin, junto a su cuerpo técnico. Pin, junto a su cuerpo técnico.

Pin, junto a su cuerpo técnico. / Álex Cámara (archivo) (Granada)

Aunque la temporada ha sido más corta de lo que debería haber sido, ¿ha tenido tiempo para tener un alegrón y para alguna decepción?

Entre las alegrías hay muchas cosas, como la respuesta de algunos jugadores que te refuerzan como entrenador y en el día a día. Por ejemplo, el trato con Guille Rubio, que es un jugador que está a un paso de la última prueba de sacar la oposición de policía y que ha arrimado el hombro todos los días y, además, dándome su apoyo. Creo que la decepción también pasa un poco por eso, por cosas que esperas de alguien que luego no se dieron, pero ahora no es el momento de tratarlo porque no va me va a aportar nada que diga cosas negativas de nadie.

¿Cómo ve el futuro deportivo del país?

Creo que en España tenemos la suerte de que el nivel de formación de entrenadores, monitores y gente que trabaja en categorías inferiores es muy bueno en general en todos los deportes. El problema estará en la inversión, un aspecto que será complicado porque vienen unos años que económicamente en general vamos a sufrir mucho y habrá cosas más importantes que el deporte en las que habrá que invertir ese dinero, como es la sanidad.

Entonces, el futuro de España no lo ve muy claro.

¡Uff! Suelo ser optimista, pero sinceramente lo veo complicado. Ahora no somos conscientes, pero creo que cuando pase el verano y se cierren los ERTE y se abran los ERE es cuando nos daremos cuenta de todo lo que se nos viene encima. Esto es preocupante. Me preocupa mucho que la política es como un Barça-Madrid, es decir, yo soy del Barça y creo que Cristiano es muy malo o soy del Madrid y pienso que Messi es muy malo. Nos hemos convertido en rojos o en fachas y esto quita mucha capacidad crítica y si no la hay para analizar los problemas que tenemos difícilmente tiraremos hacia adelante. Cuando todo se convierte en extremos, pues estamos jodidos. Tenemos que exigir a todos los políticos que las cosas se hagan en condiciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios